14/02/2003. Discursos y Alocuciones. Comandante Presidente. Palacio de Miraflores, Caracas, Parroquia Catedral, Municipio Libertador, Distrito Capital, Venezuela.

Intervención del Comandante Presidente Hugo Chávez durante acto de entrega de licencias de la Plataforma Deltana

Rafael Ramírez, Ministro de Energía y Minas: Buenas tardes, señor Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez Frías, señor vicepresidente de la República, José Vicente Rangel, ministros y ministras colegas del Gabinete; viceministros, señor gobernador del estado Sucre, Ramón Martinez, excelentísimos embajadores y embajadoras presentes en este acto de todas las Repúblicas amigas que están acá. Doctor Alí Rodríguez, presidente de PDVSA, representante de Chevron Texaco, señor Alí Moshidi; representante de Statoil, señor Marcel Kramer, representantes del gremio empresarial, directivos y miembros del Ministerio de Energía y Minas, y Ente Nacional de Gas, amigos todos. Para mí debo comenzar por decir que es un altísimo honor estar en este acto de otorgamiento de licencias para los bloques 2 y 4 en el Desarrollo Plataforma Deltana.

Es para mí un altísimo honor y satisfacción estar en este salón, lleno de amigos todos de los proyectos de gas, llenos de amigos de la idea de un nuevo planteamiento para el desarrollo de nuestros hidrocarburos, con una visión nacional de desarrollo que a la vez tiene un alto impacto en lo que es el posicionamiento de Venezuela como un proveedor de energía para todo el hemisferio occidental.

Este proceso que hoy culmina en una primera etapa, es producto de un trabajo de un equipo muy numeroso; un equipo de trabajadores de PDVSA que han estado junto con el Ministerio de Energía y Minas elaborando toda la data técnica y toda la planificación para la explotación de nuestras reservas en Plataforma Deltana.

En Plataforma Deltana tenemos una de las concentraciones prospectivas más importantes de concentraciones de gas no asociado en el país; tenemos una concentración que hemos estimado cercano a los cuarenta trillones de pies cúbicos de gas, lo cual es una reserva muy importante que nos permite garantizar en el transcurso de los próximos veinte años ser uno de los abastecedores más importantes de gas para el Hemisferio Occidental, en particular para el mercado norteamericano. Sin embargo, este bloque no lo hemos visto aislado, este proceso forma parte de un plan que es el Plan Nacional de Gas, que el Ejecutivo Nacional ha elaborado en estrecha relación con lo que es el Plan de Desarrollo de la Nación.

En el Plan Nacional de Gas se han venido cumpliendo paulatinamente y con escrupulosa exactitud, una planificación que contemplaba, el año pasado, el otorgamiento de licencias en tierra firme, es un proceso que se dio, fue el primer proceso de otorgamiento de licencia que puso a prueba nuestro nuevo marco legal, la Ley de Hidrocarburos Gaseosos. Igualmente pudimos firmar, a finales del año pasado, el memorandum de entendimiento para el desarrollo del proyecto Mariscal Sucre, un proyecto que contempla la explotación y desarrollo de nuestras reservas en el Norte de Paria y que implica el desarrollo en Guiria de un importante centro industrial gasífero.

El tercer paso va a ser la explotación de Plataforma Deltana. En este proceso y como dije, ha intervenido un importante grupo de ingenieros, trabajadores, tanto de PDVSA, del ente nacional de gas y del Ministerio de Energía y Minas, identificamos una primera área que está encerrada en un bloque de 4.000 kilómetros cuadrados, en el cual, de acuerdo a la configuración de los Yacimientos de Gas que allí se encuentran, dividimos en cuatro bloques.

El proceso, basado en lo que establece la Ley Orgánica de Hidrocarburos Gaseosos, se basó en un proceso de selección entre empresas, una calificación que se hizo de empresas; una calificación de empresas de alto prestigio, de alta capacidad técnica, financiera y de probada experiencia en el desarrollo del gas costa fuera. Igualmente, tuvimos participación acá de empresas que conjugan todas esas características con el acceso al mercado norteamericano, que es un mercado premium para nuestros desarrollos de gas.

El Ministerio de Energía, además de todo el trabajo técnico para la selección de las empresas y la escogencia de las áreas, desarrolló una serie de lineamientos, términos  y condiciones para poder participar en el desarrollo de estos proyectos.

Esto es muy importante, porque de acuerdo a las competencias que le establece la Ley Orgánica, es el Ministerio, el ente encargado de desarrollar estos procesos, no solamente porque estamos garantizando que los mismos tengan la orientación adecuada en relación con el Plan de Desarrollo de la Nación, sino porque además nos corresponde a nosotros administrar, de la mejor manera posible los intereses nacionales nuestros recursos naturales no renovables. Es así como establecimos una serie de términos y condiciones para el desarrollo de estas reservas de gas; entre ellos podemos mencionar los más importantes de que estos proyectos cumplen estrictamente con lo que está contemplado en la Ley como nuestro marco fiscal, tanto por la vía de impuestos como por la vía de regalías.

El segundo aspecto muy importante es que contempla la orientación de la explotación de este gas hacia la industrialización de nuestros hidrocarburos en el país, es decir, estos volúmenes de gas implican todo una concentración de este energético del futuro en el área de Guiria. Nosotros pretendemos que todo el gas del norte de Paria y todo el gas de Plataforma Deltana sea explotado y sea procesado hasta Guiria, para convertir a Guiria en un nuevo polo de desarrollo, lo cual está de acuerdo con nuestro planteamiento de crear en el Eje oriental del país un gran motor industrial en armonía con los propios proyectos que la región y el ambiente contribuya a superar los problemas estructurales que tiene el país. Así, en Guiria, pretendemos ayudar a desconcentrar industrialmente a nuestra nación, a desconcentrar poblacionalmente a nuestra nación,  y contribuir a formar en Guiria un gran centro gasífero que no solamente va a procesar el gas que vamos a poder extraer en el norte de Paria y Plataforma Deltana para para su exportación, sino que además nos va a permitir abastecer y garantizar en el largo plazo el suministro de gas   a nuestro mercado interno, pero además de eso, desarrollar aguas debajo de estos procesos de gas, toda una industria petroquímica y toda una industria relacionada a los negocios del gas.

Un aspecto importante de estos términos y condiciones, son los lineamientos de participación nacional. En ellos, debo agradecer el apoyo decidido de la Cámara Petrolera y la alianza empresarial petrolera donde trabajaron junto con el Ministerio de Energía y Minas para establecer un conjunto de términos y condiciones que garanticen que estos procesos de apertura cuenten con una altísima participación de nuestro capital nacional.

Nosotros consideramos que estos proyectos son una segunda oportunidad de relanzamiento industrial de nuestro país. Estos proyectos requieren una gran cantidad no solamente de mano de obra, sino además de bienes y servicios y desarrollo tecnológico que pretendemos, de acuerdo a estos lineamientos, sean desarrollados en el país y tengan una altísima participación en nuestro capital privado nacional que pretendemos desarrollar como fuerza motor del desarrollo sustentable en la nación.

Igualmente, estos términos que están establecidos en estas licencias contemplan la creación de un fondo, justamente para el desarrollo de nuestro capital nacional.

Un fondo que corresponde a un porcentaje de la inversión que está contemplada acá y eso nos va a permitir darle sostenibilidad en el tiempo a estos esfuerzos en el desarrollo industrial.

Finalmente, quiero agradecer a las empresas que fueron seleccionadas, empresas muy importantes que tienen importante historial en Venezuela, muchos años de relación con nuestro país, importantes inversiones.

Quiero agradecer la confianza demostrada tanto en el proceso de selección como en el marco legal, así como en el plan en el cual estamos embarcados de desarrollar nuestro país. Igualmente para PDVSA significa el primer proceso de producción y explotación de gas costa afuera, lo cual para el país es un nuevo horizonte. Nosotros tenemos más de cien años de explotación de hidrocarburos en tierra firme, ahora se nos presente frente a nuestras costas un territorio extenso que aún está virgen y que está pleno de riquezas que pretendemos utilizar para el desarrollo nacional. Para PDVSA, para la nueva PDVSA que ha atravesado terribles momentos y que estamos rescatando de las acciones de sabotaje que pretendían sumergirla en el destrozo, se crea una nueva oportunidad, un nuevo reto, y yo estoy seguro que los nuevos gerentes y el personal que está al frente de las operaciones lo asumirá plenamente para que esto se convierta en una oportunidad más para el país.

Quiero agradecer, en nombre de todos los funcionarios del Ministerio de Energía y Minas, en nombre de mis colegas ministros, el tremendo esfuerzo que hemos hecho para concretar este proyecto y para seguir avanzando, en lo que es el proceso de apertura de gas.

Muchas gracias.

Alí Moshiri, Presidente Chevrón-Texaco Latinoamérica: Presidente Hugo Chávez Frías, vicepresidente José Vicente Rangel, ministros, doctor Rodríguez, embajador Shapiro, y otros distinguidos miembros del Gobierno  y del Cuerpo Diplomático, miembros de la directiva de PDVSA, ministro de Energía y Minas, damas y caballeros.

Hoy se marca el fin de un proceso y el comienzo de otro. El primer proceso  fue concebido para adjudicar la licencia de exploración de la Plataforma Deltana, y Chevron-Texaco se siente muy complacida de haber sido seleccionada como titular del bloque 2. El segundo proceso es la exploración del bloque, seguido del desarrollo de una nueva industria para Venezuela. Cada paso del proceso tiene sus complejidades y se necesita tiempo, si ha de realizarse correctamente. Lo determinante para el éxito de cada fase es seguir el proceso a cabalidad y que este sea transparente.

Mucho se ha dicho a la luz pública en días recientes, acerca de la Plataforma Deltana y el proceso de adjudicación de las licencias.

Chevron-Texaco, en calidad de una de las compañías de energía integrales más grande del mundo, puede dar fe y garantizarles que el proceso ha sido transparente y cónsono con todas las legislaciones pertinentes. Si no lo fuere o si sospechara de su integridad, Chevron-Texaco no habría participado. Chevron-Texaco no es nueva en Venezuela, nuestra historia de trabajo con el pueblo venezolano se remonta a más de sesenta años. Cuando regresamos a este país en 1996 fue con la intención de permanecer en él en el largo plazo y participar en el desarrollo de la industria petrolera y gasífera de Venezuela. Es por ello que nuestra sede regional para América Latina se encuentra ubicada en Caracas. En Chevron-Texaco, nos importa muchísimo nuestra reputación y nuestras relaciones. Hemos construido esas relaciones en muchas áreas, como resultado de nuestra considerable experiencia operativa en Venezuela, así como en más de cien países, en donde hacemos negocios trabajando con distintos gobiernos y compañías petroleras nacionales.

Permítanme centrar ahora mis observaciones en tres áreas significativas para quienes participamos en la Plataforma Deltana. Primero, el área del contenido nacional. Chevron-Texaco, está muy familiarizada con las destrezas y capacidades de los proveedores de servicios y fabricantes nacionales, debido a las cuantiosas inversiones que ha realizado en los proyectos Boscán, El Campo LL652 y Hamaca.

Para nosotros, las compañías venezolanas representan algo más que un nombre en una lista, en un papel, son empresas que realmente hemos llegado  a conocer a través de una estrecha cooperación. Chevron Texaco ha invertido más de mil ochocientos millones de dólares en Venezuela en los últimos siete años, tan sólo en el año 2002 gastamos mucho más de 150 millones de dólares en la región de Maracaibo con compañías venezolanas.

Más del noventa por ciento del personal de la organización Chevron-Texaco es venezolano y ofrecemos empleo permanente a más de 1.200 ciudadanos de este país. Nuestra filosofía es que el contenido nacional significa más que cumplir con una obligación contractual. Lo usamos porque tiene lógica comercial y porque nos vincula a la comunidad empresarial nacional y al pueblo en general. Y tal seguirá siendo nuestra filosofía a medida que avanzamos en la Plataforma Deltana.

El firme compromiso que tiene Chevron-Texaco de fomentar el desarrollo  de destrezas de contenido nacional para la industria del gas  costa fuera, quedará demostrado una vez más con nuestra contribución inicial de un millón de dólares al Fondo para el Desarrollo de Hidrocarburos del Sector Privado. Segundo, en el área de la responsabilidad corporativa, nosotros en Chevron-Texaco valoramos altamente las relaciones que hemos fomentado con las comunidades nacionales y nos enorgullecemos de ser los primeros en contribuir al mejoramiento de las condiciones sociales de las áreas donde operamos.

Desde nuestro regreso a Venezuela en 1996 hemos dedicado más de seis millones de dólares en Programas de Desarrollo Comunitario que incluyen la construcción de hospitales, clínicas, orfanatos, ancianatos, así como aportes para museos, programas culturales, vigilancia ambiental y muchas otras actividades. Uno podría decir que lo hacemos porque tiene buen sentido comercial apoyar a las comunidades donde operamos, lo cual es cierto, pero también lo hacemos porque es lo que se debe hacer.

Tercero, Chevron-Texaco aporta sus conocimientos sobre el mercado y el negocio del gas natural a escala mundial como una de sus ventajas competitivas. Chevron-Texaco cuenta con más de cincuenta trillones de pie cúbicos de reservas de gas y produce 4.300 millones de pie cúbicos diarios en muchos países.

Somos uno de los distribuidores más grande de gas natural en América del Norte y dueños del sistema de distribución de gas Henry Hope en los Estados Unidos. Aportamos también la sólida posición de la que gozamos en el negocio de regasifición de gas natural licuado en las tres costas de los Estados Unidos, la del Atlántico, el Golfo de México y el Pacífico porque se espera que la demanda de gas en los Estados Unidos aumente más de diez mil millones de pie cúbicos para el año 2010.

El gas natural licuado de la Plataforma Deltana será destinado a los Estados Unidos para satisfacer esta inmensa demanda. No nos cabe duda alguna de que gracias a nuestra alianza con PDVSA el apoyo de los contratistas nacionales y el talento de nuestros empleados y contratistas venezolanos, el bloque 2 será todo un éxito.  Con la Plataforma Deltana, Venezuela comienza a entrar al mercado del gas natural licuado y a ampliar el suministro energético a los Estados Unidos.

El éxito del proyecto depende en gran medida de la cooperación de todos: compañías internacionales, gobierno, PDVSA, contratistas nacionales y en especial de todos los venezolanos. Esperamos que nuestras relaciones sean duraderas y fructíferas.

Muchas gracias.

Marcel Kramer, Presidente de Statoil Venezuela, AS: Señor Presidente de la República Bolivariana de Venezuela; señor vicepresidente, señores ministros y viceministros, señor presidente de Petróleos de Venezuela, excelencias, honorables invitados.

Ha transcurrido bastante tiempo desde que conversamos por primera vez con la autoridades sobre la posible participación de Statoil en el desarrollo costa fuera de Venezuela. Ya formábamos parte de otros proyectos importantes en Venezuela, como Sincor y nuestra iniciativa fue muy bien recibida.

Venezuela expresó su interés a la experiencia y forma de trabajar de Statoil. Como compañía extranjera tuvimos que entender las necesidades y oportunidades de un desarrollo costa fuera en Venezuela; para ello, trabajamos muy de cerca por varios años, con muchos profesionales venezolanos, equipos de expertos de PDVSA y otras compañías venezolanas. Valoramos altamente su experiencia, arduo trabajo y entusiasmo.

Todos ellos entendieron cuán importante es este proyecto para la futura participación de Venezuela en el muy competitivo mercado energético internacional. También conversamos qué podría aportar la larga tradición de Noruega en desarrolloso costa fuera  a Venezuela, a su industria y a su gente.

Ese país nórdico, una vez una de las naciones más pobres de Europa, ha experimentado un significativo progreso tecnológico, así como un considerable desarrollo industrial.

El acelerado crecimiento del sector costa fuera se tradujo en beneficios sociales y económicos para la gran mayoría de los noruegos. Se creó un Fondo Petrolero con el que los noruegos preservarán parte de sus ingresos para las generaciones futuras.

Statoil es un ente comercial, el mayor accionista es el gobierno noruego. La compañía ha jugado un papel importante en al construcción del capital nacional del país. Al estudiar el pasado petrolero noruego nos damos cuenta que se requieren muchas década de trabajo para lograr este tipo de desarrollo.

Agradecemos a Venezuela que después de un proceso licitatorio transparente, si nos brinda la oportunidad de continuar trabajando con nuestros homólogos venezolanos. Es muy importante para Venezuela que este proyecto arranque lo más pronto posible. Aquí también se requerirán muchos años de arduo trabajo.

En la primera fase que se llevará  a cabo en cuatro años necesita un ambicioso y complejo proyecto de exploración en aguas profundas. Podemos asegurar que aplicaremos nuestras mejores habilidades y tecnologías para hacer de este proyecto de exploración un éxito para toda la Nación.

Deseamos con fervor que pasada la etapa exploratoria podamos celebrar los exitos totales positivos de esta fase. Esto nos dará la oportunidad de avanzar juntos hacia del desarrollo del campo y la comercialización. Como saben, PDVSA tiene la opción de participar hasta en un 35% en esa etapa de proyecto. Esperamos este placer con una relación de negocio duradera con PDVSA y con muchas otras compañías venezolanas. Esta asociación beneficiará también el desarrollo de la industria venezolana, así como a la comunidad entera.

El desarrollo sustentable tiene muchas fasetas, nuestra meta es lograr que Venezuela pueda disfrutar de los beneficios de un exitoso proyecto como lo es la Plataforma Deltana.

Como siempre, seremos leales a nuestros principios sobre operaciones seguras, ambientalmente responsables y de construir buenas relaciones con las comunidades a las cuales operamos. El entrenamiento profesional y la transferencia de tecnología será una parte integral de nuestro trabajo. También esperamos mantener una buena relación con la Cámara Petrolera, y con otras cámaras activas en el país, cotinuaremos brindándoles apoyo para promover el fortalecimiento de las relaciones con sus homólogos noruegos. Por último, pero no menos importante, Statoil aumentará el número de programas de responsabilidad social y de esta forma seguiremos contribuyendo con el desarrollo sustentable del país.

Señor Presidente, más allá de todos los aspectos técnicos y comerciales nuestra ambición es contribuir positivamente con el futuro de todos los venezolanos al participar por muchas décadas en este ambicioso proyecto.

Muchas gracias.

Alí Rodríguez Araque, presidente de PDVSA: Ciudadano Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, ciudadano vicepresidentes, ministros, queridos socios de las empresas que hoy comienzan a compartir con nosotros nuevas experiencias, ciudadanos embajadores, amigas, amigos, amigos de la prensa. Nunca es tarde cuando la dicha llega, dice el viejo refrán popular, y si en algún momento tiene pertinencia una expresión como esta, hoy precisamente cobra toda su validez, no solamente porque estemos celebrando el día de San Valentín, el día de Los Enamorados, sino porque como ya lo ha expresado el Ministro y quienes comparten con nosotros esta nueva experiencia, después de varios años de arduo trabajo donde estuvo empeñado el mejor esfuerzo de los técnicos de PDVSA, del Ministerio de Energía y Minas y también de nuestros socios, culminamos una fase, un nuevo hito muy importante en lo que es el alineamiento de Venezuela hacia una de las principales tendencias que hoy marcan los más importantes cambios en la realidad energética mundial.

Aun cuando el petróleo va a continuar ocupando el lugar principal para los próximos veinte años, como principal fuente energética del mundo, le seguirá el gas que va a representar, según las proyecciones de la Agencia Internacional de Energía y también de la OPEP, va a ocupar alrededor de un tercio como fuente energética en el mundo, lo cual marca el tremendo impetu que va a tener la producción gasifera y dentro de la cual Venezuela va a ocupar un espacio creciente.

Con estos aportes que solamente provenientes de estos dos bloques se dan a las reservas de gas probadas en Venezuela, tendremos cerca de unos 200 billones de pie cúbicos, con la circunstancia de que se estará cambiando también la composición de las reservas gasíferas de Venezuela, toda vez que el 91% de las importantes reservas de que disponemos están representadas  por gas asociado lo cual le confiere una cierta inflexibilidad para disponer de volúmenes para un mercado que incluso domésticamente es creciente y que obviamente en escala planetaria es de una proyección que puede tener o va a tener crecimientos cada vez más importantes.

De manera que Venezuela, con estos pasos que estamos dando, va a ocupar posiciones cada vez más relevantes en el ranking mundial de los principales proveedores de gas y de energía a nivel mundial, con la ventaja ya señalada de nuestra proximidad a el más importante mercado energético del mundo como lo representan Norteamérica conjuntamente con la Unión Europea.

Un aspecto que quisiera resaltar en estos nuevos convenios, en estas nuevas licencias, es de que además ellas están inscritas en lo que son una de las principales estrategias en el diseño de nuestra política esto es una creciente participación del sector nacional, toda vez que estamos totalmente convencido e identificados con la idea de que sin un vigoroso proceso de formación de capital nacional, será extremadamente difícil, por no decir imposible, alcanzar niveles de desarrollo de la economía nacional que sirvan al mismo tiempo para incrementar la calidad de vida de la población venezolana.

Pero además, hay que agregar la circunstancias de que se está inaugurando una nueva experiencia, novedosa para nuestro caso, como es la exploración y la producción costa afuera con las destrezas tecnológicas que podemos obtener de dos importantísimas empresas como es el caso de Chevron-Texaco, y también por supuesto de Statoil, que han acumulado, como bien se sabe, importantísimas experiencias a nivel mundial. De manera que podría decirse que a licencias de esta naturaleza no se le pueden encontrar sino virtudes y estoy seguro que el esfuerzo realizado por los técnicos de PDVSA, por el Ministerio de Energía y Minas, por nuestros socios, en fin, por todos aquellos que han concurrido en la elaboración de estos proyectos, alcanzarán muy pronto, muy positivos frutos tanto para nuestros socios como también por supuesto para la Nación venezolana. Felicitaciones entonces a nuestros técnicos, felicitaciones a los miembros del Ministerio de Energía y Minas y felicitaciones a nuestros socios y que tengan por supuesto junto con nosotros muchos éxitos positivos para ambas partes. Gracias.

Presidente Hugo Chávez: Creo que ya se dijo casi todo. Vamos a ver qué digo yo. Ciudadano José Vicente Rangel, vicepresidente ejecutivo de la República Bolivariana de Venezuela, felicitaciones, quedó muy bueno, quedaron muy buenos los actos de reivindicación de ese patriota que fue el general Cipriano Castro gracias al trabajo del vicepresidente José Vicente Rangel y la Comisión Nacional y Regional que trabajó para que hoy rindiéramos tributo.

Quisimos hacerlo en diciembre pero como fue el golpe de diciembre, el golpe continuado, el terrorismo desatado, el sabotaje, entonces le pedimos permiso a Cipriano Castro para diferir los actos y hoy en justicia hemos llevado sus restos al Panteón Nacional, porque fue un patriota en verdad, un patriota.

Anoche me llegó el libro que tú me enviaste y lo leí en la madrugada a vuelo de pájaro y es impresionante como aquel hombre se plantó en defensa del interés nacional porque aquel bloque que se levantó un día como hoy precisamente, 14 de febrero del año 1903, venían no sólo por la deuda, no, quién puede pensar que la Europa de entonces iba a mover una flota de más de 50 barcos de guerra hacia el Caribe para cobrar una deuda que no llegaba a cien millones de bolívares, aunque en ese tiempo cien millones de bolívares eran cien millones de bolívares, pero era una deuda ínfima, así que no era la deuda, era una deuda antigua de España de cuando la Colonia, porque España reconoció nuestra independencia fue en 1840 fue que vino España a reconocer nuestra independencia y en los acuerdos que se hicieron Venezuela aceptó una deuda creo que de cómo se llama el Capitán General aquel, Emparan pidió un préstamos y entonces nos lo cargaron a nosotros, no, creo que una vez vino por ahí Fray Bartolomé de las Casas y también pidió un préstamos y nos lo metieron, esa deuda de nosotros es vieja y nos han sumado deuda de ese tipo, imagínate.

Entonces no venían por la deuda, venían porque querían, querían algunos países de la Europa imperial de entonces adueñarse de la isla de Margarita, un país que no tenía Colonia en el Caribe quería su isla pues. Y otro país de aquellos quería meterse por el Orinoco, viejo sueño de algunos y adueñarse de El Dorado, todo lo que hoy es Guayana y las riquezas de Guayana. Y otro país le tenían la vista puesta a lo que hoy es el Golfo de Venezuela, imagínense las riquezas que hay por allí. Así que no venían por la deuda, venían por el territorio, la participación del gobierno de Roosevelt fue muy importante, muy importante aplicando la América para los americanos, principio de Monroe, porque Estados Unidos le dijo a Europa: bueno, está bien pero hasta el agua, no se metan al territorio. Luego unos acuerdos de Washington y luego la historia siguió corriendo, no doy más detalles, la conocemos totalmente.

Pero ¿por qué tumbaron a Castro? Al hombre le dio una infección en los riñones y entonces lo iban a operar aquí, lo comenzaron a hacer una operación quirúrgica, aquí en ese tiempo imagínense una operación quirúrgica al Presidente, lo acostaron en una camilla, le aplicaron el éter, era con un algodón, lo dormían, cloroformo –¿tú operaste con cloroformo José Vicente?- cloroformo, lo acostaban ahí, ahí no había aparato para medir el pulso ni nada de eso, y unos ilustres médicos entonces le hacen la incisión abdominal para comenzar y un cuarto médico le tenía agarrado aquí el pulso para chequear, cuando comienza el hombre a botar algo de sangre, le están haciendo ya la operación, entonces el médico que tiene el pulso dice: ¡no hay pulso!, y de inmediato 15 hombres fuertemente armados sacan las pistolas y apuntan a los médicos: ¡si se muere no salen nadie vivo de aquí, si se muere el enfermo! –imagínense aquel estado de tensión para operar aquel hombre- así que los médicos rápidamente decidieron cerrar la herida que estaban comenzando apenas y no hubo operación, se suspendió el tratamiento quirúrgico ante tal amenaza y ante tal riesgo y ante tal tensión.

Entonces recomendaron que se fuera a Europa a operarse y en ese tiempo todavía en Estados Unidos no había tanto adelanto médico –ni en Cuba tampoco- porque ha podido ir a Cuba o a Estados Unidos, hoy en día hay muchos adelantos aquí también por supuesto, pero entonces se embarcó a Europa y su compadre le dio un golpe de Estado a los tres días, el Vicepresidente, el Vicepresidente.

Yo tengo la suerte de contar, Venezuela tiene la suerte de contar con un Vicepresidente como José Vicente Rangel, siempre lo he dicho, el día del golpe me dijo: Aquí resistimos -y yo tratando de convencerlo de que había que buscar una salida, buscar alternativas- me dijo, yo de aquí no me voy. Entonces busquemos fusiles –a mí no me dé fusil, me defenderé aquí con mis ideas- recuerdo, José Vicente Rangel.

Bueno así que aquel hombre le dieron un golpe de Estado porque se opuso a algunos intereses contrarios al propio interés nacional, era un nacionalista y fue maltratado por la historiografía como bien lo dijo hoy el historiador que dio tremendo discurso allí en el Panteón Nacional. Así que paz a sus restos en el Panteón Nacional donde ha debido estar desde hacía tiempo, don Cipriano Castro.

Ciudadano Ministro de Energía y Minas, demás ministros y ministras del Gabinete Ejecutivo. Ciudadano Ramón Martínez, gobernador del estado Sucre. Gobernadora del estado Delta Amacuro no pudo venir, mandamos un saludo desde aquí, debe estar muy contenta la gente del Delta Amacuro, una de las regiones más deprimidas de Venezuela, de las regiones más pobres de Venezuela, hay una deuda histórica sobre todo con nuestros hermanos los Guaraos, lucharemos y lo lograremos que ahora estos proyectos de desarrollo sean de desarrollo integral, no sólo de la explotación de la materia prima sino que esa explotación de la materia prima se revierta en desarrollo integral para toda la gente que vive allí en esas regiones. Sucre, Delta Amacuro y toda la región nororiental de Venezuela.

Excelentísimo señor Charles Shapiro, embajador de los Estados Unidos de América en la República Bolivariana de Venezuela y personal de la Embajada de los Estados Unidos. Excelentísimo señor Dak Mock Ulness, embajador del Reino de Noruega en Venezuela, y personal de la Embajada del Reino de Noruega. Excelentísimo señora Sheila de Osuna, embajadora de la República de Trinidad y Tobago en la República Bolivariana de Venezuela, y demás miembros de la Embajada.

Ciudadano Alí Rodríguez Araque, presidente de Petróleos de Venezuela y demás directivos, gerentes, funcionarios de esta nueva empresa venezolana, porque Pdvsa está renaciendo ahora con una fuerza infinita. Ciudadanos viceministros, gerentes y funcionarios del Ministerio de Energía y Minas presentes en este acto. Distinguido señor Alí Mouchiri, presidente de Chevron-Texaco Latinoamérica y demás directivos de la empresa, esta empresa hermana, socia y amiga presentes en este acto. Distinguido señor Marcel Kraner, presidente de Statoil Venezuela y demás directivos y funcionarios de la empresa invitados a este acto. Distinguidas personalidades, invitados, invitadas, periodistas, fotógrafos, camarógrafos. Amigas y amigos.

Qué día éste tan bueno y bonito para este acto, ya lo citaba el doctor Rodríguez Araque, el Día de los Enamorados, enamorados somos todos, felicitaciones enamorados y enamoradas de la vida, de la familia, de la pareja, de los hijos, de los viejos, de la patria, de la vida, del amor, de la hermandad. Día de honor, sublime sentimiento, el amor debe ser el primer sentimiento que reine en el alma, en los corazones, las mentes, en el cuerpo y en los espacios de la vida humana. Amor, amor, amor. Que viva el amor, ojalá que el amor reine en todas partes y entonces nos acercaremos al Reino de Dios que debe ser el reino del amor para vivir todos como hermanos, donde podamos vivir en condiciones de igualdad, de seguridad, de dignidad, de justicia, de fraternidad.

Bien, y este acto es un acto histórico y con esto no pretendo ser meramente retórico, en verdad es un acto histórico. Teníamos la idea de hacerlo por allá en la Plataforma Deltana, pero decidimos al final hacerlo aquí por razón de tiempo y otras cosas pero vamos a ir a la Plataforma Deltana, vamos a ir allá, yo les invito a todos, ya estuvimos hace varios meses por allá en nuestra plataforma flotante de Pdvsa allá en el Delta, en el Atlántico venezolano. Ciertamente es un día histórico esta entrega de la buena pro a estos amigos directivos de Chevron-Texaco y Statoil.

Tiene una serie de implicaciones este acto, pero muchísimas implicaciones. Una de ellas, para Venezuela toda, este acto hoy 14 de febrero aquí en Palacio, es un signo de victoria; victoria que concebimos o asumimos con humildad, pero victoria al fin, victoria de un pueblo, victoria de una sociedad, victoria de los trabajadores, victorias de gerentes, técnicos, directivos, pensadores; victoria de una República, victoria de una Fuerza Armada, victoria de un país, pues. Y humildemente, humildemente, pero hay que decirlo, porque desde algunos espacios se pretendió, así como en abril, o así como hace un año, porque ya hace un año por estas alturas andaba galopando la conspiración para derrocar este Gobierno y acabar con la República, y con el Estado y con la Constitución, y con nuestras leyes, y sembrar, porque es lo que pretenden algunos sectores irracionales, sembrar en Venezuela una era de anarquía y de caos. Han fracaso y fracasarán, no van a lograrlo.

Pero ni que junten todos los millones de dólares que puedan juntar, ni que hagan lo que hagan podrán torcer el camino de Venezuela, el camino de la justicia, el camino que se ha dado un pueblo en paz y en democracia.

Así como en abril, pues, igual pasó desde los meses de diciembre del 2001, enero del 2002, febrero y marzo del 2002, estuvo gestándose lo de abril, que luego asomó su rostro horripilante aquel día 11 de abril.

Luego los meses de mayo y ju­nio, y julio y agosto, y septiembre y oc­tubre, y noviembre también, fueron me­ses en los cuales estos sectores irracionales, golpistas, fascistas, terroristas, continua­ron redimensionando sus planes y entonces tomaron como escenario principal a Pdvsa, y lanzaron la más grande operación de terrorismo y de sabotaje que Ve­ne­zuela haya conocido en toda su historia. En la cual se pretendió detener el corazón económico del país, y con ello generar un caos de consecuencias impredecibles, que permitiera en su desarrollo destructivo de­rro­car al Gobierno y echar abajo un proyecto constitucional pacífico y democrático. El mismo objetivo de abril, solo que con otros medios, articulando medios pa­recidos pero con otra vía, de otro modo, de otra manera, buscando un desconocimiento de las instituciones, buscando una manifestación violenta de algunos sectores militares, de todo eso se trató la conspiración mortal de diciembre de 2002.

Este acto de hoy es resultado y parte de una victoria, de la victoria contra esa tre­menda y terrible conspiración. Pero mu­­cho más allá también es una victoria de tanto esfuerzo en los últimos meses, en los últimos años, para darle inicio a una nue­va etapa en el proceso económico ener­gético nacional, dentro de la visión es­tra­tégica que está prevista y está en mar­cha en los proyectos de la revolución pací­fica y democrática bolivariana.

Uno de los retos más grandes que tenemos no­so­tros, y lo estamos asumiendo, y lograre­mos trascenderlo, es dejar atrás un mode­lo económico que no sirvió, que no sirve pa­ra cumplir las metas de lo que de­be ser un modelo económico: gene­rar ri­queza, dis­­­tribuir la riqueza, generar -decía Bolívar- felicidad a todos; grados óptimos de desarrollo integral en lo social, en lo económico, en lo técnico; desarrollo inte­gral, desarrollo sustentable decían ustedes.

En Venezuela eso no ha ocurrido, a pesar de que tenemos más de 100 años explotando y luego exportando petróleo, y a pesar de que Venezuela ha sido beneficiada con tamaño caudal de riquezas y de ingresos, como olvidar la frase aquella del doctor Uslar Pietri, en sus últimos años de vida, cuando escribió aquello: “La­pidario”.

En Venezuela se evaporaron o se perdieron recursos equivalentes a 15 veces el Plan Marshall, 15 planes Marshall se evaporaron aquí. ¿Dónde están? ¿Dónde están los recursos de todo el Siglo XX? Sólo del petróleo. Suficientes para ha­ber construido una sólida República, una sociedad de integrados, una sociedad de una clase media productiva, educada, instruida; para haber generado en el Siglo XX o haber construido un país de iguales, un país de igualdades y no de desigualdades, un país de justicia y no de injusticia.

Este acto también tiene esa significación. También este acto refleja el alto grado de confianza del mundo en Venezuela, del mundo; de los países del mundo: de América de Europa, en este caso de dos países con los que nos unen profundos nexos de amistad, de cooperación, intereses comunes, los Estados Unidos de Norteamérica y el Reino de Noruega. Y estas dos empresas que tienen cada una su propio perfil: Chevron-Texaco, con una larga trayectoria, una empresa privada; y Statoil, con una larguísima trayectoria también, pero empresa pública, empresa estatal. Dos países con un grado de desarrollo apreciable e importante, con un alto grado, un alto nivel de vida, de los más altos del mundo. Países con una sociedades dinámicas, integradas.

Bueno, nosotros también queremos serlo y podemos serlo, esa es nuestra lucha, es nuestra lucha. La de hoy es la lucha de los pueblos del mundo, decías tú hermano que Noruega hace 50 años, 80 años, era un país pobre; Estados Unidos hace 100 no era la potencia que hoy es, hace 200 muchos menos; nosotros no queremos ser la potencia que son los Estados Unidos, pudiéramos serlo, pero no queremos serlo así tanto ¿no? Sí, pudiéramos serlo. El sueño de Bolívar era ese, el mismo de Washington, pero en el Sur.

¿Qué era la Gran Colombia? Era el sueño de la integración de un gran bloque. Los Estados Unidos no serían la potencia que son hoy si no hubiesen conservado su unidad geopolítica, y pasaron hasta por una guerra de secesión de no sé cuántos muertos, y cuántos problemas internos, pero lograron conservar la unidad. Que fue uno de los grandes logros de Cipriano Castro, por cierto, recuperó la unidad geopolítica del país, Venezuela estaba partida en pedazos. El sueño de Bolívar era... Bueno, imaginemos, imaginémonos por un instante que existiese una República en Suramérica, una, conformada por el inmenso territorio que hoy ocupamos Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia y Panamá, que era parte como sabemos de Colombia también. Todo un arco, del Atlántico al Pacífico, incluyendo el Canal de Panamá, y uno de los reservorios de energía más grandes del planeta, porque todos somos países petroleros y gasíferos: Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia, un inmenso caudal de riquezas. Bolívar tenía esa gran visión. Mas no pudieron.

Los que tenían la visión de Washington allá en Norteamérica parece que eran bastantes, Washington no se quedó solo. Bolívar se quedó casi solo al final, mataron a Sucre que era uno de los que interpretaba mejor el proyecto de Bolívar, y al final murió solo, traicionado, y se partieron en pedazos estos pueblos y estas re­pú­blicas. Y aquí estamos hoy, todavía par­tidos en pedazos, todavía pendiente -co­mo dijo Martí- de hacer la integración, la unión, no hay otro camino que la unión, no hay otro camino que la integración. Habrá que tipo de integración, pero la integración. Ahora, cuidado con el tipo de integración, pero la integración. Nos toca debatirla, nos toca precisarla, impulsarla.

Bien, así que este acto es un sello más, y agradecemos la confianza de los Estados Unidos, y en este caso la empresa Chevron-Texaco y todos sus directivos, su s trabajadores, su confianza en Venezuela. Y tengan la certeza que no les vamos a defraudar. Igual agradecimiento y palabra, el reconocimiento al Reino de Noruega y a la empresa Statoil, a su Gobierno, a sus respectivos Gobiernos.

Y tengan la seguridad, señores embajadores, embajadora de Trinidad y  Tobago, igual el mismo afecto, el mismo cariño al primer ministro y a su empresa petrolera y a su camaradería y compañerismo, no dudaron en mandarnos un barco lleno de gasolina, aunque los cacerolearon allá en la embajada ¿no? Pero... Sí, aquí llegaron... Hasta la irracionalidad de estos grupos fascistas, eso ya es fascismo, eso no es oposición política, mentira, eso es una cosa horrible ¿no? fascismo.

¿A la embajada de ustedes no fueron, Shapiro? Gracias a Dios que no se acercaron por allá. Había un plan para cacerolearlos también.

Claro, pero y cuántos barcos no han mandado los Estados Unidos a buscar petróleo, esta gente quería que aquí no entrara ningún barco, han venido como 40 barcos de los Estados Unidos a buscar petróleo. Hemos mandado como 20 mi­llones de barriles de petróleo a los Estados... Gracias a los Estados Unidos. Un barco de los Estados Unidos y de otras partes del mundo. Y la embajada de Brasil, esa le ha tocado su ración de cacerola, porque nos vendieron un barco de gasolina, y entonces atacan a Lula, pero no fue Lula, aunque Lula ayudó, fue Cardoso, era Presidente Cardoso todavía.

Ahora, muchas gracias y díganle -les ruego- a sus gobiernos que no les vamos a defraudar. Y lo primero que les aseguro es que de aquí no nos vamos a ir, pues, para que no se sientan defraudados mañana: “Oye, Chávez se fue y nos dejó ahí con el negocio hecho”. No, no nos vamos a ir de aquí, no los vamos a defraudar. Puede decirle al Presidente Bush que no lo vamos a defraudar, que vamos a seguir gobernando este país en democracia y en paz, y ejerciendo autoridad, así como él la ejerce allá, igual al rey de Noruega, al Primer Ministro, y al Primer Ministro de Trinidad y Tobago. Y aquí hay un Gobierno gobernando y seguirá gobernando en el marco de la Constitución y de las leyes nacionales, respetando los derechos humanos, respetando la democracia, respetando la libertad de expresión, pero no permitiendo el abuso y el atropello.

Bueno, vean ustedes, vean ustedes lo que son... Este problema gravísimo que tenemos en Venezuela, con excepciones, pero son eso excepciones, los llamados medios de comunicación. Todos somos testigos, y ustedes tan testigos son, que lo han reflejado de manera sincera, noble y valiente en sus palabras, cuando ha dicho Chevron-Texaco que si el proceso de licitación no hubiese sido transparente ellos no hubiesen participado, y estoy seguro lo mismo dice Statoil.

Ah, pero aquí se desató, dentro de esta locura mediática, que no tiene respeto ni por nada ni por nadie, unas televisoras que perdieron la razón, unos dueños de televisoras que no tienen respeto ni por nada ni por nadie, por Constitución ni por ley, ni por nombres ni por apellidos, ni por países, ni por gobiernos ni por nada; porque parecen que se han puesto locos, entonces arremetieron contra el Proyecto de la Plataforma Deltana porque les duele, porque es una derrota para ellos para sus bastardos intereses y porque es una victoria para el interés nacional porque es una victoria para el país, porque es una victoria para Chevron/Texaco una victoria para Statoil, y para todos los técnicos y funcionarios de Pdvsa y del Ministerio de Energía y Minas y del Gobierno Bolivariano que hicieron posible en un esfuerzo conjunto y muy intenso este acto de hoy, y la entrega de la buena pro para que comienzan ustedes ya a partir de hoy, la exploración de aquellos miles de kilómetros cuadrados de nuestro mar territorial en la Plataforma Deltana.

Entonces empezaron una campaña, una campaña tratando de desprestigiar el proyecto, tratando de confundir a empresarios o a empresas y a países diciendo entre otras cosas la gran mentira, ellos saben que es mentira porque uno puede convenir que algún medio de comunicación se equivoque y ¿bueno?, diga algo que no es cierto y luego se le pueda demostrar que está equivocado y rectifique pero no, aquí no hay equivocación, es todo un plan deliberado de mentir, de confundir a la opinión pública nacional y a la opinión pública internacional acerca de lo que aquí ocurre cuando a ellos no le gusta lo que ocurre y como no les gusta que haya éxito entonces arremetieron y dijeron que la adjudicación fue a dedo es decir, que Chávez el tirano seguramente sería que hice un acuerdo según ellos ¿no?; no tengo ningún acuerdo de ese tipo con el presidente Bush ni con el presidente de Statoil ni con el Rey de Noruega ni con Statoil de Noruega para dar adjudicaciones a dedo y entonces echaron a correr la versión de que había sido un proceso amañado lleno de corruptelas, bueno es generalmente el ladrón juzgando por su propia condición  “cada ladrón juzga por su condición”. Este ha sido un proceso absolutamente transparente un proceso cristalino y yo los felicito a ustedes por haberlo llevado de esta manera.

Y hoy que gusto entonces después de tanto trabajo tantos desvelos entregar la Buena Pro a State Oil tiene una Buena Pro ahora para explorar un área de aproximadamente 1.000 kms2 debajo de nuestras aguas territoriales a unos 200 metros de profundidad aproximadamente, ahí hay mucho gas no tienen que explorar casi nada que van a estar explorando si ahí hay mucho gas, es como que alguien diga “no, yo voy a buscar a ver si hay monte en la montaña o en la selva un árbol en la selva”. No tiene que explorar mucho. Pero han hecho un gran trabajo ustedes.

Chevron Texaco recibe la buena pro para iniciar el mismo proceso de exploración, y estoy seguro que vamos a estar perforando dentro de muy poco tiempo, en un área aproximada a unos 500 km2 en donde todo indica que hay grandes reservas de gas allí en la Plataforma Deltana.

Nos quedan todavía tres áreas aspiramos compartir algunas con Trinidad/Tobago a quien agradecemos mucho la cooperación de Trinidad/Tobago su experiencia ha sido un gran apoyo, ellos tienen varios años explotando gas, comercializándolo y desarrollándolo. Nosotros estamos comenzando un poco tarde, y es parte del nuevo modelo de desarrollo.

Aquí está contenido un modelo de desarrollo diversificado. Aquí vivimos durante un siglo del modelo del rentismo petrolero solo sacar petróleo venderlo y dame la renta, y ese es el resultado de esta pobreza infinita que tenemos en un país de tanta riqueza un pueblo pobre 80% de pobre pero cómo se explica eso en un país tan rico como Venezuela –por Dios, claro hay una explicación científica se puede calcular matemáticamente y, uno de ellos es que aquí no se desarrolló nunca un sistema económico un sistema es un conjunto de elementos interactuando y generando y aquí solo es un modelo de explicación primario: explotación de petróleo y el gas. Me dicen los expertos que cuando se conseguía gas asociado o libre la opinión de Pdvsa –de la vieja Pdvsa- que no, no valía la pena, eso no vale la pena, estamos es buscando petróleo. Y ahora esta nueva etapa en la que Venezuela está inmersa, este nuevo proyecto integrale de desarrollo viene avanzando a pasos a veces uno piensa que lento, quisiera uno avanzar más rápido pero todo tiene su ritmo todo tiene su tiempo. Pero cuando miramos hacia atrás tenemos ya cuatros años, ya vamos a cumplir 1.510 días de Gobierno el próximo 15 de marzo cumpliremos 1.510 días de haber llegado aquí y cuántas cosas han pasado en 1.500 días y cuántas noches en estos cuatro años y un poco más.

Bueno y desde el punto de vista del gran proyecto la gran estrategia todo va avanzando. Primero fue la Constitución. Y en aquel mismo año en el 99 comenzamos a elaborar el conjunto de leyes para construir el marco jurídico pensando en el desarrollo integral que necesita el país aún antes de tener esta Constitución. En paralelo estaba la Constituyente haciendo este proyecto y estaba el Gobierno Bolivariano elaborando un conjunto de leyes y una de esas leyes fue precisamente ésta la Ley Orgánica de Hidrocarburos Gaseosos aprobada en este Palacio a través del procedimiento de la Ley Habilitante que también estaba en la Constitución anterior. Vean ustedes la aprobamos el 12 de septiembre de 1999 se aprobó esta ley, no existía aún esta Constitución estaba pujando la patria para parirla, pero no había sido parida todavía y nació esta ley, nació al amparo de la moribunda Constitución pero aún moribunda dio pie para elaborar con un gobierno naciente y una patria naciente esta ley que es la que nos ha permitido darle vida a este proyecto si no existiera esta ley no se hubiese podido realizar. Venezuela tenía veinte años y más tratando de iniciar un Proyecto de Gas recordemos aquel tristemente célebre Proyecto Cristóbal Colón el nombre lo empavó también porque ponerle el nombre de Cristóbal Colón hay que respetarlo, esto no es nada contra nadie pero ese señor vino aquí al frente de una invasión una invasión lean a Fray Bartolomé de Las Casas y veremos la realidad nos invadieron ¿bueno? Y entonces el nombre no era como el más adecuado con todo respeto al Almirante Cristóbal Colón pero teniendo nosotros tantos indios heroicos y tanta gente heroica creo que el nombre, ahora le hemos dado el nombre de Mariscal Sucre y ahora sí va a echar adelante ese proyecto el Mariscal Sucre.

Ahora fíjense este detalle lo que establece la Ley Orgánica de Hidrocarburos Gaseosos, porque estábamos conscientes de que hacía falta una nueva Ley de Hidrocarburos. Pero, -aquí está- la nueva Ley de Hidrocarburos es que cargo leyes por todos lados. Esta es la Ley Orgánica de Hidrocarburos pero nosotros estábamos conscientes dentro de la visión estratégica que con la Constitución anterior no podíamos hacer esta ley no nos daba, la Constitución no daba para esta ley o sea para hacer una ley como ésta ha podido hacerse otra, pero una ley del Siglo XXI tenía como requisito necesario una nueva Constitución así que esperamos y esta no la hicimos en el 99, esta la hicimos en el 2001 y esta es una de las famosas aquellas Leyes Habilitantes 2 porque hay unas Leyes Habilitantes 1 que son éstas, estas fueron las que fueron derogadas el día aquel fatídico 12 de abril las eliminaron de un tajo desde este mismo sitio ¡sálveme Dios!

Ahora en el año 99 aprobamos esta ley, era Alí Rodríguez Ministro de Energía y Minas y trabajó muchísimo junto con Alvaro Silva y todo este equipo también Rafael estaba trabajando en el equipo y muchas otras gentes.

Vean y oigan lo que dice el Artículo 22 que es lo que da pie a este proyecto y a los que vienen en una sucesión de inversiones y de proyectos de mucha importancia porque Venezuela va a hacer una potencia gasífera mundial seguro que si, tenemos todo para hacerlo; sí pero una de las cosas que necesitamos es la inversión internacional es la tecnología los mercados la experiencia y estas alianzas estratégicas con estas hermanas empresas del mundo.

El Artículo 22 dice: Las actividades referentes a la exploración y explotación de hidrocarburos gaseosos no asociados, así como la de procesamientos, almacenamientos, transporte, distribución, industrialización, comercialización y exportación podrán ser realizadas directamente por el estado o por entes de su propiedad o, por personas privadas nacionales o extranjeras con o sin la participación del estado.

Anoche tuvimos discutiendo varias horas por cierto Alí Rafael y este servidor en torno no solo a Pdvsa,  a la nueva Pdvsa sino a la estrategia. La nueva estrategia que ahora está comenzando a perfilarse con los cambios estructurales en Pdvsa gracias a los golpistas y en esto les quiero dar infinitas gracias a los golpistas que agradecido voy a estar toda mi vida no quería hacer lo que hicieron, pero nos permitieron reestructurar a fondo Petróleos de Venezuela cuánta corrupción, cuánta ineficacia. Bueno Shapiro imagínate hemos despedido más de 10 mil personas y cualquier pudiera y qué van a importar, van a traer a 10 mil técnicos del mundo. No, no, gente de más cobrando unos sueldos gigantescos y no hacían nada eso sí conspiraban, lo que hacían era conspirar y sacar ofensas contra el gobierno. De ahí del edificio de Chuao mucha gente honesta trabajaba ahí, pero ese era el centro de la conspiración, financiaban movimientos golpistas; ahora están saliendo cosas para una demanda y un juicio histórico.

Pues bien, este artículo 22 entonces nos permite iniciar este proyecto histórico y anoche les decía estuvimos evaluando el panorama y revisando los proyectos y pronto anunciaremos decisiones estratégicas que tienen mucha importancia, por ejemplo este artículo nos da la posibilidad de obtener inversiones internacionales para la distribución del gas por ejemplo, la comercialización del gas, todo lo que dice el artículo de la ley. Así que ahí tenemos un área en la cual adelanto llamaremos en su momento una vez que tengamos mejor definida la estrategia a empresas del mundo a participar en todo lo que es comercialización, distribución, transporte, industrialización y exportación de los hidrocarburos gaseosos no asociados.

Bueno luego fue que vino la Ley Orgánica de Hidrocarburos, el año 2001 como ya les dije, todos sabemos, en la segunda parte de las leyes habilitantes y es una tremenda ley también que nos permite continuar impulsando el proceso de explotación, comercialización de hidrocarburos, del petróleo pero con una visión distinta que es lo que hemos llamado la internalización petrolera, sembrar el petróleo pues, lo que dijo Uslar en términos bien criollos hace más de 60 años, cuando era un joven Ministro del gobierno del general Isaías Medina Angarita: hay que sembrar el petróleo. Pasó todo el siglo XX y no pudimos sembrar el petróleo, hay que internalizar un modelo de desarrollo, hay que diversificar el modelo de desarrollo, tiene que ser un modelo de desarrollo abierto hacia el mundo pero con una fuerza endógena propia y Venezuela tiene fuerza propia para sembrar un modelo integral de desarrollo endógeno y abierto hacia el mundo con alto nivel competitivo, no sólo en petróleo, en gas y todos los derivados del gas, la petroquímica, en petroquímica y en aguas abajo de los procesos de refinación nosotros no hemos avanzado pero casi nada, este siglo tenemos que avanzar, seguiremos sacando petróleo.

Pronto haremos una primera reunión con todas las empresas del mundo que quieran venir para comenzar a definir el marco de negociaciones de Tomoporo, un gigante petrolero allá en el Occidente ¿con cuánto me dijiste que tenía, 500 millones? 500 millones de barriles Shapiro y parece que es liviano el petróleo, parece que la Faja del Orinoco vamos a tener que dejarla para el siglo XX como reserva, seguiremos ahí explotando pero los planes, ahí es cuando los planes cambian Pérez Issa, Jiménez Giusti y todo el equipo de Pdvsa que está por allá, los gerentes de la Pdvsa nueva. Plan en base a lo que está apareciendo, incluso en algunos sitios donde había supuestamente pozos marginales –Dios es venezolano definitivamente, Dios nació aquí, Cristo como que nació aquí, bueno Cristo es de todas partes- pero hay unos pozos marginales donde se pensaba que ya lo que quedaba era el repele –así no se dice por allá, el repele, ya poco petróleo. Resulta que quedaba poco petróleo pero en un nivel determinado del subsuelo, pero al seguir perforando a mayor profundidades con nuevas técnicas que van apareciendo lo que hay abajo es más petróleo, en otros pisos más de un edificio petrolero hacia abajo.

Así que pronto, este año debemos arrancar el proyecto Tomoporo, explotación de petróleo, exportación de petróleo, por supuesto que seguiremos exportando petróleo, Venezuela seguirá siendo un seguro y cada día más seguro suministrador de petróleo no sólo para el Occidente no, también Europa y los países que quieran comprarnos petróleo. Y Venezuela digo será cada día más seguro suministrador o suplidor de petróleo porque la seguridad de un país no descansa en las bayonetas ni en esos regímenes de terror o de dictadura, como esta mañana conversábamos un rato con el delegado para América Latina de la Cruz Roja Internacional, un grupo de personas de Suiza están por allí y les explicaba yo el concepto de seguridad que está recogido en la Constitución Bolivariana.

No es la seguridad aquella de la doctrina de seguridad nacional que bien o mal les valió, pero les valió a los dictadores del Cono Sur y a quienes los impulsaron y los apoyaron para desaparecer miles de personas, para cercenar los derechos humanos a nombre de la llamada seguridad nacional. Aquí no, aquí la seguridad nacional es otra cosa, el fundamento de la seguridad nacional en Venezuela está aquí recogido y el fundamento es la justicia, el fundamento es el desarrollo humano integral, es decir que haya ingreso justo, que haya trabajo, que haya vivienda, salud, educación, la satisfacción de las necesidades humanas es el fundamento más grande a la seguridad de una nación, por eso Venezuela cada día seguirá siendo un país más seguro para las inversiones, un país que cada día se fortalece, un país, una república y un Gobierno y un pueblo que lo ha visto el mundo, hemos resistido la arremetida de fuerzas muy poderosas y aquí estamos y no estamos contra las cuerdas, no, estamos mucho más fortalecidos en lo moral, en lo espiritual, en lo intelectual, en la certeza de que estamos haciendo lo que tenemos que hacer; que hay que corregir cosas, sí, muchas, pero estamos orientados en el sentido correcto, estamos por el camino señalado aquí en la Constitución; fortalecidos en lo político, en lo ético, en lo militar democrático, en lo humano, en lo económico también.

Cualquiera pudiera decir que no, si se queda sólo en el análisis macroeconómico, pero un país que, una república que en dos meses demuestra que a pesar de tamaña conspiración y con alevosía y ventaja como la conspiración, una gran ventaja, tratar de parar Pdvsa desde su propia alta gerencia, oye es una gran ventaja, es como dicen allá en el llano: cantador que toca el arpa, el que toca arpa y canta contrapunteando tiene ventajas, cuando él quiere para el arpa y se acabó el contrapunteo, una gran ventaja y sin embargo no pudieron y no sólo no pudieron sino que ahora la república Venezuela de verdad ahora sí tiene el manejo pleno de la empresa petrolera, no la teníamos y esa es una garantía, un Gobierno que ahora sí maneja, un Estado que ahora sí maneja su empresa petrolera en función de los intereses y de los planes de desarrollo del país y no en función de los intereses de una cúpula tecnocrática que hace sus propios planes, no. Así que todo el mundo sabe ahora que Venezuela tiene una empresa petrolera manejada por el mismo Gobierno, por la misma república y cristalinamente manejada, no con corruptelas y haciendo acuerdos en la oscuridad, no, a la luz del día como se han hecho los acuerdos de la Plataforma Deltana y seguiremos haciéndolos en un futuro próximo.

Pues bien, tenemos que irnos a Maracaibo, vamos a estar por el Zulia hoy y mañana por el Estado Bolívar. Le  pido a Dios que nos siga acompañando a todos, los que aquí estamos y los que representamos a todos nuestros países hermanos, nuestras empresas hermanas y socias en este proyecto. Pronto iremos a la Plataforma, allá al Atlántico porque allí tenemos nosotros, decía el ministro Rafael Ramírez, un nuevo horizonte, un nuevo horizonte, un nuevo frente dentro del proceso de desarrollo integral económico, social, de desconcentración territorial, de equilibrio nacional. Ese horizonte que hoy se abre con la entrega de la buena pro a Chevron-Texaco y Statoil, además por si fuera poco es un horizonte azul, hermosamente azul como la esperanza que nos mueve y como el amor que hoy celebramos en su día.

Muchísimas gracias.