14/11/2009. Encuentros y Coloquios. Actividades Diversas. Teatro Municipal de Caracas parroquia Santa Teresa municipio Libertador, Distrito Capital, Venezuela.

El Comandante Presidente Hugo Chávez entrega condecoración en el acto de solidaridad y a los 5 héroes cubanos

Periodista del Sistema Nacional de Medios Públicos Bien, estimados usuarios y usuarias de Venezolana de Televisión y del Sistema Nacional de Medios Públicos, bienvenidos sean todos y todas a esta transmisión especial que llevamos para ustedes desde el Teatro Municipal de Caracas, en ocasión de celebrarse hoy 14 de noviembre un acto de solidaridad y entrega de condecoraciones a los 5 héroes cubanos que se encuentran secuestrados en Estados Unidos por el imperio norteamericano, ellos son Ramón Labañino, Gerardo Hernández, René González, Antonio Guerrero y Fernando González. Y en la noche el Estado venezolano, a través del Gobierno Bolivariano, ha invitado a sus familiares a este recinto, se encuentran en este evento por supuesto el jefe de Estado venezolano Hugo Chávez. Y ustedes acaban escuchar la interpretación del Grupo Musical La Cantera.

En estos momentos el jefe de Estado venezolano saluda al orador de orden de esta noche, quien es el diputado Earle Herrera.

Los 5 héroes cubanos se encuentran en este momento en cárceles estadounidenses, razón por la cual tanto el Gobierno de ese país, de Cuba, así como el gobierno venezolano están rechazando...

Orador de orden, Earle Herrera Señoras y señores, compañeras, compañeros, compatriotas, acto de solidaridad y entrega de condecoración a los 5 héroes cubanos que se encuentran secuestrados por el imperio norteamericano.

Venezuela con el corazón en Cuba, Cuba con el corazón en Venezuela, vamos ahora a escuchar el Himno Nacional de la República de Cuba.

[Interpretación del Himno Nacional de la República de Cuba]

Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Hugo Chávez ¡Viva Cuba!

Asistentes ¡Vivaaa!

Presidente Chávez ¡Viva Fidel!

Asistentes ¡Vivaaa!

Orador de orden, Earle Herrera Himno Nacional de la República Bolivariana de Venezuela.

[Interpretación del Himno Nacional de la República Bolivariana de Venezuela: Gloria al Bravo Pueblo]

Asistentes [aplausos].

Asistente ¡Viva el pueblo!

Asistentes ¡Vivaaa!

Orador de orden, Earle Herrera ¡Viva Chávez!

Asistentes ¡Vivaaa! [aplausos].

Orador de orden, Earle Herrera ¡Vivan los 5 héroes cubanos!

Asistentes ¡Vivan!

Orador de orden, Earle Herrera Señoras y señores siéntense, pónganse cómodos, relájense. No se pongan ustedes tan tiesos, que aunque este es un acto que fue anunciado como un acto ceremonial, perdió ese carácter una vez que a mí me nombraron padrino de ceremonia.

Asistentes [risas].

Orador de orden, Earle Herrera Que no tengo nada ni de padrino ni de ceremonioso.

En las cárceles de los Estados Unidos están prisioneros 5 hombres, 5 cubanos, 5 latinoamericanos que cuando fueron llevados a prisión oscilaban por los 30 años de edad, tienen 11 años en esas cárceles, con condenas que son una verdadera aberración de un sistema de injusticia.

Los invitamos a ver un micro informativo sobre estos 5 camaradas y compatriotas y compañeros.

[Inicio video micro informativo].

Narrador Desde hace más de diez años 5 hombres cubanos se encuentran injustamente detenidos en prisiones de máxima seguridad en los Estados Unidos. Fiscales y jueces comprados por el lobby anticastrista determinaron que los 5 héroes cometieron delitos de espionaje en ese país, pero la realidad es que Antonio Guerrero, Ramón Labañino, Gerardo Hernández, Fernando González y René González lograron infiltrar agrupaciones terroristas que aún hacen vida en Miami y que han causado muertes y desolación en no pocas oportunidades al pueblo cubano.

El objetivo de los 5 era poner en alerta a los sistemas de defensa de la isla ante las acciones terroristas gestadas por estos grupos, los mismos que provocaron la voladura del avión de Cubana de Aviación, la explosión de combas en famosos hoteles de La Habana en los años 80 y 90, y múltiples atentados contra la vida del líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro.

Pero para ello los 5 debían hacerse ver ante Cuba y el mundo como traidores de la Revolución.

Madre de René González, Irma Teodora Sehwerert René estaba infiltrado entre los peores terroristas. Yo decía, ese no puede ser mi hijo, no puede ser. Y cuando me dijeron que René estaba preso porque había dado el paso que tenía que dar, de decirle a Cuba los actos terroristas que esos canallas iban a hacer en nuestra Patria, yo dije, ese sí es mi hijo.

Asistentes [aplausos].

Narrador Tras conocer la injusticia cometida contra los 5, voces en Cuba y en el mundo se han levantado en rechazo y repudio al encierro arbitrario.

Esta presión generó que el Onceno Circuito de Apelaciones de Atlanta decidiera revisar nuevamente los casos, sin embargo Gerardo Hernández y René González quedaron excluidos de esta revisión, siendo sujetos de una nueva injusticia, el pasado 13 de octubre Antonio Guerrero fue resentenciado, aunque la condena no es tan exagerada como las dos cadenas perpetuas dictadas en el año 98, sus defensores la consideran igual de arbitraria.

Madre de René González, Irma Teodora Sehwerert Pero eso no era lo que él merecía, a Tony tenía que habérsele puesto un avión ese mismo día de regreso a su Patria, eso hubiera sido algo de justicia, porque ya los once años pasados no los paga nadie.

Narrador Según funcionarios del Gobierno cubano a estas alturas no se puede confiar en la justicia estadounidense, la solución es política.

Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba, Ricardo Alarcón de Quesada Yes we can, yes you can mister President. Usted Presidente puede. No sólo puede, sino que debe, que tiene la obligación moral de hacerlo.

Madre de Antonio Guerrero, Mirtha Rodríguez Por muy poco que cada uno de ustedes haga, por mucho que cada uno de ustedes haga, siéntanse felices y honrados de haber participado en esta causa.

Narrador Los 5 fueron juzgados en un país que dice luchar contra el terrorismo, por tratar de evitar actos terroristas. Contradicciones propias del imperio estadounidense.

[Fin de video micro informativo]

Asistentes [aplausos].

Orador de orden, Earle Herrera Las madres, las esposas, las hermanas de estos 5 revolucionarios andan en una cruzada por el mundo hasta arrancarlos de las garras del imperio.

Para yo presentar a una madre no me quedó más que auxiliarme de los poetas, porque yo no tengo las palabras para hacerlo. Y decía José Antonio Pérez Bonalde: “Madre, aquí estoy en aras del destino, me alejé de tu lado una mañana en pos de la fortuna que para ti soñé desde la cuna. Mas o suerte inhumana hoy vuelvo fatigado peregrino y sólo traigo que ofrecerte pueda esta flor amarilla de camino y este resto de llanto que me queda.

Decía el poeta Andrés Eloy Blanco: “Tú eres mi madre que me dice siempre que son hermosos todos mis poemas, para ti soy grande, cuando dices mis versos yo nos sé si lo dices o lo rezas”.

Y decía el apóstol cubano José Martí: "Porque nací de usted con una vida que ama el sacrificio, pero conmigo va siempre en mi creciente y necesaria agonía el recuerdo de mi madre".

Y presento a una madre, a Irma Teodora Sehwerert, madre de René González, en representación de los familiares de los héroes cubanos.

Con ustedes Irma Teodora Sehwerert.

Asistentes [aplausos].

Madre de René González, Irma Teodora Sehwerert Creo que me voy a enfrentar a una prueba de fuego en la noche de hoy, porque las emociones han sido demasiado intensas, y, bueno, me ha correspondido a mí agradecer, en nombre de los familiares, primero la presencia de ustedes aquí, la suerte de poder realizar este hermoso acto que vamos a realizar. Y realmente me venían a la mente que si hemos logrado llegar a este punto es precisamente por todo el apoyo y por la compañía que hemos tenido durante estos largos, sufridos y terribles años de tortura, que han sufrido primero ellos, y junto con ellos nosotros y todas las personas en el mundo de buen corazón.

Y no podemos de dejar de hacer, en esta oportunidad, un poquito y breve recuento de toda esa ayuda que nosotros hemos recibido en todo el mundo. En primer lugar de nuestro querido comandante Fidel, que desde un inicio nunca nos dejó de dar aliento y de darnos la seguridad de que en algún momento los 5 iban a regresar a la Patria; de la dirección de nuestro país, que no nos ha dejado de apoyar ni un minuto; de nuestro querido compañero presidente de la Asamblea, compañero Alarcón, que más que un presidente de la Asamblea ha defendido la causa de los 5 como si fueran sus propios hijos.

Y no podemos olvidar, porque creo que son los principales protagonistas, nuestro querido y sacrificado pueblo cubano que todos conocemos, a todo lo que nos hemos tenido que enfrentar, no nos ha faltado ni un solo segundo el apoyo de nuestro pueblo, prácticamente a veces no podemos salir a las calles, nos demoramos a veces una hora en llegar a tres cuadras, porque todas las madres quieren compartir las lagrimas nuestras y las hemos compartido en millones de ocasiones, todos los niños de Cuba nos besan, nos adoran, todo el pueblo cubano ha seguido esta causa y hemos estado siempre acompañados por nuestro pueblo eso no lo podemos olvidar.

No podemos olvidar también los grupos de solidaridad, aquí tenemos compañeras que estamos mirando y que han sido ejemplo de la solidaridad y creo que precisamente hemos llagado hasta aquí por eso, por lograr que esos compañeros sacrificados en cada rincón del mundo que a veces nos parecía que era imposible poder llegar a tantas personas, han logrado sumar y multiplicar la causa de los 5 en todos los países del mundo y eso no podemos olvidarlo, inclusive en los propios Estados Unidos compañeros que han luchado en condiciones muy difíciles, porque ahí no es fácil hacer solidaridad y la han hecho, han llegado hasta las cárceles de ellos, Gerardo que ha sido el más lastimado de todos, que no ha podido ver a su esposa durante tantos años y no le ha faltado la visita de un solidario norteamericano en la prisión.

Hay ejemplo realmente que nos llenan de emoción solamente de mencionarlos, con mucho dolor en parte tenemos también que mencionar a la prensa, porque no podemos culpar a todos los periodistas, pienso que eso nos ha faltado, nos ha faltado mucho a la divulgación, pero si sabemos que hay periodistas valientes, dignos, que han tocado el tema de los 5 y lo han logrado, pero no en la escala que nosotros necesitamos. Queremos hacer aquí un llamado a todos los periodistas a que no se dejen llevar, a que sencillamente hagan justicia, porque en manos de ellos está que el pueblo norteamericano conozca la causa de los 5, ellos lo pueden lograr y queremos aprovechar también esta tribuna para pedirlo y muy especialmente queremos agradecer al pueblo venezolano, el pueblo de Venezuela y lo puedo decir así, creo que no me equivoco, fueron los primeros que dieron el paso al frente, fueron las primeras voces que se oyeron, fueron los primeros que lograron multiplicar, las instituciones de Venezuela, la queridísima María a quien queremos como una hermana, que sabemos que el tema de los 5 lo toca en cuanta tribuna existe, a todas las instituciones de Venezuela, a todo ese pueblo queremos agradecer también esta oportunidad de estar aquí con ustedes y muy especialmente y no podía faltar a nuestro Comandante Chávez, que también...

Asistentes [aplausos].

Madre de René González, Irma Teodora Sehwerert Que también nos ha acompañado en esta lucha y que también ha mencionado el tema de los 5 en muchísimas tribunas, no los olvidamos, muchos gobiernos también lo han hecho pero necesitamos que se multipliquen más y que sean más las voces que se alcen y agradecer en nombre de Gerardo, de Ramón, de Tony, de Fernando y de René y enviar un abrazo a todos los aquí presentes y los ausentes también que han puesto un granito de arena en esta causa, muchas gracias a todos compañeros.

Asistentes [aplausos].

Madre de René González, Irma Teodora Sehwerert Bueno les voy a decir algo, nosotros pensábamos que íbamos hablar después, al final del acto y entonces no queríamos mencionar la orden que le va hacer entregada a nuestros 5 héroes, pero bueno como me tocó a mi ser la primera tengo que de todos modos mencionarla ¿no? en estos 11 años han sido muchas las distinciones que los 5 han recibido, ustedes no pueden ni siquiera imaginarse, aquí mismo de Venezuela distinciones muy importantes, pero pienso que esta distinción que se va a recibir en la noche de hoy tiene un significado demasiado hermoso, demasiado grande, que realmente no hay palabras y ya nos estamos emocionando desde ahora pensando cuando los 5 conozcan esa gran noticia, cuando las reciba y cuando las puedan tocar con sus manos, ya lo sentimos así.

Pero también pensamos y les podemos garantizar, porque además los conocemos demasiado bien, que ellos la van a recibir con mucha sencillez y un compromiso muy grande que es lo que significa esta orden para ellos y para nosotros los familiares, un compromiso de no claudicar nunca, un compromiso de estar unidos a las luchas todos pueblos, de los humildes y estamos seguros que ellos van a tomarla en esta forma, estamos completamente convencidas de eso y orgullosas de que sea así, de que esta orden la reciben pero sobre todo por el deber cumplido, porque es un deber lo que ellos han cumplido, un deber como cubanos, un deber como seres humanos que es defender la vida de los demás pueblos y ellos son luchadores por la humanidad, porque lo que han defendido ha sido de la vida de todos los pueblos.

Y por último, han pasado 11 años, nosotros no sabemos los años que nos queden, no pensamos nunca que esta lucha fuera tan larga, realmente se lo decimos, pensamos que en 5 años lo íbamos a poder tener en Cuba y lo íbamos poder abrazar, íbamos a celebrarlo todos, pero bueno ya han sido 11 años y puede ser que nos esperen todavía luchas, o sea que eso no lo sabemos, pero lo que si sabemos, de lo que si estamos totalmente convencidas es que ellos no van a claudicar nunca, que van a resistir lo que venga como han resistido lo que han tenido durante estos años, la injusticia que han recibido y van a seguir con su frente en alto, porque son inocentes y por eso tienen el derecho a tener su frente en alto.

Estamos seguros y eso si lo sabemos de que van a seguir aumentando los grupos de solidaridad, de que cada día en el mundo se van alzar más voces, eso también lo sabemos y sabemos también que van a regresar un día a la Patria, van a regresar porque los buenos somos más que los malos, porque la justicia tiene que abrirse camino y porque la verdad se abre camino siempre, pero sobre todo van a regresar porque son inocentes y por eso van a regresar y haremos una gran fiesta con todos los hermanos solidarios para recibirlos. Muchas gracias a todos.

¡Patria o muerte! ¡Socialismo o muerte! ¡Venceremos!

Asistentes [aplausos].

Orador de orden, Earle Herrera La derecha criolla y la derecha internacional dicen que los venezolanos o Venezuela se parecen cada vez más a Cuba, nos parecemos primero porque nosotros seguimos los buenos ejemplos y a veces nos parecemos en contra de nuestra voluntad. Cuba tiene un bloque y los Estados Unidos le han implantado a Venezuela un bloqueo en cuanto a las compras de implementos militares y de todo lo que necesitan nuestras fuerzas armadas. Cuba tiene en su costado la base de Guantánamo y en el costado occidental de Venezuela han instalado 7 bases militares, ese parecer, esa semejanza no la buscamos nosotros y desde la representación de las madres y esposas del pueblo venezolano tiene la palabra la ministra del Poder Popular para la Mujer e Igualdad de Género, María León.

Asistentes [aplausos].

Ministra del Poder Popular para la Mujer e Igualdad de Género, María León Bueno ante todo mi abrazo solidario y revolucionario para los hermanos y las hermanas cubanas y cubanos y para los venezolanos y las venezolanas.

Asistentes [aplausos].

Ministra del Poder Popular para la Mujer e Igualdad de Género, María León Querido Comandante Presidente Hugo Chávez, hijo predilecto de las madres revolucionarias venezolanas.

Asistentes [aplausos].

Ministra del Poder Popular para la Mujer e Igualdad de Género, María León Querida Cilia Flores, presidenta de la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela.

Asistentes [aplausos].

Ministra del Poder Popular para la Mujer e Igualdad de Género, María León Querido camarada Ricardo Alarcón de Quesada, presidente de la Asamblea Nacional de la República de Cuba.

Asistentes [aplausos].

Ministra del Poder Popular para la Mujer e Igualdad de Género, María León Desiree Santos Amaral querida hermana y luchadora siempre en solidaridad con Cuba; Elizabeth Palmeiro, esposa de Ramón Labañino.

Asistentes [aplausos].

Ministra del Poder Popular para la Mujer e Igualdad de Género, María León Irma... perdóname Irma me cuesta pronunciar este nombre Sehwerert ¿correcto? Bueno querida Irma, queridos todos que han venido, nos hemos encontrado, vamos a decir que este teatro municipal debiera ser el teatro que los reciba con esa consigna ¡Seguro que volverán!

Asistentes [aplausos].

Ministra del Poder Popular para la Mujer e Igualdad de Género, María León Aquí vinimos también con Tete Puebla precisamente cuando se cumplieron 11 años de prisión de los 5 y nunca en nuestro corazón ha dejado de estar presente la seguridad que el pueblo cubano, con el apoyo de todos los pueblos del mundo logrará la libertad de sus 5 héroes: René González, Gerardo Hernández, Antonio Guerrero, Ramón Labañino y Fernando González.

Asistentes [aplausos].

Ministra del Poder Popular para la Mujer e Igualdad de Género, María León Queremos manifestar también en esta expresión de solidaridad de todo nuestro pueblo, con los 5 héroes cubanos y con sus familiares que se encuentran hoy Olga Salanueva, Magalys Jhor, Rosaura Freijanes, Mirtha Rodríguez, Elizabeth Palmeiro e Isabel Hernández hermana de Gerardo. No podemos dejar de decirles el dolor que también tenemos en nuestro corazón por haber tenido la noticia de la muerte de Carmen Nordelo la madre de Gerardo Hernández, su muerte una mujer que nunca dejó de luchar por la libertad de sus hijos, porque para ellas los 5 son hijos como son hijos nuestros del pueblo venezolano, nunca dejó de luchar y nosotras tenemos que expresarle a Gerardo desde aquí desde nuestra tribuna, desde este salón donde tenemos la esperanza y la confianza de recibirlos alguna vez, tenemos que expresarle nuestro dolor, porque ya es bastante lo que ha ocurrido por ese imperio cruel, no es solamente separar a las madres, a los padres, a los hijos, a las hijas, a las esposas, a las hermanas, a la familia, al pueblo, sino que también suceden estas cosas que allá recibió ese dolor en su corazón Gerardo a quien hacemos llegar, repito, nuestra palabra de solidaridad.

Quiero decir a los familiares que en nuestro país se multiplica la solidaridad con los 5, hay comité de base de los frentes de mujeres, de las Madres del Barrio, de las redes de Banmujer, de los puntos de encuentro que se han convertido además en organizaciones de base para la solidaridad con los 5. Todas las instituciones de nuestro gobierno han manifestado su solidaridad y además cuando se cumplieron los 11 años fue una manifestación que con razón dijeron algunos camaradas que Venezuela se convertía y Caracas en la capital de la solidaridad con los 5 héroes.

Tengan ustedes queridos familiares que han venido en esta ocasión a recibir un homenaje a los 5 héroes, la seguridad que este pueblo venezolano que es como el pueblo cubano, porque ha aprendido de estos 50 años de resistencia de ustedes, este pueblo venezolano no va a cejar en esta lucha y en esta solidaridad y así como son organizaciones de base seguiremos creciendo en todo el país, en nuestra América, en el ALBA, en todas las organizaciones hasta que este clamor logre romper las sordera de ese imperio que esta condenado a perecer, que esta condenado a no ser más, porque es demasiada la sangre derramada, la injusticia sobre nuestros pueblos.

Le pedimos desde aquí como madres, como esposas, como hijas, como mujeres revolucionarias al presidente Obama nuevamente la libertad de los 5 héroes cubanos: Rene, Gerardo, Antonio, Ramón y Fernando. Estamos seguras que usted tendrá que oír el llamado de Cuba y el llamado de todas nosotras porque las mujeres del continente no cejaremos un día hasta que logremos cumplir esto, seguro que volverán y aquí los recibiremos.

¡Patria, socialismo o muerte! ¡Venceremos!

Asistentes [aplausos].

Orador de orden, Earle Herrera Gracias a la ministra María León por sus hermosas y emotivas palabras y quien hace una cruzada por el mundo en pro de la libertad de los 5 héroes cubanos, lo vamos a dejar ahora en el orden de la palabra, el presidente de la Asamblea Nacional de la República de Cuba, compañero Ricardo Alarcón de Quesada.

Asistentes [aplausos].

Presidente de la Asamblea Nacional de la República de Cuba, Ricardo Alarcón de Quesada Excelentísimo señor Hugo Chávez Frías Presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela; compañeras y compañeros, amigos. He querido tener la dicha de emplear esa formula protocolar al referirme al querido compañero Hugo Chávez, porque Comandante durante mi larga carrera diplomática, no se cuántas veces he tenido que emplear esos calificativos forzado por el protocolo, por las formalidad, pero sin poder sinceramente sentir que me estaba refiriendo a alguien que fuera a un excelentísimo presidente.

Asistentes [aplausos].

Presidente de la Asamblea Nacional de la República de Cuba, Ricardo Alarcón de Quesada Esta vez en particular quiero hacerlo, no sólo para disfrutar de esa posibilidad que durante años se me escapaba de las manos, porque ahora como resultado de la lucha de nuestros pueblos afortunadamente, ya hay varios presidentes latinoamericanos y caribeños que se han ganado el derecho a la formulación protocolaria y esta noche especialmente quiero remarcar que si se ejerce la presidencia con la dignidad, con el decoro, con la excelencia real, no formal, se puede enfrentar o se tiene que enfrentar desafíos, asechanzas, amenazas, que el compañero Presidente Hugo Chávez ha sabido y sabe afrontar con hidalguía, con dignidad, con excelencia verdadera y una noche como la de hoy en estos tiempos en que los desafíos, los riesgos sobre Venezuela que han estado presentes a los largo de unos cuantos años, pero parecen intensificarse.

Quiero comenzar mi intervención expresando, estoy seguro que en nombre de todos las cubanas y los cubanos que están acá y de los millones de cubanos que están en la isla, que hoy como ayer, como no muy lejos de aquí les dijo a ustedes venezolanas y venezolanos, el apóstol de nuestra Patria, José Martí, díganos Comandante en qué servirla, que Venezuela, su Venezuela y su revolución tiene en nosotros hijos e hijas que no le fallaran jamás.

Asistentes [aplausos].

Presidente de la Asamblea Nacional de la República de Cuba, Ricardo Alarcón de Quesada Quiero agradecer en nombre de los cubanos y las cubanas este reconocimiento tan justo que la República Bolivariana de Venezuela extiende a: Gerardo Hernández, a Ramón Labañino, Antonio Guerrero, a Fernando González y a René González, por supuesto que ellos son merecedores de la Orden del Libertador, ellos son continuadores del Libertador, aislados, confinados en algunas de las peores prisiones de los Estados Unidos, injustamente condenados, presionados de las más diversas maneras, no sólo con las sentencias ilegales e injustas, sino también con la privación de los derechos más elementales que asisten a cualquier prisionero en el planeta, es el de ser visitado por su madre, por su padre, por sus esposos, por sus hijos, que en el caso de ellos ha significado dificultades extremas, obstáculos continuados para que una esposa o una madre puedan acceder a la prisión norteamericana, porque hay que pedir una visa, hay que hacer trámites migratorios que a veces han demorado, compañeras y compañeros, a veces han demorado más de un año en hacerse la solicitud. Y hay dos casos de dos compañeros, que parece que tienen mala suerte con eso que en Estados Unidos llaman la justicia, porque son los dos cuyas sentencias injustas fueron ratificadas por la Corte de Apelaciones, son los dos a los que no se les concedió la posibilidad de que se les dictase una nueva sentencia, o sea que se les resentenciara, y son además los dos a los que se impone un castigo medieval, un castigo inconcebible, una forma real de tortura; son los dos a los que no se les permite ser visitados por sus respectivas esposas.

La soledad extrema de Gerardo se agravó recientemente, como recordaba la compañera María, con el fallecimiento de su mamá, que en los últimos años no pudo hacer esos trabajosos, engorrosos trámites, para poder visitar a su hijo, porque la salud no se lo permitía. Pero en esos días cualquiera hubiera pensado que lo que más necesita un ser humano, cuando pierde a su madre, es la compañía de un amigo, de un familiar; Gerardo pasó absolutamente solo esos días en una de las peores cárceles norteamericanas, sometido a rigores extremos, por algo tiene sobre sus hombros dos cadenas perpetuas, más quince años de condena, ratificada injustamente por la corte de apelaciones, la misma que sin embargo, tratando de dar una impresión de flexibilidad, de cordura, decidió anular la de otros tres compañeros y ordenar este proceso.

Ustedes me disculpan las referencias a cosas que pueden parecer complicadas, lo son; no es por gusto, no es por gusto, en un sistema que se pretende honorable, se pretende sofisticado, pero malamente oculta la brutalidad y la grosería de su modo de operar.

Estamos ahora en el proceso de la resentencia para aquellos tres cuyas sentencias fueron declaradas nulas. Yo les pido que meditemos un poco sobre lo que esto significa, nos pasamos más de diez años tratando de hacer conciencia, de explicar, de hacer saber la injusticia que se cometía contra estos compañeros, desde el primer día sus abogados defensores dijeron que ellos no habían hecho nada contra la seguridad nacional de Estados Unidos, y que no habían hecho nada de búsqueda de información secreta, información militar. En otras palabras que no habían practicado el espionaje. Hubo que esperar diez años para que un tribunal, la Corte de Apelaciones de Atlanta, dijera eso mismo, dijera que en este caso no hubo nada que pusiera en riesgo la seguridad nacional de Estados Unidos, que los tres compañeros a los que se había acusado de conspiración para cometer espionaje, o sea Gerardo, Ramón y Antonio, no merecían la sentencia que se les impuso, porque no habían hecho nada, no habían encontrado, buscado, enviado, transmitido nada relacionado con informaciones secretas.

Y después de reconocer eso, dicen, por lo tanto “anulamos la sentencia contra Ramón y contra Antonio, y ordenamos que el tribunal de Miami les dicte otra sentencia conforme a la ley, porque ésta es contraria a la ley”.

Pero en el caso de Gerardo Hernández, que también le corresponde, “decidimos que no hay que hacerlo, le ratificamos esa y su otra condena a perpetuidad”.

Mediten lo significa eso. Diez años para conseguir que un tribunal de apelaciones reconociera lo que todo el mundo sabía desde el primer día. Y viene la resentencia, la mamá está aquí abajo, Mirtha, la resentencia de Antonio Guerrero, su condena fue reducida de perpetuidad más diez años, a 21 años y diez meses de prisión. Completamente injusta, él no mereció estar ni 21 segundos prisionero, pero al menos se redujo de esa barbaridad de la perpetuidad más diez años.

Piensen lo siguiente, ¿por qué la jueza impartió una sentencia, que como ella misma dijo ante el tribunal, era la primera vez en su carrera judicial que había sido criticada y desmentida por la instancia superior? Es que acaso la jueza no sabe sumar, no sabe interpretar la ley. No, ella lo recordó el 13 de octubre, ella le impuso a Tony la sentencia que el Gobierno le demandó que le impusiera, era sentencia que ahora una corta superior dice que es ilegal. Esto dice bastante del sistema judicial norteamericano, me parece a mí.

Y quiero agregar lo siguiente, con discreción, porque los norteamericanos saben ser muy cuidadosos en el lenguaje cuando les conviene, además de imponer esta nueva reducida condena, agregan un parrafito, y “él acusado estará sujeto a las mismas condiciones adicionales que le fueron impuestas anteriormente”. Nadie sabe qué diablos quiere decir esa frase que yo acabo de decir. Sí, pero como yo tengo la sentencia original conozco cuáles son las condiciones adicionales, y les voy a decir una. Para cuando salga de la cárcel Antonio Guerrero “se le prohíbe al acusado acercarse a/o visitar lugares específicos donde se sabe que están o frecuentan individuos o grupos tales como terroristas, personas vinculadas a la violencia o figuras del crimen organizado”. Les juro por mi madre que es el texto literal de algo que le agregaron, que le agregaron cuando Tony fue sentenciado a perpetuidad, la prohibición de acercarse por los lugares donde ellos saben que están los grupos terroristas, pero que no va a buscarlos el FBI, no va a actuar contra esos grupos terroristas las autoridades norteamericanas. ¡No! Actúan contra los ciudadanos norteamericanos para proteger los terroristas.

Cuando le impusieron aquella sentencia bárbara de cadena perpetua, aún entonces la fiscalía insistió que también había que imponerle a Tony esa prohibición, y se la impusieron.

Ahora, porque estamos en otra época, de un lenguaje más sutil, más discreción, no volvieron a repetir la frasecita, pero sí dijeron “las demás condiciones adicionales que aparecen en su primera sentencia”. Bueno, esa es una, la más importante a mi juicio.

Como recordó la jueza las sentencias ilegales que ella impuso se las pidió el gobierno de los Estados Unidos. Ahora, se ha demostrado la falsedad de los argumentos que sirvieron de calce a esas condenas contra nuestros compañeros por el llamado cargo 2 (conspiración para cometer espionaje). Todavía los medios, llamados medios de información, controlados por el capital norteamericano, todavía se refieren a nuestros compañeros como los espías cubanos. Un espía es alguien que busca, se apropia y transmite información secreta. Eso lo sabe cualquiera. Si los medios masivos de comunicación siguen hablando de ellos como espías no es porque sean analfabetas, es porque saben demasiado, y saben que cuando se ven obligados a decir algo acerca de los 5, hay que mentir, hay que tratar de engañar y de confundir.

El otro compañero que mantiene sus dos cadenas perpetuas, Gerardo, la tiene porque a él se le impuso además un cargo que sólo pesa sobre él, nada más y nada menos que el de conspiración para cometer asesinato en primer grado, por el cual le echaron la otra condena a perpetuidad.

El Gobierno actual de los Estados Unidos debería tomar en cuenta, por una parte, con relación al cargo de conspiración para el espionaje, que la corte de apelaciones unánimemente dijo que no hubo tal. Y con relación al cargo de supuesta conspiración para cometer asesinato, nadie mejor autorizado que George W. Bush, el predecesor del actual Presidente y Premio Nobel, reconoció en mayo del 2001, cuando se acercaba el momento de la conclusión del juicio en Miami, la fiscalía emitió un documento que debería ser un best seller, debería estar distribuido por todo el mundo como obra única, irrepetible, lo dicen ellos en la segunda página: “nunca se ha hecho lo que estamos haciendo ahora en la historia de los Estados Unidos”. ¿Qué estaban haciendo? Pidiendo, al último minuto, a la corte de apelaciones, que echase para atrás lo que había sido la formulación original del cargo de asesinato formulada contra Gerardo. ¿Y ustedes saben por qué lo piden?, según dicen ellos ahí, porque según las pruebas presentadas ante el tribunal es imposible para esta fiscalía demostrar la culpabilidad del acusado, y por lo tanto se va a derrumbar todo el caso. No se derrumbó nada, no les dieron esa petición, y el tribunal de Miami condenó, consideró culpable a Gerardo del intento de asesinato y le impuso otra cadena perpetua. Gerardo Hernández Nordelo, además de ser un preso político al que se le impide el contacto con su esposa desde hace ya más de 12 años, además de ser posiblemente el único preso de la prisión de Victorville, al que se le impide el acceso, o se le demora a su correspondencia privada, miles de cartas que le mandan solidarios de todo el mundo, no crean que les llegan a Gerardo, pueden pasar meses; y muchas denuncias, muchas insistencias nuestras para que de vez en cuando le pasen algo, no crean que él recibe fácilmente la correspondencia de esos familiares que no lo pueden visitar; no crean que él recibe la correspondencia de sus abogados, ni siquiera las que él tenía que conocer cuando estaban envueltos en el proceso de apelación.

Y yo aprovecho esta oportunidad para reiterar nuestra exigencia al Gobierno de los Estados Unidos a que ponga fin a las arbitrarias violaciones de los derechos humanos de Gerardo Hernández Nordelo, y que cese ese cerco que le imponen, especialmente a él, incluso negándole o complicándole al máximo la comunicación con el mundo exterior.

Este tema, como han explicado muy bien las compañeras que me precedieron, siguió un curso, todo el camino hasta la Corte Suprema, al decidir la Corte Suprema, ignorar este planteamiento de nuestros cinco compañeros, prácticamente cierra por completo lo que hacer se puede en esta materia ante los tribunales norteamericanos. Pero independientemente de eso, en cualquier momento, si vamos a creer que la Constitución norteamericana no ha sido derogada por unos mafiosos de Miami, si la Constitución norteamericana tiene vigencia todavía, ahí está en ella recogida, con toda claridad, la potestad exclusiva del presidente de los Estados Unidos para hacer justicia, no importa lo que haya ocurrido ante los tribunales, no importa la sanción que se haya impuesto a alguien, él tiene esa potestad, él y sólo él, para hacerla. Él, que ahora es un hombre que llegó a la presidencia prometiendo cambios, cambios creíbles, según sus palabras, cambios en los cuales se pueda creer, y que con relación a América Latina y con relación a Cuba ha hablado de lo que sería supuestamente un nuevo comienzo, su disposición a comenzar una nueva etapa.

Con todo el respeto que se merece, yo le diría que si quiere empezar un nuevo comienzo debe hacerlo ejerciendo sus potestades constitucionales y legales, tomando dos decisiones que sólo él puede tomarlas, y que son muy fáciles, se trata de hacer esto nada más: con la mano izquierda (no porque sea izquierdista, no quiero acusarlo, no quiero contribuir a las campañas de esa derecha salvaje que lo acusa de comunista), pero es que es zurdo, según se dice, con la mano izquierda el coge un papel y firma la orden de detención, por ejemplo, contra Luis Posada Carriles, y para que se inicie...

Asistentes [aplausos].

Presidente de la Asamblea Nacional de la República de Cuba, Ricardo Alarcón de Quesada Para que se inicie el proceso de su extradición a Venezuela, como le ha solicitado la República Bolivariana de Venezuela desde marzo del año 2005. El próximo marzo se van a cumplir cinco años de esa solicitud de Venezuela, durante cuatro años del régimen de Bush no se hizo nada, incumplió el tratado de extradición que existe entre Venezuela y Estados Unidos, que se ha estado aplicando durante un siglo. El señor Obama no tiene ninguna culpa en eso. Pero él ya lleva nueve meses de Presidente y todavía no ha dado un solo paso para encarcelar a Posada Carriles y mandarlo para acá, para que siga el juicio que fue interrumpido cuando él se escapó de aquí, con la ayuda de la CIA, para continuar trabajando para la CIA en Centroamérica. Un golpe, un golpe de pluma para extraditarlo.

O caso que no lo hicieran, para cumplir con las normas internacionales, con los tratados internacionales, que son muy claros. Hay dos convenios internacionales sobre el terrorismo, que Estados Unidos está pisoteando desde hace casi cinco años, con el caso de Posada Carriles, el Convenio de Montreal para la Protección de la Aviación Civil, y el Convenio para la Represión de Actos Terroristas cometidos con el uso de Bombas. Los dos tienen el mismo artículo, que dice así, es el artículo 7 de la Convención de Montreal, de que cuando un Estado reclama la extradición de una persona que se encuentra en otro Estado, una persona que aparece en un país y que otro país lo reclama, y con relación a un ataque contra un avión civil. El Estado del país donde aparece esa persona tiene dos opciones, dos alternativas, y no tres; o lo extradita o sin excepción alguna lo juzga por el mismo crimen. Cuatro años se pasó Bush sin responder a Venezuela y sin dar un paso para juzgar ellos a Posada Carriles, entonces se le ocurrió esa tomadura de pelo a la opinión pública de procesarlo por mentiroso, porque según ellos dijo algunas inexactitudes al burócrata de la inmigración que lo entrevistó, entonces le ha iniciado un proceso judicial que es una afrenta a las víctimas del señor Posada Carriles, a él no lo están juzgando por torturador ni por asesino ni por terrorista, sino por mentiroso.

Independientemente de que es una ironía extrema que el régimen de Bush acuse a alguien de mentiroso. Imagínense eso, el Gobierno de George W. Bush carece completamente de moral para acusar a nadie de mentir, está mintiendo cuando hace eso, convertir a Posada en un hombre culpable de perjurio, para no reconocer que de lo que es culpable verdaderamente es de asesinato, 73 víctimas, esos sí asesinados a sangre fría en el avión de Cubana, en Barbados, en 1976. El señor Obama no tiene ninguna responsabilidad con esa conducta inmoral del Gobierno de Estados Unidos, hasta enero de este año. Pero a partir de enero de este año quien no ha dado la orden para la extradición de Posada Carriles y para su detención se llama Barack Hussein Obama, ya no es Bush.

Y lo mismo ocurre con el caso de nuestros cinco compañeros, no le cuesta mucho trabajo; le bastaría con decir: “Bueno, de los dos cargos principales, el de llamado espionaje...”. Hasta la corte de apelaciones unánimemente dijo que no hubo espionaje, y ya han sufrido once años como si hubieran sido los más terribles espías. Y en cuanto al cargo de supuesto asesinato en primer grado, “mi propio predecesor (puede decir Obama), mi ilustre predecesor en la Casa Blanca reconoció que no tuvo pruebas”. Ya, inspirado con esos dos datos, que mueva la mano y haga justicia, si quiere que nosotros podamos empezar a creer que por allá hay algún cambio creíble.

Hace falta convencerlo y hace falta que haya mucha gente que se movilice, que se mueva, para persuadir al Presidente de los Estados Unidos que él tiene la obligación moral y la capacidad jurídica para realmente iniciar un cambio en la política norteamericana con relación al terrorismo. Si no es capaz de hacer ni siquiera eso, ¿vamos a creer realmente en una nueva relación entre Estados Unidos y América Latina?, si ni siquiera es capaz de hacer aquello a lo que está obligado de ser mínimamente consecuente en la guerra contra el terrorismo.

No quisiera extenderme, porque todos estamos deseosos de escuchar al líder de la Revolución Bolivariana, al querido Presidente Hugo Chávez.

Quería solamente agregar algo que yo más de una vez he dicho en mi tierra, en Cuba, nuestros pueblos enfrentan muchos retos, muchas dificultades, muchos desafíos; una buena parte de ellos como consecuencia del mundo injusto en que vivimos, a las que se agrega las políticas injustas, arbitrarias, ilegales, de quien ustedes conocen, de ese imperio que desde los tiempos de Bolívar ya insurgía como una amenaza y como un riesgo para la felicidad de nuestros pueblos.

La lucha es difícil, requiere mucha conciencia, requiere muchos valores, que nosotros tenemos que forjar, que cultivar como pueblos, en nuestros barrios, nuestros centros de estudio, en nuestras fábricas, en nuestras comunidades. Esos cinco compañeros tienen muchos méritos, pero para mí el mayor de todos es que cada uno de ellos, individualmente, ha sido capaz de sintetizar y expresar lo mejor de su pueblo, lo mejor de sus virtudes fundamentales, y lo han hecho solos, compañeros y compañeras, completamente solos. Cuando resentenciaron a Tony, el 13 de octubre, como cuando los condenaron injustamente en el año 2001, se dio un espectáculo que para la cultura legalista norteamericana es insólita, antes de dictar la sentencia el tribunal le da la posibilidad al acusado para que hable. Generalmente lo que hacen es arrepentirse, rogar por compasión, pedir benevolencia. Nuestros compañeros, uno tras otro se paró para reafirmar sus convicciones revolucionarias, para decir que seguirían defendiendo a su Patria y a su pueblo...

Asistentes [aplausos].

Presidente de la Asamblea Nacional de la República de Cuba, Ricardo Alarcón de Quesada Y el pasado 13 de octubre, después de estar 11 años en una de las peores prisiones de Estados Unidos, después de haber ganado ese derecho a que se le dictara una nueva sentencia, cuando le vuelven a dar la oportunidad para arrepentirse, para pedir perdón, para pedir clemencia, Antonio Guerrero hizo uno de los discursos más breves y más dignos de la historia de la humanidad.

—¿Usted tiene algo qué decir, señor acusado?

Él sencillamente dijo:

—No, señora, no tengo nada qué decir.

Nada qué decir en ese contexto, ubiquémonos, de una resentencia, que es decir algo para que se apiaden de él. Muchas cosas tiene Antonio qué decir, como tienen muchas cosas que decir sus compañeros, y las van a decir, y nos ocuparemos de que se extienden por el mundo, que ese ejemplo de dignidad, de decoro, de fortaleza, sea más conocido, cada vez más, a pesar de que tenemos que enfrentar un muro del que poco que se habla.

En mis días acá, en Venezuela, he visto el despliegue, como un festival de los medios de comunicación internacionales, hablando del famoso muro de Berlín, del aniversario 20 de la desaparición de aquel muro. Pocos recordaron al muro de la frontera mexicano-norteamericana, pocos hablaron del infame muro allí en el mismo corazón de la tierra palestina. En esos dos muros han muerto muchas más personas que todos los que pudieron haber perdido la vida o haber sido heridos en el famoso muro de Berlín. Me equivoco. En ese muro que separa a México de Estados Unidos se calcula que en cualquier año han muerto más, mucho más que los que perdieron la vida en Berlín durante toda la existencia del Muro de Berlín. Con una sola diferencia, que de esos infelices que murieron ahí en el desierto, de Arizona o de California, nadie habla, que nadie ha visto sus rostros, que nadie conoce sus nombres. Porque hay otro muro, quizá más difícil de derribar, pero que tenemos que derribar con nuestro esfuerzo, con nuestra lucha, política, ideológica, que es el muro de la desinformación, de la mentira, del engaño, que hace que algunos sean manipulados, engañados, confundidos, con relación a la Revolución latinoamericana actual, que se difame, se calumnie a la Venezuela Bolivariana, y en particular a su querido Presidente, que se distorsione la realidad de los procesos emancipatorios en nuestro continente, y que se oculte la gran verdad de que hasta ahora en los Estados Unidos se sigue protegiendo a los peores criminales, a los peores terroristas que tanto sufrimiento han causado no sólo en Cuba, sino en América Latina en general, y se siga castigando a cinco hombres por el único delito de haber tratado de luchar sin armas, sin emplear la violencia, sin dañar a nadie, haberse empeñado por luchar contra los terroristas que querían dañar y causar sufrimiento a su pueblo y a su Patria.

Más de once años de soledad, más de once años de torturas, más de once años de infame encierro, más de once años sin que ellos dieran la menor posibilidad de cambiar su situación a cambio de una renuncia, aunque fuera mínima, a sus ideales y a sus principios. Cómo no vamos a confiar —digo yo como cubano de una cierta generación—, como no voy a confiar en nuestros jóvenes, si Gerardo, Ramón, Antonio, Fernando y René no vinieron de otro planeta, nacieron y se formaron en la Cuba revolucionaria de hoy, ahí aprendieron a ser lo que son, ahí se forjaron en los valores, que son capaces de mantener en pie y en alto en la mayor soledad.

¡Qué no podremos hacer todos juntos! ¡Qué no seremos capaces de hacer unidos!

Una de las cosas que vamos a ser capaces de alcanzar va a ser eso: no volverán sino que los vamos a traer, los vamos a hacer volver...

Asistentes [aplausos]

Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular de Cuba, Ricardo Alarcón Quesada Muchas gracias hermanas y hermanos venezolanos por vuestra solidaridad, confíen que siempre también tendrán la nuestra, y que juntos inspirados en el espíritu, en la voluntad, en la dignidad de esos cinco cubanos ejemplares, sabremos seguir unidos en esta lucha hasta la victoria siempre.

Asistentes [aplausos]

Orador de orden, Earle Herrera Gracias al diputado, presidente de la Asamblea Nacional de la República de Cuba, Ricardo Alarcón de Quesada. Hemos tenido una omisión que vamos a tratar de enmendar, además de la señora Irma Teodora Sehwerert que no hizo uso de las palabras, quisiera presentar también, y les rogaría que en la medida en que las nombre se pusieran de pie para que recibieran el tributo del pueblo venezolano, además familiares que están aquí presentes de los cinco héroes cubanos, esta: Olga Salanueva Arango, esposa de René González Sehwerert...

Asistentes [aplausos]

Orador de orden, Earle Herrera Elizabet Palmeiro Casado, esposa de Ramón Labañino Salazar...

Asistentes [aplausos]

Orador de orden, Earle Herrera Isabel Hernández Nordelo, hermana de Geraldo Hernández Nordelo.

Asistentes [aplausos]

Orador de orden, Earle Herrera Magally Llort Ruiz y Rosa Aurora Frejanes Coca, madre y esposa de Fernando González Llort.

Asistentes [aplausos]

Orador de orden, Earle Herrera Señora Mirtha Rodríguez Pérez, madre del compañero Antonio Guerrero.

Asistentes [aplausos]

Orador de orden, Earle Herrera Todas mujeres quienes han sido nombradas, y aquí está presente con ustedes el poder en Venezuela que es el poder femenino, el poder de las mujeres, ya lo dijo María León, la ministro, está la presidenta de la Asamblea Nacional, Cilia Flores...

Asistentes [aplausos]

Orador de orden, Earle Herrera La presidenta del Tribunal Supremo de Justicia, Luisa Estela Morales...

Asistentes [aplausos]

Orador de orden, Earle Herrera La Fiscal General de la República, doctora Luisa Ortega Díaz...

Asistentes [aplausos]

Orador de orden, Earle Herrera La ciudadana Defensora del pueblo, Gabriela Ramírez.

Asistentes [aplausos]

Orador de orden, Earle Herrera La presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena, que mañana tiene bastante trabajo...

Asistentes [aplausos]

Orador de orden, Earle Herrera Está la Procuradora General de la República, y la jefa del Gobierno... Llegó el Presidente y no sigo nombrando mujeres porque se nos va la noche aquí.

Presidente Chávez Espérate [risa], sólo que quería, con todo este saludo que tú estás dando a nuestras compañeras, en este momento la delegación venezolana conformada por 555 atletas está desfilando allá en Sucre, en Bolivia, en la inauguración de los Juegos Bolivarianos, y allá está Evo Morales ahí presidiendo la ceremonia, están desfilando, ahí va Bolivia, una batalla dura la que comienza, los Juegos Bolivariano, por la hermandad Bolivariana, allá en Sucre, bella ciudad que lleva el nombre del Mariscal de América, en la Bolivia que lleva el nombre de Bolívar, de América...

Asistentes [aplausos]

Presidente Chávez ¿Están pasando las imágenes? ¡Ah, partieron la pantalla! Están haciendo ustedes como los golpistas de allá que partían la pantalla [risa] muy buena iniciativa.

Bueno, Earle, perdóname que te he interrumpido.

Orador de orden, Earle Herrera Sabe que Aló Presidente mata Kiosko Veraz.

Asistentes [risas]

Presidente Chávez [risa]

Asistentes [aplausos]

Orador de orden, Earle Herrera Bueno, a continuación lectura del decreto mediante el cual se confiere, Venezuela le confiere su más alta condecoración, la Orden del Libertador en su primera clase Gran Cordón, a los 5 héroes cubanos secuestrados por el imperio norteamericano, lectura del decreto:

Presentadora “Presidencia de la República, 14 de noviembre de 2009, decreto: Hugo Chávez Frías, Presidente de la República. Con el supremo compromiso y voluntad de lograr la mayor eficacia política y calidad revolucionaria en la construcción del socialismo, por mandato del pueblo y en ejercicio de las atribuciones que le confiere la Constitución y la Ley, considerando: que el conferimiento de la Orden del Libertador constituye el honor más preciado que la Patria acuerda a sus servidores distinguidos, así como aquellos que siendo o no venezolanos se hacen dignos de ese honor por su mérito sobresaliente o por los servicios que han prestado o prestan a la humanidad.

Considerando: que los cinco héroes cubanos prisioneros en cárceles del imperio norteamericano, han enfrentado con dignidad y entereza tratos crueles e inhumanos sin traicionar los elevados y leales de justicia y paz que profesan.

Considerando: que las condenas injustas e inmorales impuestas contra ellos fueron resultado de un proceso judicial amañado, contra el cual se han expresado los más amplios sectores de la comunidad internacional.

Considerando: que los cinco héroes cubanos constituyen un excepcional ejemplo para las actuales generaciones de luchadores por la libertad y contra el terrorismo, y encarnan lo más altos ideales del Libertador Simón Bolívar. Decreta: Artículo único, se confiere la Orden del Libertador en su Primera clase, gran cordón, a los cinco héroes cubanos que desde septiembre de 1998 cumplen injustamente condena en los Estados Unidos de Norteamérica, y que se mencionan a continuación: Gran cordón, Primera Clase a René González, Fernando González Llort, Ramón Labañino Salazar, Gerardo Hernández Nordelo, y Antonio Guerrero Rodríguez.

Dado en Caracas a los catorce días del mes de noviembre de 2009, año 199ª de la Independencia, 155 de la Federación, y 11 de la Revolución Bolivariana.

Ejecútese.

Hugo Chávez Frías.

Asistentes [aplausos]

Orador de orden, Earle Herrera Imposición de las condecoraciones por parte del Comandante Presidente Hugo Chávez.

Presidente Chávez Time! Time, time.

Asistentes [aplausos]

Orador de orden, Earle Herrera ¿Time?

Presidente Chávez Sí [risa] Tiempo. Antes de comenzar el acto de imposición de las condecoraciones, creo que por algún error de esa cosa a veces compleja que llaman el protocolo, que yo casi no entiendo, aquí tenemos con nosotros familiares directos de los cinco héroes condecorados, a siete compañeras, siete compañeras, y no sé por qué el protocolo sólo colocó aquí con nosotros, en el estrado que llaman ¿no es, el estrado? El estrado, aquí donde estamos los excelentísimos como tú dijiste ¿no?

Rafael Correa que también se sale mucho del protocolo, más que yo, en una ocasión diciéndole a alguien Excelentísimo embajador, dijo: ese lentísimo, excelentísimo [risa] Excelentísimo.

Asistentes [risas]

Presidente Chávez Yo estoy rompiendo, por ejemplo, el protocolo aquí ¿ves? Este acto era sin corbata, y el único aquí que está alumbrando soy yo con cortaba, Alarcón le dijo al protocolo que se quitara la corbata, y se la quitó en el carro cuando venía, el embajador que está allá Rogelio se quitó la corbata. Fidel, por eso es que Alarcón está sin corbata...

Asistentes [aplausos]

Presidente Chávez Seguramente Fidel estará preguntándose allá por qué Alarcón no tiene corbata, que es un hombre tan excelentísimo también, embajador, estuvo en Naciones Unidas, ¿cuántos años fue? Catorce años y medio en Naciones Unidas, embajador de Cuba.

Seguro que Fidel está preguntándose allá, ¿por qué Alarcón no tendrá corbata? La razón Fidel, es que estoy alumbrando yo, estoy fuera de protocolo, había que venir sin corbata, yo me puse corbata para recibir al ministro de Defensa de Rusia que está de paso por aquí, de Defensa integral contra desastres, estuvimos hablando varias horas allá en Palacio, revisando sobre todo la prevención de desastres y de desastres naturales pues. Pero también hay otros desastres que son no naturales, la guerra es un desastre producido por la mano del imperialismo ¿ves? Entonces estuve hablando con el visitante ruso, el ministro, y luego llegaron ustedes y no me dio tiempo de cambiarme, pero me voy a quitar la corbata para que estemos en condiciones de igualdad [risa]...

Asistentes [aplausos]

Orador de orden, Earle Herrera [risa]

Presidente Chávez ¿Quién más está con corbata? ¿La Fiscal? No, no tiene corbata, el ministro Ramírez viene... Están todos de campaña, todos están de campaña, estamos de campaña. Nicolás...

Orador de orden, Earle Herrera Ya se la quitó.

Presidente Chávez Se la quitó también, porque ese es un excelentísimo canciller [risa]

Asistentes [aplausos]

Presidente Chávez Entonces yo con el permiso del moderador, maestro de ceremonia...

Orador de orden, Earle Herrera Era.

Presidente Chávez ¿Cuándo comienza otra vez el Kiosko Veraz que está de vacaciones? Estoy ansioso, yo todos los domingos, el Aló Presidente no es igual sin Kiosko Veraz.

Orador de orden, Earle Herrera Mañana no porque estamos en operativo.

Presidente Chávez Mañana estamos en las elecciones de base de los delegados al Congreso Extraordinario del Partido Socialista, vamos todos bien temprano, vamos a pararnos temprano mañana a las votaciones...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Yo tengo que votar en mi patrulla, espéreme allá en la patrulla, yo voy a llevar café y todo eso, para votar por los delegados, son unas elecciones de base, Alarcón, cada patrulla.

¿Ustedes son de la patrulla mía? No. Las patrullas del Partido Socialista, para elegir los delegados y delegadas al Congreso Extraordinario que se instala apenas dentro de dos semanas, el 21. No, una semana, dentro de una semana, es decir, mañana elegimos y el próximo sábado se instala el Congreso, estoy preparando mi discurso que no será de menos de ocho horas...

Asistentes [risas].

Presidente Chávez Claro, es un congreso extraordinario, tiene que ser un discurso extraordinario, más que un discurso un informe al Congreso, yo estoy obligado a presentar un informe al Congreso del partido.

Entonces yo lo que voy a hacer es a llamar aquí que nos acompañen, ustedes buscan a los señores del protocolo, unas sillitas de éstas y aquí cabemos, porque aquí está Irma, ella nos dio sus palabras, su discurso tan bonito, ella es madre de René; aquí está Elizabeth que es la esposa de Ramón Labañino. Pero por allá también están, yo quiero por favor llamarlas que vayan, porque vamos al acto, está la mamá de Antonio, ella es Mirtha, Mirtha Rodríguez, vamos a darles un aplauso, por favor acompáñenla muchachas...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Ponte más acá Cilia, tú te puedes poner más acá también Alarcón, un poquito más acá, que hay espacio, no ha empezado a hablar Evo todavía.

Ahí viene Mirtha Rodríguez, la mamá de Antonio Guerrero.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Bienvenida Mirtha, por favor ubíquenla allí, aquí cabemos.

Nosotros estuvimos conversando un rato allá en el Despacho antes de venirnos para acá, luego estuvimos evaluando la situación de lo que va a ocurrir en los próximos días, en lo que debe ocurrir en diciembre, y el nuevo capítulo que comienza en esta lucha por la liberación de los cinco héroes cubanos que también son venezolanos, también son nuestroamericano, martiano, bolivariano, héroes de nuestro pueblo.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez También está otra mamá, hay tres mamás aquí, la mamá de René, Irma, la Mamá de Antonio que es Mirtha, y la mamá de Fernando que es Magally, allá está Magally, venga Magally, compañera, todos estos años nos hemos conseguido por todos estos caminos...

Asistentes [aplausos]

Presidente Chávez Recuerdo cuando estábamos en Sandino con Fidel, en un Aló Presidente, en Sandino estábamos juntos por allá.

¡Bienvenida Magally!

Y también está la esposa de René, Olga, ahí está Olga, bienvenida Olga, vamos a darle un fuerte aplauso, la esposa de René González.

Asistentes [aplausos]

Presidente Chávez Olga Salanueva. Bienvenida Olga, compañera, amiga de todos estos años, y esta batalla.

Y también está la esposa de Fernando, ella es Rosa Aurora, aquí viene Rosa...

Asistentes [aplausos]

Presidente Chávez Ahí viene Rosa, Rosa Aurora Freijanes, aplauso para ti compañera, la esposa de Fernando.

Y en séptimo lugar una hermana, la hermana de Gerardo Hernández, ella es Isabel Hernández Nodelo, cuya madre ha muerto hace poco esperando justicia, pero habrá justicia, habrá justicia.

Asistentes [aplausos]

Presidente Chávez ¿Qué pasó con el sonido? Cosas del protocolo. Este no es protocolo, este es el sonido.

Ahora, de allá de la última fila yo les ruego que llene los espacios que quedaron acá al frente, siempre hago la observación cuando hay espacio en la primera fila, que están vacíos, para llenar allá, protocolo. Excelentísimos señores del protocolo hay un ruido por ahí en el sonido, por favor revisen a ver qué pasa con el sonido.

Allá vienen. ¿Qué patrulla es esa? ¿De dónde vienen ustedes? ¿Andan patrullando, patrulleras y patrulleros, y un patrullerito? Vamos a saludar a los niños que están aquí.

Excelentísimo señor maestro de ceremonia puede usted continuar.

Asistentes [aplausos]

Orador de orden, Earle Herrera Gracias Presidente. Bueno, ya yo les había anunciado desde el principio que este acto no era ceremonial, ya rompieron la ceremonia en forma vertical, vamos a pasar a la imposición de las condecoraciones por parte del Comandante (yo estoy aquí volando las cosas, aquí dice que yo debía decir sin más preámbulo, pero yo me voy a saltar eso) Presidente Hugo Chávez, al compañero René González Sehwerert, reciben Irma Teodoro Sehwerert, madre, y Olga Salanueva Arango, esposa.

Asistentes [aplausos]

Orador de orden, Earle Herrera René González Sehwerert nació en Chicago, en Estados Unidos, el 13 de agosto de 1956, en el seno de una familia de procedencia obrera que emigra a Estados Unidos, su padre, Cándido René González Castillo era trabajador siderúrgico en Indiana, Estados Unidos, mientras su madre Irma Teodoro Sehwerert se dedicaba a los quehaceres domésticos.

Muy bien, aquí no me lo pusieron en el libreto, pero me está diciendo el Presidente de la República que cuando a la persona a quien se va a condecorar está ausente, quien recibe la condecoración lo hace recibiéndolo en la mano, pero que él la va a condecorar como si él, o como en efecto él está presente aquí, y se la va a poner en el cuello.

Asistentes [aplausos]

Orador de orden, Earle Herrera En estos momentos el Presidente condecora a René González Sehweret en la persona de su madre y de su esposa Olga Salanueva Arango.

Condecoración Orden del Libertador al compañero Ramón Labañino Salazar, recibe Elizabeth Palmeiro Casado, esposa.

Asistentes [aplausos]

Orador de orden, Earle Herrera Rafael Labañino Salazar nació el 9 de junio de 1963, en el seno de una familia humilde de origen campesino en el Municipio Marianao, hijo de Nereida Salazar, fallecida y Olmar Labañino Castillo. En el período comprendido entre 1980 y 1986 cursó los estudios universitarios en la especialidad de economía, graduándose con diploma de oro en la Universidad de La Habana, no solamente fueron unos grandes, o son unos grandes luchadores, sino que fueron unos excelentes estudiantes.

El Presidente de la República conversar con Elizabeth Palmeiro Casado, esposa de Ramón Labañino Salazar.

Asistentes [aplausos]

Orador de orden, Earle Herrera Orden del Libertador al compañero Gerardo Hernández Nordelo, recibe Isabel Hernández Nordelo, su hermana.

Asistentes [aplausos]

Orador de orden, Earle Herrera Gerardo Hernández Nordelo nació en Ciudad de La Habana el 4 de junio de 1965, en el seno de una familia humilde, siendo el tercer hijo y el más pequeño del matrimonio de Gerardo Hernández Martí, ya fallecido, y Carmen Nordelo Tejero, comienza sus estudios pre universitarios en 1980, y en el onceno grado fue elegido miembro del Consejo Municipal, e ingresó en las filas de la juventud de la Unión de Jóvenes comunistas de Cuba, ocupando el cargo de Secretario General de su comité de base en doce grados.

En estos momentos el Presidente de la República condecora al compañero Gerardo Hernández Nordelo, en la persona de su hermana.

Asistentes [aplausos]

Orador de orden, Earle Herrera Condecoración Orden del Libertador al compañero Fernando González Llort, reciben Magally Llort Ruiz, su señora madre, y Rosa Aurora Frejanes, su esposa.

Asistentes [aplausos]

Orador de orden, Earle Herrera Fernando González Llort nació en la Ciudad de La Habana el 18 de agosto de 1963, de procedencia social obrero, hijo de Magally Llort Ruiz y Fernando Rafael González Quiñones. En 1968 inicia sus estudios primarios. Como ustedes pueden ver en estas breves notas biográficas se trata de jóvenes, todos nacidos después de los años 60, y que andaban por los 30 años cuando fueron hechos prisioneros, hace 11 años, por el sistema de “justicia” (vamos a subrayar la palabra o a meterla entre comillas) de los Estados Unidos de América.

El Presidente condecora a Fernando González Llort, en la persona de su madre Magally Llort Ruiz, y Rosa Aurora Frejanes, su esposa.

El ciudadano Presidente intercambia con los familiares hoy condecorados de los héroes cubanos, prisioneros en cárceles de máxima seguridad en los Estados Unidos, hoy presidida por el Premio Nobel de la Paz, Barack Obama.

La madre de Fernando González Llort, señora Magally Llort Ruiz, y su señora esposa Rosa Aurora Frejanes, reciben la condecoración que se le otorga a su hijo y esposa.

Asistentes [aplausos].

Orador de orden, Earle Herrera Orden del Libertador al compañero Antonio Guerrero. Recibe Mirtha Rodríguez Pérez, su señora madre.

Asistentes [aplausos].

Orador de orden, Earle Herrera Antonio Guerrero nació el 16 de octubre de 1958 en Miami, siendo hijo de una familia humilde, sus padres son Antonio Guerrero Cansio, fallecido, y Mirtha Rodríguez Pérez, que hoy recibe la condecoración en nombre de su hijo.

En 1959, a pocos días del triunfo de la Revolución, los padres deciden regresar a Cuba e incorporarse a las tareas del proceso revolucionario. En 1973 comienza sus estudios preuniversitarios en la Escuela Vocacional Vladimir Illich Lenin, donde continúa destacándose por sus buenos resultados docentes y su entusiasta participación en actividades extraescolares. En 1974 ingresa en la Unión de Jóvenes Comunistas, ocupando el cargo de secretario organizador del Comité de Base de esa organización.

En estos momentos Antonio Guerrero, prisionero en las cárceles de los Estados Unidos, es condecorado en la persona de su señora madre, por el ciudadano Presidente de la República, Hugo Rafael Chávez Frías.

Asistentes [aplausos].

Orador de orden, Earle Herrera Toda nuestra solidaridad, en la más alta condecoración que entrega la República Bolivariana de Venezuela, a los 5 héroes cubanos.

Tiene la palabra el Comandante Presidente Hugo Rafael Chávez Frías.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Excelentísimo Ricardo Alarcón de Quesada, presidente de la Asamblea Nacional de la República de Cuba.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y, bueno, no estoy diciéndolo por mamar gallo, sino que es un excelentísimo señor, compañero, camarada, de cuántos años de lucha y de batalla. Y ya, no digo más nada excelentísimo.

Querido embajador Roberto Polanco, embajador de Cuba en Venezuela; están sus hijos también allí. Sus hijos los veo ahí, ¿no? ¡Epa! Camarita. Y tú esposa está ahí también. Saludos, embajadora, compañeros.

Roberto López Hernández, cuarto bate del equipo de las misiones de Cuba en Venezuela. ¿Dónde está Roberto? ¡Epa! Roberto. Jefe de las misiones cubanas.

Presidente Chávez ¿Y su esposa está allí? ¡Carmen! Bienvenida, Carmen, su esposa.

Queridas compañeras, madres, esposas y hermanas de nuestros héroes, nuestros compañeros, nuestros camaradas. Heroínas ellas también, heroínas. Heroínas de esta lucha.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Queridas presidentas de los poderes del Estado: de la Asamblea Nacional, Cilia Flores; del Tribunal Supremo de Justicia, Luisa Estela Morales; del Poder Ciudadano, Gabriela Ramírez; del Consejo Nacional Electoral, Tibisay Lucena; fiscal general, Luisa Ortega Díaz; ministra, compañera, María León, yo le digo más bien María Leona, porque ella es una leona. ¡María! Desirée Santos Amaral.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Ministros, invitados especiales, jefa de Gobierno del Distrito Capital, Jacqueline Faría.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Procuradora General de la República, Gladis Gutiérrez.

Queridos compañeros diputados, diputadas a la Asamblea Nacional; querido Earle Herrera; Toby Valderarama, invitado especial, sembrador de maíz de las sabanas del piedemonte barinés y merideño.

Médicos y médicas, doctores de la Misión Barrio Adentro, estudiantes, cubanos, cubanas de la Misión Cubana en Venezuela.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Un saludo muy especial para ustedes, cooperantes cubanos de las misiones socialistas venezolanas, estudiantes de la Unefa que están con nosotros también acá.

Asistentes [algarabía].

Presidente Chávez De la Universidad Nacional Experimental de la Fuerza Armada.

Estudiantes de la Unefa [grito de consignas]. ¡Buenas noches, Presidente!

Presidente Chávez Buenas noches y un aplauso pa’ estos muchachos.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Ahora, levanten la mano, por favor, jóvenes estudiantes de nuestra universidad, los que ya son soldado. Ya son soldados, soldados. Pónganse de pie a ver, porque yo no veo bien ya a esta hora y estos años. Los que ya son soldados. ¡Ajá! Estudiantes y soldados. Todos deberían ser ¿verdad?

Estudiantes ¡Cierto, mi Comandante!

Presidente Chávez Claro, pero hay algunos que están soldados-soldados, que tienen que estar estudiando y en el cuartel, bajo riguroso entrenamiento. Pero hay que recordar que la doctrina de defensa de Venezuela es una doctrina integral, y que todo ciudadano es un soldado, y todo soldado un ciudadano. La defensa de la Patria es tarea de todos.

¡Ah! Los lacayos, los amargados, los escuálidos, allá ellos; esos son la quinta columna, ¡eso son la quinta columna! Esos le hacen el juego al imperialismo y a los lacayos, y a las bases militares. Ya quisiera ellos también instalar aquí bases militares yanquis en Venezuela, que más nunca, porque esta Revolución llegó para quedarse para siempre, la Revolución Bolivariana.

Estudiantes liceístas [aplausos y grito de consignas].

Presidente Chávez ¡Ah! Estos son los liceístas también, un grupo de liceístas invitados. ¿Qué pasó con el rugido? El movimiento de los liceístas, estudiantes. A todos los saludo.

Parece que va a hablar Evo Morales ahorita.

Ya encendieron el pebetero, están inaugurados los Juegos Bolivarianos.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Saludamos desde aquí a Evo Morales y al pueblo de Bolivia, y a todos los pueblos de Nuestra América. Cuba se salva, porque a Cuba no le toca asistir a los Juegos Bolivarianos.

Asistentes [risas].

Presidente Chávez ¡Menos mal, menos mal! Ustedes saben que Fidel... ¡Epa! Fidel. ¿Dónde está la cámara aquí? Una cámara que me apunte ahí. ¡Ah! Allá está. Dale pa’ acá. Fidel, how are you? Buenas noches, Fidel. Un aplauso desde aquí a Fidel.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez ¡Viva Fidel!

Asistentes ¡Viva!

Presidente Chávez Ese nos está cazando allá.

Asistentes ¡¿Qué tiene Fidel?! ¡Fidel, Fidel! ¿Qué tiene Fidel? Que los imperialistas no pueden con él. ¡Fidel, Fidel! ¿Qué tiene Fidel? Que los imperialistas no pueden con él.

Presidente Chávez Tú sabes que Fidel está tan pendiente de lo que aquí pasa, que —como ya yo se los expliqué— no lo voy a explicar otra vez, porqué yo llegué con corbata, no me dio tiempo de cambiarme porque estaba con el ministro ruso. Ya saben ¿no? ¡Ajá! Y por cierto que hicimos un documento y se firmó, porque vamos a instalar aquí un Centro Nacional de Prevención de Desastres, similar... mejor será que el que tiene Rusia, con satélites y todo. Vamos avanzando. Transferencia tecnológica. Es la independencia, independencia.

Así como hace pocos días vino una gran exposición de altas tecnologías rusas, y se hicieron varias mesas de trabajo, biotecnología, nanotecnología. Hay palabras que todavía nosotros tenemos que incluso estudiar, porque aquí casi nadie conocía, y todavía nos falta: nanotecnología. Fábrica de medicamentos, investigaciones científicas, grandes avances tecnológicos.

Bueno, entonces estábamos conversando nosotros allá con Alarcón, con las madres, esposas, hermanas, heroínas, y bueno se le alarga la conversa, yo sé que aquí estaban ya ustedes listos, pero estaba el grupo madera ¿no?, estaban alegres, estábamos un poco ya retardados para la hora fijada, que era a las 6:00 de la tarde. Pero a las 6:00 estaba yo despidiendo al ruso y estaban llegando ellos. Bueno, a las 6 y 30 Fidel no aguantó más, no aguantó más y llamó, llamó: que porqué no ha empezado el acto [risa].

Asistentes [risas].

Presidente Chávez ¡Llamó! ¿Llamó cuántas veces, Polanco? ¡Cinco veces!

Bueno, entonces dijimos, es verdad ya van a ser las siete, y nos vinimos.

Por eso saludamos a Fidel, a Raúl, y a toda Cuba. Y allá a los 5 héroes que están en las cárceles, secuestrados por el imperio yanqui.

Asistentes [aplausos]. ¡Cuba y Venezuela una sola bandera! ¡Cuba y Venezuela una sola bandera!

Presidente Chávez Lamentamos muchísimo la muerte de Carmen Nordelo, como ya se ha dicho y lo sabemos, la madre de Gerardo, uno de los 5 héroes. He aquí su hermana, Isabel Hernández Nordelo, con motivo de aquel lamentable hecho de la muerte de Carmen, Fidel escribió estas reflexiones que se llaman así “El mejor homenaje a la madre de un héroe” estas reflexiones de Fidel yo invito a que todos aquí en Venezuela las leamos, las releamos, las analicemos, él tiene la costumbre de enviármelas unas horas antes de que salgan publicadas, cosa que agradezco y para mi es un verdadero honor y bueno siempre estamos publicándolas también, pero yo hago un llamado a los medios de comunicación del pueblo, a los medios nacionales, regionales, están en manos del pueblo, verdaderamente del pueblo, de las comunidades, desde Venezolana de Televisión hasta la más remota estación de allá del Orinoco, de una radio comunitaria o televisoras comunitarias, hago un llamado a las patrullas del partido socialista, en todas partes lean, relean y analicemos individualmente y en colectivo las reflexiones de Fidel, porque están llenas siempre de sabiduría, son líneas de pensamiento para la batalla.

Voy a leer sólo unos párrafos dice Fidel, esto lo escribió Fidel el día 3 de noviembre, la querida Carmen falleció el día anterior, el 2, dice así, leo: “ayer falleció Carmen Nordelo Tejera, la abnegada madre del héroe de la República de Cuba, Gerardo Hernández Nordelo, injustamente sancionado a dos cadenas perpetúas y 15 años de prisión” suspendo la lectura y he aquí a la magistrada Luisa Estela Morales por ejemplo, he aquí a la doctora Luisa Ortega Díaz, la Fiscala General de la República, la Presidenta del Tribunal Supremo, ustedes conocedoras a fondo del derecho, de la administración de justicia, sabrán muy en profundidad lo que esto significa, doble cadena perpetúa.

Yo que no soy jurista pudiera decirlo de esta manera, aquí se prueba el ensañamiento al menos, además de todo lo que nos ha explicado con su sabiduría y su proverbial manera de explicar las cosas el querido compañero Alarcón de Quesada, doble cadena y además dicen que cuando salga, vaya que cinismo además, que cuando salga no podrá acercarse a los lugares donde ellos saben que están los terroristas.

Sigo leyendo a Fidel ahora “lo insólito es que hace sólo 12 días la justicia yanqui puso en libertad a Santiago Álvarez Fernández Magriñá, a quien se le ocuparon armas de guerra, explosivos y otros medios destinados a los planes terroristas contra nuestro pueblo -a ese si lo liberaron, sigo leyendo- se trataba de armas ocupadas a ese agente de la CIA, quien al servicio del gobierno de Estados Unidos dedicó gran parte de su vida al terrorismo contra Cuba” y por ahí se va Fidel en sus reflexiones, repito, invito a leerlas, a publicarlas, a releerlas, a republicarlas, analizarlas, reanalizarlas. Más adelante dice “a otro terrorista de origen cubano, Roberto Ferro aliado a la mafia terrorista de Posada Carriles y Santiago Álvarez, en julio de 1991 le ocuparon 300 armas de fuego, detonadores y explosivos plásticos, fue sancionado a dos años. En abril de 2006 le ocuparon en compartimientos ocultos de su casa 1571 armas y granadas de mano, recibió una sanción de 5 años” esto nos indica, esta reflexión de Fidel y estos datos que él busca, rebusca y utiliza de manera magistral nos dice mucho de lo que es el llamado sistema de justicia en ese país llamado Estados Unidos que se presenta ante el mundo como en campeón de la justicia, son los campeones de la libertad, de la democracia, puro cinismo, puro engaño, es un sistema podrido el sistema de los Estados Unidos, eso está podrido el sistema de justicia, el sistema social, el sistema político, el sistema económico ni que decir y si es que se pudiera hablar de un sistema ético, un código, no existe en ese país, esta destruido, esta pulverizado. Pero ellos pretenden, la elite que ahí gobierna y sus medios de comunicación se presentan ante el mundo como Superman, a luchar por la justicia, los campeones de la democracia.

Por eso digo con Fidel, recuerdo unas palabras fue en Argentina en una gran concentración me tocó hablar, inmediatamente ante que Fidel cosa muy difícil yo no quería hablar en verdad, yo le dije a Fidel: Fidelyo no debo hablar, habla tú, me dice: no tienes que hablar; bueno me anunciaron ahí y hablé pero yo... todo el mundo estaba esperando las palabras de Fidel, había frío era de noche ya ¿dónde fue eso Nicolás? En Córdoba correcto. Yo hablé y algunas cosas dije y entre las que dije fue que este siglo caerá el imperio yanqui, en este siglo, Fidel luego me corrige y dice: Chávez es muy generoso porque cuando se dice caerá en este siglo pues alguien puede pensar que tenemos 80 años por delante o 90 para que caiga ese imperio, no, ese imperio debe caer ahora los primeros años del siglo XXI y es verdad, si ese imperio no cayera el que terminará derrumbándose será el mundo, la humanidad.

Habría que recordar la expresión de Noam Chomsky “hegemonía o supervivencia” es decir para nosotros sobrevivir, para que el mundo sobreviva, para que la especie humana sobreviva necesario es que acabe la hegemonía del imperio estadounidense, llamó Fidel, mensaje ¿se los leo? Llamo el compañero Fidel.

Asistentes [Aplausos].

Presidente Chávez Y sumándose al protocolo pidió lo siguiente, que me comunicarán que no se ha mencionado a la esposa de Gerardo, Adriana Pérez Oconor, bueno vamos a saludarla porque no está aquí sino que está cumpliendo otra misión.

Asistentes [Aplausos].

Presidente Chávez No está entre nosotros aquí físicamente, esta cumpliendo otra misión y dice Fidel que él considera que se debe señalar este hecho, bueno está señalado Fidel gracias, toma nota y cualquier otra observación mándala por favor que la línea esta abierta por aquí ¿tiene a Fidel ahí? Ah bueno, tenemos un teléfono rojo nosotros para comunicarnos, un Vergatario como dice el compadre ¿Fidel te llegó el Vergartario por fin? Si allá lo tiene, el teléfono Vergatario.

Bueno, estos son datos muy importantes para el análisis, para la difusión, y para la comparación, y para que nos formemos verdaderos juicios, verdaderos criterios, objetivo criterio de lo que realmente acontece en el mundo, sobre el cinismo, sobre las grandes operaciones de engaño de las que ya nos hablaba también Alarcón, ciertamente, cada vez que los medios de comunicación del capitalismo mundial y de todos estos países hablan de los 5 hermanos cubanos, de nuestros 5 héroes, ellos hablan de los 5 espías cubanos, y en más de una ocasión yo he leído los 5 terroristas cubanos ¿ves? Cuando son luchadores anti terroristas.

¡Ahhh! Démosles la vuelta a la moneda y veamos la otra cara, Posada Carriles, ese monstruo, porque es la palabra que le cabe, es un monstruo, ese señor no es un humano, no, tiene forma humana, él es un monstruo, todos aquí sabemos lo que dijo en relación con los crímenes que ha cometido, sí, pusimos la bomba ¿y qué? En el caso de la voladura del avión cubano, 1976, 73 muertos; ese monstruo está allá en Estados Unidos, libre, caminando a sus anchas, disfrutando la riqueza, los dólares, millones de dólares que se gano como agente de la CIA, que se ganó y se robó aquí en Venezuela cuando era jefe en la Disip, nombrado por Carlos Andrés Pérez y estos escuálidos que andan rumiando el odio, y pretendiendo volver a gobernar a Venezuela. Bueno, esperen unos 500 años a ver si es verdad que van a volver a gobernar a Venezuela, esperen unos 500 años...

Asistentes [aplausos]

Presidente Chávez Luís Posada Carriles, cómo califican a Posada Carriles los grandes medios de comunicación norteamericano y del mundo, del mundo capitalista, el luchador anti castrista, así lo llaman, cuando es un asesino, un terrorista, y ese gobierno, el gobierno de Estados Unidos se da ¿cómo llaman eso? El tupé ¿no es que llaman? El tupé de incluir en una lista que ellos hacen de países que promueven o apoyan al terrorismo, a un conjunto de naciones como Cuba. Estados Unidos tiene a Cuba en la lista de Naciones que promueven el terrorismo. Y bueno, ya están por incluir a Venezuela, seguramente poco faltará, ya está la solicitud hecha por unos excelentísimos senadores, o representantes del Congreso de los Estados Unidos, y bueno, nos señalan de que aquí tenemos bases terroristas, que protegemos al terrorismo, que tenemos células de Hezbollah en Venezuela, ellos tienen allá a Luis Posada Carriles, a Orlando Bosch, y no sé cuántos terroristas y asesinos más, corruptos, genocidas como Carlos Andrés Pérez, ese es otro que estamos esperando que no los devuelvan para acá, la extradición está solicitada, con pruebas de todo tipo ¿no? Lo protegen allá, pagan esa protección, claro, después de haberle servido al imperio durante muchos años, allá están, y conspirando además contra Venezuela y contra otros países de nuestra América.

Bien. Fidel entonces rinde tributo a Carmen Nordelo, y al final dice ese día 3 de noviembre, como afirmó Lincoln: “No se puede engañar a todo el pueblo todo el tiempo...” y sigue Fidel diciendo: “No sólo depositaremos flores sobre la tumba de Carmen Nordelo, proseguiremos la lucha sin descanso, por la libertad de Gerardo, Antonio Fernando Ramón y René, desenmascarando la infinita hipocresía y el cinismo del imperio, defendiendo la verdad, y termina ahora sí con esta frase: “Sólo así honraremos la memoria de la legión de madres y mujeres como ella que en Cuba han sacrificado lo mejor y más preciado de su vida por la Revolución y el socialismo...” Fidel Castro.

Asistentes [aplausos]

Presidente Chávez Y es absolutamente cierto, no hay mejor honor para ella que se fue físicamente, y no hay mejor honor para ellos que están allá prisioneros del imperio; no hay mejor honor para ellas que están aquí con nosotros, y las que no están, y los que no están, los hijos, las hijas, los nietos, las nietas, los hermanos, las hermanas, los amigos, las amigas, la familia, tanto el núcleo de la familia como la familia más grande, tus compañeros, compañeras. No hay mejor honor en verdad que este que Fidel recoge aquí, seguir luchando por su liberación, y en esa lucha, sobre el cabalgar de esa lucha que es por una parte jurídica, sí, que es por otra parte y mucho más moral, política, esa lucha que habrá que seguirla dando en Cuba, dentro de los Estados Unidos en Venezuela, en América Latina y más allá en el mundo, esta es una lucha mundial, porque es una lucha por la dignidad del ser humano, es una lucha verdaderamente por la justicia. En esa lucha, en esa batalla desenmascarar a diario el cinismo imperial, el cinismo de las élites que gobiernan al mundo y pretenden seguirlo gobernando; el cinismo del capitalismo, de la hegemonía capitalista, señalando, acusando, argumentando, razonando en todos los órdenes, en el jurídico esto es digno, por ejemplo, evaluarlo en las escuelas de Derecho de las universidades, de evaluarlo en las clases, anteriormente se llamaban Moral y Cívica cuando uno estudiaba secundaria; en las clases en secundaria, analizarlo en los estudios de Ciencia Política, en el Derecho comparado, como arma para la reflexión y la batalla moral, política, jurídica, ideológica.

Aquí, bueno, por ahí se la pasan los amargados de aquí, y los grandes medios de comunicación diciendo y repitiendo que aquí en Venezuela hay presos políticos, o perseguidos políticos, porque hay unos señores que tienen deuda con la justicia y se fueron, y ahora se presentan como mártires en el exilio, perseguidos por Chávez, la tiranía de Venezuela, la tiranía de Chávez, y ahí los tenemos en distintos países de América del Sur, Centroamérica, Norteamérica. ¡Ah, son presos políticos! Dicen; algunos son políticos presos, por corruptos, por bandidos, y hasta por asesinos.

Ahora, si de presos políticos vamos a hablar, estos 5 héroes nuestros héroes y compañeros verdaderamente son presos políticos del imperio, so presos políticos de Bush, y ahora presos políticos de Obama, del imperio yanqui; está eso más que demostrado.

Ahora como dice Alarcón, que el presidente de los Estados Unidos haga algo para merecer de alguna manera el Premio Nobel de la Paz que le han dado, o para ser consecuente de alguna manera con sus discursos, durante la campaña electoral, y los que de cuando en cuando da en algunos lugares del mundo, prometiendo cambio, justicia, acabar con el atropello a la soberanía de los pueblos, luchar por la reivindicación de los Derechos Humanos.

Si de alguna manera el presidente de los Estados Unidos quiere ser coherente con eso, ahí está. Bueno, el caso cubano, sólo le proporcionaría suficientes, creo yo, pruebas para demostrarlo, liberando a los 5 héroes, ya está dicho y está escrito, la Corte de apelaciones determinó que no hay delito, no hay prueba de ningún tipo, y es que no la hay, de que estos compañeros hayan estado conspirando contra el sistema norteamericano, o conspirando para asesinar a alguien, o preparando hechos terroristas, o haciendo espionaje, espionaje hace el imperio, las siete bases militares yanqui en Colombia, por ejemplo, Fidel bien las llamó las siete puñaladas al corazón de nuestra América, son bases para el espionaje, y está escrito por ellos mismos en los documentos que hemos presentado al mundo, desde allí tendremos excelentes, dicen los documentos de allá, el Pentágono, excelentes condiciones para el espionaje, y especialmente así lo dicen contra los gobiernos anti estadounidenses, Venezuela uno de ellos, Cuba, otro de ellos, Bolivia, Ecuador, Nicaragua, pero van a espiar desde allí a todo el mundo, también a Brasil, a todo el Caribe, a toda Suramérica incluyendo a Argentina, hasta allá, hasta el Cono Sur va a llegar el alcance electrónico, técnico y tecnológico del equipamiento de guerra que está instalando el imperio en las bases militares de Colombia, son bases para la guerra.

¡Ahhh! Ahora me acusan a mí de que estoy alentando la guerra, ustedes ven el cinismo, el cinismo no tiene límites, el cinismo del imperio y de sus lacayos, los de Colombia, los de aquí, que son las oligarquías apátridas, son las mismas oligarquías, las de Bogotá y las de Caracas, que hace 200 años mandaron a matar a Simón Bolívar, el padre de la Patria; mandaron a matar, y lo lograron, al Mariscal de América Antonio José de Sucre, pero yo lo he dicho de esta manera, ellos son los hijos de los traidores, ellos son los hijos de Santander. Aquí estamos los hijos verdaderos de Bolívar, las hijas de Bolívar, aquí estamos...

Asistentes [aplausos]

Presidente Chávez Por cierto que mañana salen “Las líneas de Chávez”, no me atrevo a recomendarlas por razón ética ¿no? Recomiendo las reflexiones de Fidel. Si a alguien se le ocurre recomiende algo de “Las líneas de Chávez, yo no las voy a recomendar. No, éstas que están son “Las líneas de Fidel.” Fidel, un día de estos vamos a cambiar, yo le pongo “Reflexiones de Chávez a las mías y tú le pones “Las líneas de Fidel” a las tuyas, vamos a ponernos de acuerdo.

¿Qué me harían mis líneas, vale? Aquí está, estas salen mañana las terminé hoy en la tarde, y comienzo con un pensamiento de Bolívar, ¿saben cómo se llama para mañana? Otra vez se los voy a repetir: “Si quieres la paz... prepárate para la guerra”. Así se llaman “Las líneas de Chávez” de mañana, para que me sigan llamando guerrerista, a mí no me importa lo que me diga la oligarquía, yo estoy cumpliendo con una responsabilidad, si no lo hiciera estaría traicionando a mi Patria, sé, me consta, de las amenazas que se ciernen sobre nosotros, y estoy obligado incluso por la misma Constitución Bolivariana, a llamar a la Fuerza Armada y al pueblo a que nos preparemos cada día más para la defensa de nuestra Patria, porque Venezuela es libre y seguirá libre...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Bueno, Alarcón, imagínate, esto es como que en un barrio donde nosotros vivamos, todos nosotros, este barrio que está aquí, de repente un día para otro llegue una banda de forajidos al barrio, el barrio es Suramérica, bueno, llegó una banda, una nueva banda de forajidos, además vienen los militares yanqui a Colombia con el código de agente secreto aquel 007, tienen inmunidad, vaya usted a saber, inmunidad, ellos podrán cometer el delito que quieran, la falta que quieran en territorio de Colombia o de cualquier otro país, claro, que si se pasan para acá, aquí no tienen inmunidad, pero ellos pueden incluso atentar desde el territorio de Colombia contra otros países, y ellos tienen inmunidad, no se les puede hacer nada, no le toques ni un pelo, esos son los forajidos pues, que vienen por aquí, la banda de malhechores, asesinos, secuestradores, violadores, etc., llegaron al barrio, y entonces venimos nosotros y decimos, bueno, señores del barrio, la familia, la familia, los vecinos, tenemos que tener cuidado, alerta para defender el barrio de estos malhechores, y entonces terminemos nosotros siendo acusados, como se me acusa por todos los medios de comunicación o casi todos en este planeta sobre todo en el mundo occidental, a que yo estoy llamando a la guerra, y el gobierno de Uribe es tan... tan cínico, llega a tal nivel insospechado de cinismo el gobierno del traidor Uribe, que enviaron un documento al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas solicitando alguna acción contra Venezuela, porque Venezuela está amenazándolos a ellos con la guerra. ¡Vaya qué cinismo compañero! Ese es el colmo del cinismo.

Por eso comienzo Las líneas de mañana: “Si quiere la paz... prepárate para la guerra.”

Me enteré que hoy Alí Rodríguez disparó un fusil, tengo allá incluso la... te felicito Alí, le pegaste en el centro de la diana a pesar de tus ochenta y cinco años, perdón, 69 años tiene Alí, Alí hoy estaba disparando porque tiene una escuadra de reserva pues, se fue para allá a disparar. Bueno, ¿es eso un delito? No, está obligado a hacerlo, está obligado, yo pongo ese ejemplo, y pido un aplauso para el soldado Alí Rodríguez, es un soldado, reconocimiento a su edad, después de tantos años ahí está, pidió que le permitieran ir a entrenar, y disparó, y el primer tiro: ¡Pag! En todo el centro, y lejos, disparaste lejos, como a 300 metros ¿ves? Menos mal que yo no te conseguí cuando te andaba buscando Alí [risa].

Yo una vez andaba persiguiendo a Alí, los batallones anti guerrilleros donde yo estaba, andábamos buscando a Magolla, a Alí, una lista ahí de... ¿cómo llaman? Bandoleros, eran bandoleros, eran dignos combatientes por el socialismo y por la liberación de Venezuela, dignos combatientes.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Rindo atributo a los dignos combatientes por el socialismo, a los mártires y a las mártires...

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y a sus madres, ya que hablamos de este caso de las madres.

Simón Bolívar tiene una frase: “Cuando el clarín de la Patria llama, hasta el llanto de la madre caya...” En alguna carta, a alguna madre de algún soldado fallecido, porque Bolívar le escribía cartas bellísimas a las madres, a los padres de muchos soldados que dieron su vida en la lucha por la independencia que aún no ha terminado, esta lucha de hoy es la misma, no es que estamos luchando por una segunda independencia, yo insisto en eso, respetando muchísimo a quienes han hablado en otros años y otras épocas de la segunda independencia, se elaboró mucho esas tesis, yo me acuerdo a mi general Perón que habló mucho en su época de la segunda independencia, yo creo que no, no es la segunda, es la primera, es la misma, no ha terminado, tenemos 200 años y más luchando por nuestra independencia, ahora llegó el día en este siglo, y como dijo Fidel no será por allá en el año 2099, no, ahora comenzando el siglo estamos logrando nuestra verdadera y plena independencia como Cuba la logró gracias a la Revolución cubana hace ya 60 años, perdón 50 años.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Hablando de Bolívar, ese maestro, maestro del decir y del hacer, maestro de la moral y de las luces, maestro del pasado y del presente, y también del futuro, maestro Bolívar, en una carta que le escribe al traidor Santander, he leído algunas declaraciones de algunos oligarcas de Colombia, de los últimos días, acusándome de que yo estoy irrespetando a un prócer, ellos defienden a Santander, defiéndanlo, claro, tienen que defenderlo.

Simón Bolívar le perdonó la vida a Francisco De Paula Santander, hay que recordárselo entonces a la oligarquía colombiana y a todo el pueblo, y al pueblo venezolano.

Páez, otro traidor. ¿Duele? Pudiera dolor, a mí ya no me duele, me dolió cuando me enteré, y cuando yo me enteré de la traición de Páez, mire que ya yo era capitán cuando empecé a profundizar más la historia verdadera, porque nos mintieron mucho, nos engañaron mucho, no nos dijeron la verdad en la escuela, en los libros escritos, al menos los libros oficiales pues, y Páez quedó como prácticamente el padre de la Venezuela republicana ¡mentira! José Antonio Páez fue un traidor, nació... y fue un gran corrupto también, un gran corrupto basta comparar cómo nació, cómo vivió y cómo murió. Páez nació pata en el suelo en Curpa se crió en las sabanas de Barinas siendo peón de sabanas, peón de hatos pues, arreando ganado, ordeñando vacas y después se sumó a la causa de la independencia y fue presidente de Venezuela las veces que le dio la gana hasta que el pueblo lo echó por traidor y terminó dueño de grandes haciendas, terminó siendo un gran ganadero no sólo nacional, internacional, Páez se integró a la sociedad de ganaderos de Suramérica en Argentina es recordado por eso no como el León de las Queseras del Medio ¡no, no! el gran ganadero, el león del ganado, el león del ganado. Hasta hace poco Alarcón, fue que nosotros la Revolución Bolivariana recuperó hace apenas un año, unas inmensas sabanas de un hato que todavía se llama San Pablo Paeño, Paeño porque Páez se adueñó de esas tierras, traicionó a sus soldados y por eso se le alzaron pocos años después y por eso salió Zamora y la Guerra Federal hace exactamente por estos días 150 años, leamos a Bolívar en el diario Bucaramanga lo que dice sobre Páez, cuenta Perú De Lacroix que un día le llagaron a Bolívar, le llegó a Bolívar un conjunto de cartas, comunicaciones y le escribían de todas partes, los generales, él era todavía presidente de la Gran Colombia y se ponen a leer las cartas, las cartas y los informes y Bolívar dictando respuesta y tomando decisiones sobre la marcha y al final después de varias horas le dice Bolívar a Perú De Lacroix, el coronel le dice, “mira, mira Perú ¿te das cuenta? Páez no escribe, nunca me escribe y cuando suele hacerlo sólo me habla... no me habla de los negocios de Venezuela de mi pobre país que está quebrado, empobrecido y explotado y dominado por una casta -dice- ¡peor! Que la española...” así murió Bolívar con esa amargura ¿eh? por eso es que dijo: “He arado en el mar, Jesucristo, Don Quijote y yo, los tres grandes majaderos de la historia...” entonces dice Bolívar: “No, no él escribe sobre los negocios de Venezuela porque seguramente estará pendiente sólo de los de él, de los suyos propios...” terminó siendo un gran rico, dueño de tierra y de esclavos ¡miren! José Antonio Páez tuvo el tupé y repito la palabra, me estoy refinando un poco ¿eh? tuvo el tupé de que cuando decretaron al fin aquel presidente Monagas, uno de los Monagas, decretó la libertad de los esclavos muchos años después, cuando Bolívar había decretado la libertad de los esclavos como diez veces, redactó leyes, firmó decretos, no le hicieron caso a Bolívar ¡claro! Era la mano esclava, la mano de obra esclava del feudalismo, de los explotadores de hombres y de gentes. José Antonio Páez se negó a liberar a sus esclavos hasta que no le pagaran el último centavo por ellos y así se hizo, porque era guapo, era guapo pues, era guapo y tenía mucho prestigio y... Bolívar lo describe en el Diario de Bucaramanga ¡léanlo! Cuando puedan sino lo han leído, él dice “Páez: El hombre más peligroso para la patria...” ¿por qué? “porque es el más ambicioso y no sólo es ambicioso sino que además tiene mucho prestigio sobre todo entre las tropas del llano que son como nuestros cosacos...” así mismo, palabras casi textuales de Simón Bolívar. Pero Páez con todo y eso cuando Bolívar regresa a Caracas en 1827 tratando de salvar la unidad y tratando de ganárselo, a Páez, a Páez le proponen fusilar a Bolívar, mandarlo a matar y hasta redactan un decreto para fusilarlo y Páez dice: “No, lo prefiero, lo prefiero desterrado”. No se atrevió, no se atrevió a lo mejor midió las consecuencias históricas de aquella pero Santander sí se atrevió, Santander preparó la conspiración, quedó demostrado en el juicio en aquel donde condenaron a un grupo de ellos a muerte, entre ellos Santander y entre ellos a otros que había sido ilustres militar, venezolano, el almirante José Prudencia Padilla, ese almirante que comandó la última batalla, la naval en el Lago de Maracaibo estaba entre de los conjurados y fue fusilado en Bogotá, José Prudencia Padilla, Santander fue condenado a muerte y Simón Bolívar le conmutó la pena de muerte por el exilio.

Entonces se molestan hoy todavía los oligarcas de Bogotá porque desde aquí decimos estas cosas. Bueno moléstense pero es la verdad, voy a repetir al gran uruguayo José Gervasio Artigas con la verdad ni ofendo ni temo, Santander: Asesino, Santander ¡traidor! Enemigo de Bolívar y enemigo de la patria y pro yanqui además ¿Uribe? Uribe es de los hijos de Santander es la misma línea, nosotros somos -ya lo dije- los hijos de Bolívar, las hijas de Bolívar y estamos en la misma batalla y se los juro santanderes y santanderitos, oligarcas y oligarquicos, pitiyanquis y piyanquitos, arrastrados y arrastraditos, se los juro ¡Nuestro Padre Bolívar no será derrotado de nuevo! ¡nosotros llegamos aquí para reivindicar y para triunfar!

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez ¡Viva Bolívar!

Asistentes [aplausos] ¡VIVA! [consigna].

Presidente Chávez ¿Ese es qué el Frente Miranda?

Asistentes Sí. Comandante Chávez: ¡Ordene! (...) ¡patria, socialismo o muerte!

Presidente Chávez ¡Venceremos! El Frente Francisco de Miranda ¡Que viva!

Asistentes [aplausos]. ¡viva!

Presidente Chávez Ese Frente Francisco de Miranda es hijo de Fidel ¿están algunos de los fundadores? ¿se acuerdan cuando fuimos? Allá está Erika, es fundadora ¿eh? cuando fuimos Fidel y yo a visitarlo allá que estaba lloviendo, el Frente Francisco de Miranda.

Bueno entonces las Líneas de mañana comienzan con este... esta frase de Bolívar de aquella carta que le escribió a Santander el 23 de junio de 1820 dice Bolívar así: “La paz, la paz, será mi puerto, mi puerto, mi gloria, mi recompensa, mi esperanza, mi dicha y cuanto me es precioso en este mundo...” vean que maravillosa manera de apuntar hacia la paz como puerto, como llegada para la dicha, para la esperanza, para lo precioso en este mundo y al final de todo el escrito de unos seis mil caracteres que es lo que me están imponiendo ahí y yo lo respeto, ustedes saben que si fuera por mí escribiría... habría que llenar todo el periódico de las Líneas de Chávez [risas] de la primera página hasta la última, ajá ¡no! no crean que... no crean que es fácil esta tarea, hay que sentarse, el teléfono suena a cada rato, llaman, el canciller que se la pasa llamando ¿no? mensajes de Evo, de Correa, casi todos los días llegan mensajes, llamada de Sócrates, Nicolás no he hablado con Sócrates ¿qué ha pasado? ¿Mañana será la llamado con Sócrates? El primer ministro de Portugal, no estoy seguro si yo pueda ir Nicolás a la cumbre de... Iberoamericana, por si acaso, pero él debe estar interesado en otras cosas con Portugal estamos adelantando muchos mecanismos de cooperación ¿eh? muchos, uno de ellos las energías renovables, alternativas. Ellos han desarrollado mucho, mucho la tecnología de energía solar, energía eólica, estamos comenzando a traer tecnología, construcción de viviendas, las computadoras, el proyecto Canaima, computadoras para niños ¿ve? entonces ponerse a escribir no es así tan fácil, más fácil es hablar y hablar y hablar ¿eh? entonces yo termino con esto mañana ¡ah! Termino con el Psuv, soberanía socialista ¡ah! Porque yo hablo un poquito aquí de la soberanía, porque el gobierno de Uribe dice que la decisión que han tomado de permitir la instalación de las bases en Colombia o más bien hay que decirlo más completo, convertir a Colombia en una sola grande base yanqui, eso es lo que está ocurriendo realmente porque los militares yanquis tendrán libertad para moverse y hacer y deshacer en toda Colombia no sólo en las siete bases ¡no, no! las siete bases son como los núcleos pero ellos podrán moverse por toda Colombia sin restricción ninguna, incluyendo por supuesto a las fronteras con Venezuela, a las fronteras con Brasil, a las fronteras con Ecuador y podrán moverse por aire, por tierra, por agua, por... bajo la tierra, podrán usar el espacio radioeléctrico de toda Colombia libremente sin necesidad de pedir permiso ni nada, es decir, Colombia ya no es soberana, esto duele ¿ah? Esto duele mucho, pero algún día Colombia será libre de nuevo, estoy seguro.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Algún día Colombia será libre otra vez, verdaderamente libre.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Uribe entregó a Colombia definitivamente. Mire yo conocí a Pastrana y Pastrana tuvo el coraje, hay que decirlo aún cuando tuvimos algunas diferencias, pero nunca hubo ningún conflicto Nicolás con Pastrana, discusiones, algún hecho coyuntural, teléfono, respeto, después llegó Uribe que lo que es ¡es un mafioso! ¡sí! Miren Uribe, él está por ahí moviéndose para ver si habla conmigo ¡no, no, no! no tengo nada que hablar con el mafioso de Uribe ¡nada! Él anda buscando, llamando gobiernos por aquí, por allá. No, no, no ¡ya! bastante esfuerzos hicimos nosotros ¡ya basta! No hay nada que hablar con un gobierno como ese ¡ah! Bueno si alguien quiere hablar con el gobierno de Colombia: Washington, ese es el gobierno de Colombia, no es Uribe, Uribe, Uribe era de los pupilos de Pablo Escobar Gaviria, eso está escrito, Uribe aparece en una lista de narcotraficantes del FBI de por allá de los 80, los 90, sólo que después le lavan la cara, borran archivos pero quedaron algunos por allí y lo llevaron a presidentes pues.

Ahora Pastrana era otro tipo de persona, un político pues, un político, Uribe no es político él viene de todo ese submundo de paramilitarismo, narcotráfico, negocios ¿eh? componendas, etc. Es capaz de cualquier cosa, es un hombre muy peligroso, es capaz de cualquier cosa, no tiene límites morales, ni éticos, ni políticos y lo está demostrando ahora con esto. Lo está demostrando ¡claro! Sólo que le hacen la... ¿cómo se llama? La cama, los grandes medios de comunicación de la oligarquía colombiana que está todo controlado por ellos mismos ¿eh? acallan las voces del pueblo, me atacan a mí de guerrerista para desviar la atención, nos atacan a nosotros de que estamos apoyando la guerrilla, el terrorismo ¿eh? pero yo recuerdo que Pastrana, tú debes recordar Alarcón, abrió aquella zona, instaló aquella zona desmilitarizada del Caguán y fue a hablar con Marulanda sin complejo de ningún tipo, pero a mí me constan algunas cosas de cuánta presión habría sobre aquel... había, hubo, sobre aquel hombre, para lograr lo que al final lograron ¿eh? romper el camino hacia la paz en Colombia, que Pastrana estaba dispuesto, dispuesto sin duda que estaba dispuesto, no tengo dudas de que estaba dispuesto a abrir ese camino aún cuando una vez me lo dijo: Mira Chávez, yo en cuatro años no lo voy a lograr pero al menos dejarlo adelantado para que no tenga retorno, no tenga vuelta atrás. Él creía en eso y una vez fuimos a hablar con Fidel los tres, Fidel, Pastrana y este humilde servidor, he conocido posteriormente al ex presidente Samper, es otra persona, es un político pues, se puede hablar de política con él, tiene una razón política, una forma de racionalidad política, una lógica política, Uribe no, Uribe es la lógica de la mafia, la lógica del mafioso. Entonces con ese gobierno, olvídense. Podrá pedírmelo el rey de España, pedírmelo el... no sé, presidentes amigos, no, no, no. No voy a hablar con Uribe, Nicolás dígale que no hay conversación con Uribe, no hay conversación.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez No hay nada que hablar con ese gobierno traidor.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y además bueno, él se atendrá a las consecuencias, él se atendrá a las consecuencias de cualquier cosa que intento contra mí o contra Venezuela como ya ocurrió con aquellos paramilitares aún cuando yo no tengo elemento para decir que él sabía, pero lo que sí está probado es que altos funcionarios que dependían de él directamente montaron esa operación de los paramilitares con la oposición venezolana, ésta rastrera oposición, para liquidarme físicamente y para generar un caos en Venezuela utilizando el terrorismo y la violencia.

Bien, termino entonces diciendo ¿de qué soberanía nos va a hablar Colombia? ¿el gobierno de Colombia? Que es una decisión de soberanía ¿cuál soberanía? ¿cuál soberanía? En derecho hay una figura que no, no, no sé cómo, cómo, cómo... cuál es su exacto, los exactos términos, las doctoras podrán ilustrarme, excelentísimas señoras y lo son, excelentísimas señoras y doctoras ¿eh? pero hay en el derecho una figura, cuando una persona le imponen algo, le imponen algo y lo acepta bajo presión, bajo chantaje y aún cuando se firme, se acuerde algo eso no es válido ¿cómo se llama doctora? ¿Nicolás cómo es? Si le vas a dar el micrófono asegúrate que esté prendido hijo por favor, cónchale, cómo le va a dar el micrófono apagado ¡ah! Asegúrate primero, a ver.

Fiscal General de la República, Luis Ortega Díaz Sí, esta viciado de nulidad porque la voluntad de la persona al firmar un contrato, un convenio tiene que ser espontánea no coaccionada y en este caso no... visto que hay una fuerza que lo obliga a firmar ese contrato no tiene ningún valor.

Presidente Chávez Correcto, viciado de nulidad. Gracias doctora, la doctora Luisa Ortaga Díaz, la fiscal general de la República.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Gracias doctora, muchas gracias.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez ¿Eh? esto es bueno porque además uno aprende muchas cosas del derecho, lo que es la soberanía. Miren yo mañana cito en las Líneas, cito a Bolívar y el concepto bolivariano de la soberanía, Colombia perdió la soberanía, el gobierno de Colombia ya no es soberano, no es soberano. Habrá que ver, alguien me preguntaba por allí, ¿oye por qué Uribe hizo eso? Nadie sabe, yo sólo tengo sospechas, hipótesis, qué no sabrán los yanquis de Uribe que le imponen eso, porque él sabe que quedará ante la historia no sólo de Colombia sino de este continente como un ignominioso gobernante que entregó un país. Yo creo que ningún gobierno por más arrastrado que haya sido llegó en los últimos 100 años al extremo del gobierno de Uribe, Alí tú que tienes ya casi 100 años, 69 tiene Alí ¿verdad? Analicemos a ver si algún gobierno en Colombia, en Venezuela, en Suramérica, ni siquiera aquellos dictadores, aquellos dictadores que eran puestos por Estados Unidos, yo no recuerdo, no tengo memoria de algún hecho similar a éste. Que le hayan permitido al imperio yanqui instalarse en tal o cual país con total inmunidad de para soldados, oficiales, para que esos oficiales comanden las tropas de Colombia, para que usen el espectro radioeléctrico sin límites y sin permisos, para que vuelen ¿ah? Dale a Nicolás el micrófono ahí pero dáselo prendido compadre.

Canciller de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Presidente los contratistas llamados, que son los mercenarios le dan absoluta protección al mismo nivel que a los oficiales y soldados, así que le da una protección especial a gente que ha demostrado ser asesinos a sueldo en otros lugares del mundo.

Presidente Chávez Asesinos al sueldo e incluso han sido... mira, el gobierno... cómo será que el gobierno de Irak tomó una decisión contra esos contratistas, el gobierno de Irak, vaya usted a saber en qué situación de debilidad estaba ese gobierno hace unos dos atrás, terroristas, asesinos, son paramilitares pues ¡ah! Bueno Uribe sabe mucho de eso, de paramilitares y asesinos ¿eh? pero ahí está, ahí está. Casi todos los grandes colaboradores de Uribe o sea han ido pa’ Estados Unidos o están presos por narcotráfico, paramilitarismo, pero él está ahí ¡intacto! Lo está protegiendo el imperio porque es la ¡ficha del imperio en Suramérica! En América Latina para tratar de acabar con la Revolución Bolivariana, se van a quedar con las ganas, que ni se le ocurra señor. No se le ocurra, tratar de bloquear o de frenar o de obstaculizar la unidad suramericana y ahí sí van a hacer daño, ahí sí van a hacer daño ¿saben por qué? bueno porque en Suramérica hemos cometido un error aún cuando yo lo he alertado 100 veces en reuniones de distintas con los presidentes y presidentas. Sin embargo, al final se ha tomado la decisión y nosotros aprobamos al final, para sumarnos ¿no? al proceso de unidad de América Latina, de América del Sur en este caso, pero yo siempre le digo a Lula, Lula, le digo a Cristina, Cristina, le digo a Correa, Correa pero démonos cuenta de lo siguiente: Nosotros estamos pretendiendo unir a Suramérica pero comenzando por donde debe terminarse el proceso. Es como que tú comiences a hacer una casa por el techo, yo nunca he construido una casa pero la lógica indica que el techo es como que lo último o casi lo último ¿verdad? ¿por qué digo esto? Y les explico, porque pretendemos unir de una vez a todos Simón Bolívar el maestro Bolívar, el gran Bolívar lo dijo a su manera “La unión de todos...” dice Bolívar, oye Tobi tú que eres experto en esto búscame por ahí mañana o pasado cuando tengas un tiempito esas... esa... ¿en qué documento está eso? Y Reyes que está por ahí también. Pero Bolívar lo dice en algún buen documento la unión con todos y de todos es neutra, es neutra, tenemos que unirnos los que tenemos intereses comunes, es una cosa elemental ¡ah! No pero en Suramérica queremos unir a todos los 12 países, comenzar ya uniendo, decretando la unidad. Por ahí no, el mismo Correa lo decía en una reunión, estamos sacrificando dijo Rafael, estamos sacrificando la velocidad de los que podemos avanzar más rápido ¿eh? incorporando aquí a los que no quieren avanzar, sería como que un conjunto de caballos y de yeguas se incorporen en una marcha y alguien diga, bueno, aquí está el morrocoy y hay que aceptar que nadie avanzará más rápido que el que camine más lento ¡ah! Bueno los caballos están liquidados ¿Qué caballo? ¡no! todos, todos se convierten en morrocoy aunque tengan forma de caballo, es la verdad, es la verdad y yo creo que eso hay que comenzar a hacerlo público Nicolás, yo primera vez que lo hago público, primera vez que lo hago público pero los pueblos deben saberlo y los gobiernos debemos discutirlo, discutirlo ¡ah! He allí una de las más grandes diferencias entre Unasur y el ALBA, la Alianza Bolivariana, Cuba, Nicaragua, Bolivia, Ecuador, Venezuela, Dominica, San Vicente, nosotros nos reunimos y cada reunión es que damos unos saltos adelante porque más bien estamos compitiendo a ver quién avanza más rápido, Nicaragua, Honduras golpeada, ayer hablé con Zelaya ¡viva Zelaya, viva Honduras!

Asistentes [aplausos] ¡viva!

Presidente Chávez Y pronto tendremos la cumbre del ALBA en La Habana, Fidel estás invitado a la cumbre, tienes que ir a la cumbre, Fidel está en condiciones... yo quiero que ustedes sepan lo siguiente: Hay gente que cree... Fidel, óyeme, lo voy a decir, no importa que después tú me escribas una carta y me digas no has debido decir esto ¡está bien! acepto, pero lo voy a decir: Nadie crea que Fidel no pudiera estar aquí sentado, Fidel pudiera estar aquí y pudiera pararse aquí a hablar no sé cuánto una hora, dos horas y con un tono de voz mire parecido a este que yo uso, hay gente que cree que Fidel está en silla de ruedas, Fidel tú tienes que saberlo, hay gente que cree eso. Hay gente en Europa, una vez me preguntaron mira es verdad que... como ellos saben que yo tengo información privilegiada o se lo imaginan, me dicen “Chávez, dinos la verdad ¿Fidel está loco? ¿Está en un manicomio? Pobrecito se volvió loco” gente que quiere a Fidel no es que lo desprecian ¡no, no! les han hecho creer. Pero no, Fidel está en plenas facultades físicas y mentales ¿eh? viva Fidel.

Asistentes [aplausos] viva.

Presidente Chávez Entonces Alarcón estamos invitando públicamente a Fidel a la cumbre, señor embajador, excelentísimo embajador trasmítale allá al presidente Raúl, la invitación, a que Fidel participe en la cumbre del ALBA que será en La Habana el próximo diciembre, es una cumbre para tomar decisiones políticas, económicas, para establecer empresas grannacionales, el Banco del ALBA, el satélite del ALBA, decisiones sociales, las misiones del ALBA, alfabetización.

Ya empezaron a llegar los bombillos ¿verdad? Rafael ¿cuántos bombillos han llegado? ¿Cuántos millones tenemos ya? Vamos a seguir cambiando los bombillos como parte de la Revolución energética. Dime, dime.

Ministro del Poder Popular para la Energía y Petróleo, Rafael Ramírez Aquí hay 3 millones ahorita.

Presidente Chávez ¿A?

Asistentes [aplausos]

Ministro del Poder Popular para la Energía y Petróleo, Rafael Ramírez Hay tres millones.

Presidente Chávez ¿Cuánto?

Asistentes [aplausos]

Ministro del Poder Popular para la Energía y Petróleo, Rafael Ramírez Tres millones.

Presidente Chávez Tres millones, pero en Cuba hay otro tantos millones.

Rogelio ¿cuánto hay en Cuba todavía?

Ministro del Poder Popular para la Energía y Petróleo, Rafael Ramírez Veinticuatro que van a venir Presidente.

Presidente Chávez Veinte millones por ahí ¿no fue? Son los bombillos ahorradores que Cuba nos provee. Gracias Fidel, ahora nosotros vamos a montar la fábrica en el ALBA, porque esos bombillos vienen de China, vienen de por allá de lejos ¿no? Estamos montando la fábrica.

Rafael ¿cómo va la fábrica? ¿Va bien? ¿Cuándo la inauguramos? ¿Cuándo? Hay que ponerle fecha a las cosas, porque eso de... no, comenzamos; ¿y cuándo terminamos? Bueno, después. No, hay que ponerle fecha, planificar, tantos meses, tantos días, tantos años. Esa es una fábrica de mucha importancia estratégica, como muchas otras que estamos instalando, la de cemento. Ayer aprobamos unos recursos para la binacional de cemento Cuba-Venezuela, Alarcón, fábrica de cemento, fábrica de materiales de construcción. Bueno, creo que me estoy desviando un poquito ¿verdad? Pero fíjense, termino “Las líneas de Chávez”, digo así, estoy llamando al Partido Socialista. Son las 10 y media, hay que descansar unas horas y mañana bien fresco, un buen baño con totuma o sin totuma ¿A? Cómo han mamado gallo con esa totuma vale. ¿A?

Asistentes Con tapara.

Presidente Chávez Con tapara. Mire, yo sé que hasta hay unos mensajitos por ahí que se mandan con chistes y... La totuma, un baño rápido para no gastar mucha agua, ha estado lloviendo un poco, debo decirles que ya llegaron los técnicos cubanos también, unos técnicos que tiene Fidel expertos en producir agua, o lluvia, mejor, de manera artificial, es decir, lo que se llama comúnmente bombardear las nubes para producir la lluvia, ya llegaron ¿ves? Un equipamiento especial, ya estamos montándolos en los aviones Hércules nuestros, y vamos a comenzar a bombardear nubes, yo voy a ir en un avión, nube que se me atraviese, que le lanzo un rayo... [risa]

Asistentes [aplausos]

Presidente Chávez Nube que se me atraviese le lanzo un rayo para que llueva, vamos a comenzar por allá en el Orinoco, vamos a comenzar allá en el Caroní por el tema del Guri ¿verdad? El Embalse de Camatagua, perdón, de aquí de La Mariposa, la semana pasada recuperó un metro, están haciendo efecto las medidas de ahorro, el baño con la totuma, cerrar la llave, y además que llovió un poco, pero, bueno, viene la sequía, no olvidemos que viene la sequía.

Entonces estoy llamando al partido mañana temprano, digo aquí: “Construir soberanía socialista de abajo hacia arriba, es y debe ser el propósito principal del proceso electoral que celebra hoy domingo, mañana, el Partido Socialista Unido de Venezuela, con la finalidad de elegir desde las bases a los delegados al Congreso Extraordinario que se realizará a finales de año, a un total de 2 millones 450 mil 377 militantes (dos millones y medio) inscritos en nuestras patrullas, les corresponde, nos corresponde el honor histórico de consolidar al partido como una poderosa estructura de masas en movimiento consciente, acelerando el parto de la nueva historia, un partido que sea capaz de generar una multitud de nuevos cuadros políticos dentro de la masa popular, un partido que se ponga a la vanguardia en la construcción del socialismo...”

Y termino: “Patrulleros y patrulleras, a la batalla, vamos rumbo a nosotros mismos.”

Para terminar estas líneas parafraseando a Bolívar les digo: La paz es nuestro puerto, la paz será nuestra gloria....”

¡Venceremos!

Asistentes [aplausos]

Presidente Chávez La paz será nuestra gloria.

Llamó Fidel otra vez, última hora, informaciones: “Se encuentra participando en este acto (ah, no sabía yo esto ¿ves? Estos son detalles muy importantes porque son muy sensibles al sentimiento, a lo humano) está aquí la hija de un mártir, víctima del acto terrorista contra el avión cubano, vino de Cuba a trabajar en Venezuela como colaboradora en deportes, ella pertenece al Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación de Cuba, se llama Ileana, y está aquí, me dicen....

Asistentes [aplausos]

Presidente Chávez ¿Dónde está Ileana? Ileana, un beso, Ileana.

¿Cómo se llamaba tu padre Ileana? A ver, vamos a darle la palabra a Ileana.

Colaboradores en Deportes, Ileana Demetrio Alfonso.

Presidente Chávez ¿Tu padre se llamaba?

Colaboradores en Deportes, Ileana Demetrio Alfonso.

Presidente Chávez Alfonso. ¿Era deportista? El andaba en el equipo de esgrima.

Colaboradores en Deportes, Ileana Era de la delegación de esgrima, pero era presidente de la Confederación Centroamericana de Esgrima, y por eso vino a la competencia que se realizó aquí en Caracas, como presidente de esa Confederación, porque eran unos Juegos Centroamericanos y del Caribe donde, bueno, participó con la delegación de esgrima, porque también era comisionado nacional de esgrima en Cuba.

Presidente Chávez El equipo de esgrima, claro, eran unos Juegos Panamericanos.

Colaboradores en Deportes, Ileana Centroamericano.

Presidente Chávez ¿Y cuántos años tenías?

Colaboradores en Deportes, Ileana Yo tenía 18 años.

Presidente Chávez Dieciocho años.

Bueno. ¡Que viva tu padre que está con nosotros aquí!

Colaboradores en Deportes, Ileana Muchas gracias Presidente.

Asistentes [aplausos]

Presidente Chávez Ileana, un beso y gracias a ti compañera.

Colaboradores en Deportes, Ileana

Asistentes [aplausos]

Presidente Chávez Fíjate, yo quisiera, aunque sea breve, pedirle alguna opinión, algún saludo por ejemplo, a Mirtha, la mamá de Antonio que está con nosotros, llévense todas ustedes en su pecho esa banda tricolor, la Bandera gloriosa de Venezuela y esa medalla de la Orden de los Libertadores, yo le explicaba a ella que esa orden, y yo he pedido a los excelentísimos señores del protocolo, el excelentísimo señor canciller, Nicolás, que me hagan caso, ¿por qué? Porque eso tiene su lógica, Bolívar fue quien creó esta orden, no tengo la fecha exacta, pero él la creó, y se la impuso a muchos soldados y oficiales a lo largo de la Guerra de Independencia, no de ellos Abreu e’ Lima que yo recuerde, otros de ellos, los ciento cincuenta de Las Queseras del Medio, Bolívar los condecoró entre ellos mi coronel Francisco Farfán, Páez, por supuesto, que fue un gran guerrero, sin duda. Pero no se llamaba la Orden del Libertador, no, la Orden de los libertadores de Venezuela, porque Bolívar tenía muy clara conciencia de que el papel del hombre individual, y en eso Bolívar es pre marxista, pre marxista, él lo dice en distintas ocasiones y de distintas maneras, una de ellas en el discurso de Angostura, 1819 Bolívar dice: “Soy apenas una débil paja arrastrada por el huracán revolucionario, me quieren achacar a mí todo el bien o todo el mal, no, no merezco, no tengo tanto poder, nadie puede tenerlo, y eres consciente de la necesidad del esfuerzo colectivo, como partero verdadero de la historia...” Entonces él instituye la Orden de los Libertadores de Venezuela. Pero después de muerto Bolívar, van cambiando las cosas, viene la élite, lo personalizan, lo aíslan de la masa, lo convierte en casi un San Simón Bolívar, lo convierten en una estatua, le cambian la voz, Bolívar dicen que tenía una voz chillona, muy chillona, pero lo ponen a hablar:”colombianos, mis últimos votos son por la felicidad de la Patria...” No, era una voz chillona, chillona, chillona.

Hay un poema hermoso, hermoso, creo que es de Andrés Eloy Blanco, se llama “Los desdentados”, ¿no lo han leído? Léanlo, se lo sugiero, es hermoso, el poeta patriota recoge una verdad, en el poema él narra un acto oficial en la Plaza Bolívar de Caracas, por ahí por los años 1880, qué sé yo, mucho después de muerto Bolívar, pero no tanto, tanto, tanto. No tanto, tanto, tanto porque había todavía, estaban allí algunos seres que lo acompañaron en la guerra, así que podemos poner eso en 1860 por ahí, digamos, había un acto en la Plaza Bolívar, y la estatua, muy grande el caballo, grande, y el busto del hombre grande, fuerte, musculoso, alto, y detrás de las matas, de unas matas de la plaza, estaban agachados, como escondidos unos señores, unos ancianos, y entonces ellos están viendo el acto de paltó y de levita, de la burguesía que fue a ponerle coronas a Bolívar, y leían la última proclama: Colombianos (con una voz engolada, de truenos) y ellos se reían desdentados, todos desdentados, los desdentados se reían: ¡Ji, ji, ji, ji! Agachados, mirando el acto: ¡Ji, ji, ji, ji! Traviesos los viejitos, flaquitos: ¡Ji, ji, ji, ji! Y alguien llega y le pregunta: ¿Y ustedes por qué se ríen tanto, cuál es el chiste? Porque el acto era muy serio, protocolo, protocolo, corbata y tal. Entonces uno de ellos por fin cuando logra, tapándose la boca desdentada, calmar un poco la risa le cuenta al joven que llegó a preguntar algo así es la narrativa, o lo que está contenido e el poema, algo así, yo le agrego cosas, ustedes saben, claro, uno le agrega cosas. Pero por ahí es, búsquenlo para que vean que no estoy exagerando. Entonces dicen: ¿de qué se ríen? ¿De qué nos reímos? Mira, mira como convirtieron, lo convirtieron, ¿tú no ves la estatua? Es un gigante grande, fuerte, musculoso, y era flaquito. Mira el caballo, un caballo gigante, estaba un caballo chiquitico. Mira el pie, el tamaño de la bota, usaba una bota chiquitica, oye la voz: Ohhh, no sé que más... Y era una voz chillona, chillona, era fastidiosísimo, no nos dejaba en paz. Y entonces al final dice: si, no nos dejaba en paz, era fastidioso, era incansable, era chillón, era peleón, nos regañaba. ¡Carajo! Dijo uno, carajo, pero se nos metió en el alma y nos hizo libre y nos convirtió además en libertadores, nos convirtió en libertadores...” Termina el poema.

Asistentes [aplausos]

Presidente Chávez Ese era Bolívar, Bolívar.

Entonces llévense a Bolívar, llévense a Bolívar mujeres heroínas, héroes, héroes y heroínas, Bolívar, Bolívar el incansable luchador, Bolívar el peregrino, perenne, Bolívar, el inmortal Bolívar, el que ha resucitado en estos pueblos, Bolívar, como dijo Neruda, que resucita cada 100 años, y aquí ha resucitado en Venezuela y en nuestra América para no morir jamás, además hay que decirlo ahora.

Mirtha, tienes un micrófono, ¿quieres decir algo? Ahí está un micrófono, por favor muchacho. A ver, Mirtha, cada una, yo quiero que aunque sea en un minuto nos digan algo.

Madre de Antonio Guerrero, señora Mirtha Rodríguez Pérez Si usted me convoca, no me queda más remedio, yo estaba librando, habíamos hecho un descansito, digamos, pensando en que Irma, ya iba a ser nuestra voz representante. Pero no es menos cierto que siento un honor y un agradecimiento que usted me dé también esta oportunidad y que siempre, aunque una de nosotras les comunique, les diga todo lo que realmente nosotros valoramos, el estar hoy aquí, el compartir con este Comandante tan carismático y tan sencillo, y que lo amamos tanto, por eso, por como es, por como está llevando adelante su pueblo, me hace recordar mucho los primeros años de nuestra Revolución, y los discursos de nuestro Comandante de horas y horas, y de los cual era su historia, la historia que nos enseñó a nosotros los que ya éramos jóvenes cuando triunfó la Revolución, y que pudimos después hacer la guía a nuestros hijos, que como bien decía él, nuestros hijos, el compañero que estaba dirigiendo decía que nuestros hijos tenían 30 años. Nuestros hijos nacieron con la Revolución, René tiene 53 años, y Tony le continúa con 51, y de ahí los demás tienen cuarenta y tantos años. Es decir que son jóvenes nacidos con la Revolución, pero son revolucionarios por naturaleza, pero también por haber tenido una guía dentro de sus hogares, que es lo que hoy aquí se está sembrando en este país donde nuestro comandante, y este comandante que tienen ustedes, cada día que les comunica, y que ustedes puedan pensar que habla de historia, de historia, yo creo que eso es lo que ha reafirmado en toda nuestra Patria, todas estas generaciones que han transcurrido, el conocer a profundidad nuestra historia.

Yo cuando fui a mi escuela conocí elemental, sí, la historia de Cuba, el 10 de octubre, lo que pasó, Martí, pero a la profundidad de verdad que nuestra Revolución hizo entender todos los próceres de nuestra independencia, de toda esa trayectoria de vida creo que lo que fundó de verdad este gran sentimiento patrio, y hoy que recibimos esta distinción de la cual yo le decía a él que a mí me emocionaba todo, y que a veces me daba pena emocionarme al hablar, porque aparentemente luzco como que soy una persona débil, sin embargo tengo gran fuerza de voluntad para acometer...

Asistentes [aplausos]

Madre de Antonio Guerrero, señora Mirtha Rodríguez Pérez ...esta gran lucha que ya data, digamos para ustedes, desde 11 años, pero que sin embargo debemos pensar que nuestros hijos emigraron para esta lucha de ellos, de defender su Patria y defender a la humanidad, alrededor de los año 90, Tony emigró en el 92, finales del 91, principio del 92 ya estaba saliendo, sin saber nosotros nada, absolutamente nada. Por lo tanto nuestros hijos llevan casi ya 18, 19 años fuera de casa, y yo creo que una madre lo primero que debe hacer, igual que una esposa, igual que todos los familiares, es sobrellevar esta lucha con el honor y la responsabilidad que nos hace sentir quiénes son estos hombres.

Hoy yo recibí esta distinción, y yo pensaba, Chávez, con todo respeto, con la modestia más grande que usted pueda sentir, que mis hijos son merecedores absoluto de esto...

Asistentes [aplausos]

Madre de Antonio Guerrero, señora Mirtha Rodríguez Pérez Por el valor que han demostrado en estas prisiones, que me consta que es bastante difícil, y de lo cual ha sido un hombre que nunca ha estado preso, si lo vamos a valorar desde el punto de vista emocional, es un hombre que la poesía siempre ha estado presente, la pintura, el arte, se ha refugiado en todo lo más sensible que pueda refugiarse un hombre cuando está preso, y en un lugar tan terrible, y eso a mí me ha dado la fuerza de voluntad para corresponderle, y qué menos puedo hacer que cuando me convoquen a cualquier cosa, es algo que me llena de un honor tremendo, y una gran responsabilidad también para estar presente algún día para entregársela personalmente, como me decía allá Chávez, que en cualquier momento yo se la podía entregar, y ese es mi valor y mi voluntad, y cada día que me levanto quiero que haya lucha, porque para mí un día sin lucha es un día perdido.

Asistentes [aplausos]

Madre de Antonio Guerrero, señora Mirtha Rodríguez Pérez Agradezco a todos ustedes el apoyo que nos dan, porque aunque ustedes no lo piensen de esa manera, ustedes son quienes nos dan fuerza, porque sabemos que no estamos solos, es muy triste estar solo en una lucha, y mi Patria, mis hijos, nosotras nunca hemos tenido la falta de un amigo, de un compañero, de un aliento, hasta nosotras mismas nos damos aliento, yo cuando veo las muchachitas que están un poco tristonas me pongo a jaranear, me pongo a darle aliento, y cuando yo me siento muy mal, que creo que yo no voy a resistir mucho tiempo más, entonces me acuerdo de Adriana y de Gerardo, me voy aferrando a las cosas. Lamentablemente perdimos a Carmen, me da tristeza pensarlo porque digo, bueno, nosotras podemos también un día dejar de respirar, y está dentro de nuestra historia de vida, no somos eternos, pero duele, más duele no perderse uno, no morirse uno, lo que duele es que nuestros hijos sufran esa pérdida donde están. Esa es la realidad de nuestras vidas y por eso tratamos siempre de estar un poco alegre, de estar un poco agradecidos, y de estar felices en lugares como éste que es casi nuestra casa. Yo lo veo desde ese punto de vista, tienen un país muy rico en cariño, en amor, en valores, es un amor las personas, tanto los jóvenes como los mayores, como los que hemos visto en otras ciudades o ¿cómo le llaman ustedes? Nosotros le decimos provincia, acá son estados, y yo a veces me voy así y me ubico en Cuba ¿no? Y cuando voy para la Provincia me dicen No, es estado. Bueno, hemos estado en varios estados y el amor es igual dondequiera que vamos somos bien recibidas cariñosamente y la modestia; un país está lleno de modestia también y de lucha, y eso es muy bonito Chávez, yo creo que usted se merece eso y mucho más.

Agradezco mucho que me haya dado la palabra.

Asistentes [aplausos]

Presidente Chávez Gracias mujer. Esta mujer va a cumplir 80 años, me comentaba el próximo año.

Madre de Antonio Guerrero, señora Mirtha Rodríguez Pérez Bueno, tengo 77, Chávez, todavía es que queda.

Presidente Chávez [risa] Setenta y ocho fue.

Madre de Antonio Guerrero, señora Mirtha Rodríguez Pérez Voy a cumplir 78 años en mayo, pero me parezco... Bueno, no me siento, los años no se sienten, los años uno los lleva y no se da cuenta, se da cuenta porque tiene uno.... el cuerpo no es el mismo, ni nada, pero el espíritu y la mente mientras tú la tengas vivas, en verdad no se sienten los años; cuando usted llegue a mi edad se va a dar cuenta de lo que le estoy diciendo.

Presidente Chávez [risas] ¡Bravo, bravo, bravo! Gracias.

Asistentes [aplausos]

Presidente Chávez Mirtha Rodríguez, qué clase nos ha dado de valores, de coraje, y mira, de tal palo... tal astilla.

Miren lo que escribió su hijo, por aquí tengo, Antonio, Antonio Guerrero, su hijo secuestrado por el imperio. En su carta al amigo escribió lo siguiente: “Carta al amigo: Duro fue la partida y el mutismo, incesante el deber y la memoria, cruel este encierro lleno de cinismo pero somos del temple del que gana, de un pueblo con virtud y con historia y sabemos muy bien nuestra mañana es hecha de esplendor y de victoria.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Antonio Guerrero, de tal palo tal astilla del temple de los que ganan.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Seamos como Antonio, seamos como Mirta indoblegables, invencibles, invencibles, indoblegables, victoriosos, vencedores.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Mira Mirta además tú dices que cuando vas por las provincias venezolanas sientes y sienten ustedes amor, bueno ¿y qué quieres? Es de Martí la frase amor con amor se paga.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Amor con amor se paga.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Amor con amor se paga.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y esto del temple de los que ganan Fidel es un ejemplo del temple de los que ganan, ustedes son ejemplo, nosotros debemos serlo ¡todos! Venezolanos de tu edad y de la mía que somos de la misma, somos de la misma ¡ya! y ustedes los más jóvenes, tú niña, tú niño, tú joven estudiante, ustedes tienen que ser y mucho más que nosotros del temple de los que ganan. Ustedes nacieron para triunfar, para vencer, un día lo voy a contar de nuevo, veníamos de África, estábamos estrenando el avión presidencial el aerbus que por cierto casi que yo no lo estreno, casi que lo estrenaba era Carmona. Y... sí, porque el avión estaba llegando cuando vino el golpe, después del golpe es que yo voy a un primer viaje ¡ah! El avión, verdad y ese avión tiene teléfono y se comunica pues, llamé a Fidel desde allá, desde muy alto, vamos a llamar a Fidel, vamos a probar el teléfono a ver si es verdad que funciona este bicho y empezamos a parir un número, los pilotos a preguntar a la torre de control, no sé dónde... yo no tenía el número allá. Por fin nos comunicamos y nos atiende Fidel, “oigo, oigo”, ustedes saben que los cubanos no dicen aló, aló, no. “Oigo, oigo” [risas] entonces aló le digo yo ¿Fidel? “Oigo ¿quién?” ¡Chávez! “¿Chávez? Y dónde tú me llamas”. Te estoy llamando aquí venimos de África, estamos a 30 mil pies de altura y no sé qué más sobre... sobre... íbamos volando sobre el Desierto del Sahara por ahí veníamos... entonces me dice “¡Ay! ¿Y tú me estas llamando del avión?” Sí le digo, eso fue el día que Fidel me ofendió, porque entonces él se queda y me dice: “Sólo tú y Bush tienen ese privilegio...”

Asistentes [risas].

Presidente Chávez “Sólo tú y Bush de llamar desde el avión” [risas] yo le digo mira no te pases, no te pases.

Asistentes [risas].

Presidente Chávez No te pases. No abuses de la confianza [risas] bueno nosotros bromeamos así como padre e hijo porque yo no tengo complejo de ningún tipo, Fidel para mí ese es mi padre, mi padre Hugo de los Reyes mi padre, mi padre pero Fidel, él también es mi padre.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y yo me siento un hijo de Fidel y eso compromete y eso compromete.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez ¡Ah! Que compromiso. Somos todos hijos e hijas de ellos y de ellas pues, somos, sintámonos, Fidel es un gigante, un gigante de los últimos del siglo XX que él es tan hábil que se pasó pa’ el XXI.

Asistentes [risas].

Presidente Chávez Y un día le dije yo a Raúl hablando, estábamos los tres hablando y después que hablamos como cuatro horas Fidel no se detuvo de hablar, hace poco muy poco, pero no ¡nada! Caminamos un rato, nos despidió hasta la puerta del carro y nos vamos. Yo le digo a Raúl, Raúl yo creo que Fidel nos va a enterrar a todos nosotros.

Asistentes [risas].

Presidente Chávez [risas] Si nos descuidamos ese nos va a enterrar uno y otro y otro y otro y otro [risas] y va a pasar pa’ el XXII ¡es verdad! Fidel va pa’ el XXII y pa’ el XXIII porque Fidel es de esos seres que nunca morirá en verdad verdadita, nunca morirá ¿cómo va a morir Fidel?

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez ¿Cómo va a morir Fidel? No va a morir, no va a morir. Pero entonces ese día que él me ofendió entonces yo le digo: Mira Fidel vengo leyendo un libro... yo había conseguido por ahí uno de tantos libros buenos que hay, que estaban desaparecidos desde hace 100 años aquí en Venezuela porque no le convenía a la burguesía, la única edición que había la hizo el general Cipriano Castro poco antes de ser derrocado por ese otro traidor que se llamó Juan Vicente Gómez, arrastrado al imperio yanqui, Gómez, Juan Vicente Gómez ¿eh? entonces... el benemérito. Yo le digo mira, mira esta carta Fidel que en este libro y le explico lo del libro que lo conseguimos por ahí y lo editamos deberíamos editarlo de nuevo, una biografía de Bolívar escrita por un venezolano que es muy poco conocido lamentablemente Felipe Larrazabal, escribió esa biografía pocas décadas después de muerto Bolívar, recogió documentos frescos, testimonios frescos y escribió. Entonces ahí hay una carta muy poco conocida que le manda Bolívar poco antes de morir, faltaban... mejor dicho dos meses después él muere, las causas de la muerte de Bolívar yo creo que quedarán en el misterio, creo que quedaran en el misterio. Pero en verdad hay razones para dudar, hay razones poderosas para dudar acerca de las causas de la muerte del Padre Bolívar.

Pero bien murió, físicamente porque ese tampoco morirá nunca. Entonces Bolívar le escribe a Urdaneta, le manda una carta a Urdaneta y otra a Vergara, grandes amigos y fieles hasta el final, de los pocos fieles que le quedaron hasta el final porque le dieron la espalda casi todos, casi todos los de los altos mandos y los altos cargos de la política y del ejército, Congresos, todo eso se volteó contra el Padre Bolívar, claro, la clase poderosa, terratenientes, esclavistas, hace poco salió un estudio por ahí hecho por una institución norteamericana que Fidel por cierto la menciona por allí en una reflexión reciente, casi la mitad de los diputados o representantes o congresistas de Estados Unidos son multimillonarios, pocos entonces tienen interés en el seguro que está planteando Obama, qué le va a importar los pobres ¡nada! Son multimillonarios, millones y millones de dólares en sus cuentas personales y los demás no es que son unos pobres [risas] ¡no! sólo que destacan unos multimillonarios, pero casi todos son muy ricos. Es la clase que manda allá.

Bueno entonces Bolívar le manda esa carta a estos dos compañeros y hay una frase que yo le leo a Fidel, Fidel oye, porque yo estaba descubriendo la carta en ese preciso instante y yo estaba todavía impactado, electrizado, adolorido, cuando leo esa carta que dice Bolívar, él les explica a sus amigos por qué no va a volver al gobierno y le da razones jurídicas, esgrime razones jurídicas, porque le mandan gente a caballo, con papeles, le mandan un acta firmada por no sé cuántas personas en Cartagena, en Bogotá, un Consejo Municipal, otro Consejo Municipal, unos soldados firmaron en un papel, que regrese y que regrese, Manuela le mandaba, que regrese. No, no regreso... Entonces les explica razones jurídicas, razones políticas. Pero al final dice: “Les diré algo más que me impide volver, no espero nada sano para la Patria. Si yo tuviera que hacer un sacrificio, uno, para salvar la Patria, y ese fuera el de mi vida, no lo dudaría. Es más, si fuera el de mi honor tampoco lo dudaría, en aras de la Patria, hasta mi honor lo sacrificaría. Pero ¿saben qué? (les dice) No hay sacrificio que valga, porque no hay Patria a la cual hacer el sacrificio. Mis enemigos, dice, me quitaron la Patria y hoy soy un ex patriado...” Y después la frase, una frase, una frase que hoy es un desafío para nosotros, y además: “En fin, qué puede un pobre hombre contra el mundo...” Y termino, Fidel se queda silencioso, que yo llegué a pensar que la llamada se había caído, como se dice, yo pensé que era que no me estaba oyendo, aló, le digo, aló y no responde. Aló Fidel, él estaba era digiriendo, y por fin me responde a los pocos segundos y me dice: “Chávez ¿eso lo escribió Bolívar?” Y le digo, sí Fidel, me estoy enterando ahora después de tanto leer y tanta vida, imagínate. Y me dice: “Chávez, eso es muy doloroso Chávez...” Él estaba sintiendo el dolor también, y al final se queda y me dice: “Chávez, pero ¿tú sabes algo? Dime. Ni tú ni yo moriremos así Chávez, nosotros venceremos, nosotros venceremos...

Asistentes [aplausos]

Presidente Chávez Del temple de los que ganan.

¿Y qué nos dice Magally? Otra mamá que está aquí como Mirtha, como Irma, la mamá de Fernando.

¿Dónde está Magally? Magally, ¿nos quieres decir algo? ¿Sí? Antes de despedirnos, antes de retirarnos, unos minutos, Magally, Olga, Rosa e Isabel.

Magally.

Los micrófonos ¿por qué los apagan compadre? Excelentísimo señores no apaguen los micrófonos.

Madre de Fernando González, señora Magally Llort Ruiz No quiero usar del tiempo porque pienso que usted tiene mucho más que decir que yo. Lo único que sí sobre nuestros hijos, quiero dejar claro que si bien nos sentimos muy orgullosas de los 5, nos sentimos muy orgullosas de tener un pueblo como el de Cuba, donde también pueden haber muchos 5, sacrificándose y trabajando muy duro para que esa Revolución siga hacia adelante, y eso para nosotros nos llena de un orgullo tremendo, si los 5 han tenido esta postura son precisamente porque son el fruto de nuestra Revolución, y nos sentimos muy orgullosa de eso. Así que muchas gracias.

Asistentes [aplausos]

Presidente Chávez Gracias Magally. Hay que ver lo que significa llegar a esa grado de conciencia, que Magally, que Mirtha reflejan en sus palabras, a ese grado de conciencia, grado de conciencia por la Patria, dignas madres de la Patria, y eso nos compromete a nosotros a ser como ellas, como ellos, a nosotros, y repito, a los más jóvenes allá en Cuba, allá en Cuba, yo no puedo hablarle a los cubanos como le habla Fidel, no tengo el derecho, pero le hablo también a los cubanos tomando a Fidel.

Una vez Fidel dijo, hablándole a los cubanos, aquí lo leí y después fui y lo comenté con él, y a los venezolanos yo se los digo, y se los diré yo creo que con más frecuencia ahora, con más razón que antes en los últimos 11 años que tenemos aquí ya casi.

Fidel dijo un día a los cubanos y cubanas: “El imperio yanqui no ha podido ni podrá acabar con la Revolución cubana, y dijo, pero hay alguien que sí puede acabar con la Revolución cubana, nosotros mismos, dijo...” Igual lo digo aquí, ese imperio no podrá con nosotros, esos lacayos, esa quinta columna no podrá con nosotros; el principal enemigo de esta Revolución está dentro de nosotros mismos, las viejas costumbres, hablo a los venezolanos y a las venezolanas, las viejas costumbres, lo que llama Fidel los reflejos condicionados, la corrupción que no sólo es económica, no, la corrupción de los valores, el egoísmo, las ambiciones, el personalismo, el deseo de figurar, la ambición desmedida por lo material, la ambición por acumular riquezas y bienes materiales, no ve que nos bombardearon desde niños y desde niñas con esos valores del capitalismo, estamos bombardeados, estamos infiltrados hasta la médula de los huesos. Ese es el principal enemigo, así como el colesterol en la sangre cuando se pone muy alto, es el principal enemigo de la salud, o uno de los principales, al menos así están en las estadísticas, el corazón, ahí va el colesterol ¿ves? Por eso es que tomar soya, casabe, leche de soya, no abusar en los alimentos, en las grasas sobre todo, el azúcar que se convierte muchas veces en grasa.

Bueno, pero esos viejos valores del capitalismo, del individualismo, del egoísmo están dentro de nosotros, y a veces uno se lleva tremenda sorpresa ¿ves? El burocratismo, recuerdo al Che Guevara, el burocratismo es la degeneración de la burocracia necesaria, la resistencia al cambio, que es terrible, no sólo en el Poder Ejecutivo, en los poderes del Estado, Legislativo, Judicial, en las instituciones, viejas instituciones que se niegan a cambiar, que a pesar de la Constitución y sus diez años, y a pesar del pregón del impulso de la batalla, se siguen negando, se resisten al cambio.

Recordemos a Antonio Gramsci y la definición de la crisis orgánica, nosotros estamos todavía en una crisis orgánica, lo viejo que se niega a morir, se resiste por todos los medios, y lo nuevo que no termina de nacer, hasta que no muera de verdad lo que tiene que morir, y no nazca de verdad lo que tiene que nacer, nosotros estaremos en el medio de una crisis orgánica, de una crisis histórica, moral, ideológica, política, social, integral.

Aprovecho para hacer esa reflexión, para hacer esa reflexión y llamar a que pongamos lo mejor de nosotros, hombres y mujeres, lo mejor de nosotros y sobre todo los que estamos al frente de las instituciones, los que están ocupando o estamos ocupando posiciones de liderazgo, de dirección, de gerencia, hace poco no les digo pues, yo ando chequeando mucho, ustedes verán que a veces yo me pierdo tres o cuatro días que los escuálidos andan ¿dónde estará Chávez? ¿Qué estará haciendo?, se está muriendo, ah bueno está bien, no yo a veces me pierdo tres o cuatro días porque estoy muy dedicado a revisar cosas, a inspeccionar, a chequear mucho más que antes, hace poco estaba haciendo un chequeo con un grupo de compañeros y se me ocurre llamar por teléfono nada más, así un pequeño chequeo, al gerente o presidente de una empresa, una empresa creada hace poco, una empresa de la revolución creada por nosotros con un gran esfuerzo, con apoyo de un país extracontinental, muy importante para el desarrollo del país, entonces yo llamo, pido los nombres del presidente, los gerentes, bueno llamo al Presidente pues, aló, oigo, anjá, ¿cómo te llamas? Tal, ya yo tenía el nombre anotado, ah, yo no lo conozco, yo no lo nombro no, yo nombro los ministros y muy raro que yo nombre un viceministro, muy raro y de ahí hacia abajo o hacia allá allí están los ministros, viceministros, etc., vicepresidentes así que yo no conozco al compañero directamente, seguramente lo vi, lo he visto, lo he saludado en algún evento y le digo ¿y tú dónde estás? En este momento ¿dónde estás?, me dice no aquí en Caracas Presidente, ah, okey ¿y estás de paso? ¿Viniste para acá? Pienso yo, no, no, yo vivo aquí en Caracas y la empresa está por allá lejote, como dicen en el llano, por allá lejote, como a unos 400 kilómetros de Caracas, qué molleja, como dicen los maracuchos, le digo, o sea tú vives en Caracas y eres presidente de la empresa aquella, no me lo digas así, no me lo digas, sí, sí, no, es que yo voy allá y vengo usted sabe, ah, okey, y le pregunto después ¿Y cuál es tu sueldo?, pensó, como que le daba pena decirlo no, tú sabes cuál era el sueldo, 10 mil bolívares fuertes mensual y entonces yo, me imagino, estoy que voy a decir es que me lo imagino no, pero me imagino que el caballero cada vez que iba para allá, a la empresa de la cual era presidente, a lo mejor le cobraba viáticos a la empresa por ir a visitar la empresa, qué molleja, ¿así vamos hacer una revolución? ¿Así vamos a construir cuál socialismo? ni el del 21 ni el del 22 ni el del 23, ni nada ni nunca.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Ni nada ni nunca, eh, entonces le hago otras dos o tres preguntas más y me doy cuenta de la dolorosa verdad, un burócrata pues en Caracas, con una oficina en Caracas, una secretaria, un chofer y la empresa por allá, yo le digo a los compañeros que estaban conmigo, los ministros, vicepresidentes, les digo miren, después que cuelgo con el caballero, digo bueno eso es como que para recordar mis días en el Ejército a un oficial uno lo nombre un jefe, el jefe del Ejército como a mi una vez me nombraron, yo estaba aquí en Caracas, vivía allá en Baruta, vivía en un apartamentico con Nancy mi primera esposa y mis tres muchachos chiquitos y un día me llegó la orden, mañana tiene que amanecer en Elorza, bueno, agarré mis corotos y tal, me fui para la casa, le dije negra aquí está el cheque de lo que me queda en el banco, lo que nos queda, 10 mil bolívares en ese tiempo, el sueldo pues, el sueldo de ese mes, era menos de 10 mil bolívares, mucho menos, me voy ¿cómo que te vas?, no mañana tengo que estar en Elorza, ah bueno está bien, al otro día estaba yo en Elorza y yo vine a regresar a mi casa a buscar a la familia dos meses después, cuando conseguí una casa allá y bueno conseguí cupo para la niña mayor, Rosa, que estaba en primer grado y bueno arreglamos el apartamento aquí que no era mío, era del Ipsfa y se lo traspasamos a otro militar compañero, etc., pero yo tenía que estar allá, imagínate que yo no, no, mi Comandante, mi general yo estoy aquí en Caracas, yo voy una vez a la semana para allá, algo así, ahora, esas cosas Alarcón todavía están pasando aquí, ese es el enemigo más grande de esta revolución, o jueces, todavía tenemos jueces, hay que estar pendientes de lo que hacen porque viene la policía o los cuerpos de investigación, capturan a alguien, o se hace una investigación, pum, preso, el fiscal acusa, con pruebas y de repente a medianoche un viernes por la noche viene un juez suplente o como lo llamen lo libera, todavía eso está pasando, o en la revisión que estamos haciendo, por ejemplo, en las 3 R, revisión, rectificación y reimpulso conseguimos que cosas como ésta, por allá en una región alguien que presenta una lista de los trabajadores de Barrio Adentro, venezolanos, no los cooperantes cubanos, no, los venezolanos, enfermeras, enfermeros, choferes, los que hacen mantenimiento en los CDI, en los CAT, son venezolanos todos y resulta que una cantidad de esas personas no aparecen, no existen y entonces vienen a pedirme plata para aguinaldos y para vacaciones, no sé qué más, traición se llama, traición, alta traición.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Y a veces uno anda pariendo no sé de dónde pa’cá pa’sacá una platica pa’llá, una platica pa’cá pero todavía pasan cosas como esas, las viejas costumbres y entonces al final del año hay instituciones a las que les queda plata, claro, eso lo hacían mucho en la fuerza armada, lo hemos combatido mucho en estos años porque como yo vengo de allí yo lo sé, qué, un jefe militar que declaraba al gobierno 20 mil soldados y resulta que tenía 10 mil, pero le daban la plata por 20 mil para la comida, el salario, que no es un salario en verdad desde el punto de vista jurídico, es una ración, la ración del soldado, los gastos del soldado, todo eso está presupuestado, entonces una vieja costumbre en la fuerza armada era declarar como si estuvieran las tablas y organización completas y resulta que muchas veces no, o casi nunca, siempre en un batallón allí faltan 20 soldados, 30 soldados, se fueron de baja, eh, etc., ah no, completo, eso en algunas partes sigue ocurriendo o cosas como lo que yo dije hace poco del Bus Caracas, una obra para el bien de una ciudad, quién lo puede negar, pero fallas de planificación y entonces viene una alcaldía planifica mal, arranca una obra y a los pocos meses se para la obra pero tienen rota cuatro mil calles y aceras en una ciudad como Caracas, cómo Dios mío, ah, entonces después tiene que ver Chávez a enderezar el entuerto, a buscar recursos, a retomar la obra y a reimpulsarla, igual pasó allá en Barquisimeto con el Transbarca, el anterior alcalde hoy gobernador, un proyecto pero no tenía los recursos, se paró el proyecto, hace poco yo fui a la Base Aérea de Barquisimeto, allá están, allá están parados no sé cuántos autobuses del Transbarca, eh, parados llevando agua y sol porque ya llegaron del exterior porque eso viene del exterior pero no se ha terminado la obra, mandé a investigar, Contralor General de la República vamos, Fiscal General a investigar, que caiga el que caiga, a mi no me importa nada, gobernador, alcalde, ex gobernador, ex alcalde, lo que sea.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Tiene que haber responsables por eso, cómo no va haber responsables y el día que yo sea responsable, señora Fiscal lléveme a prisión, lléveme a prisión, eh, entonces esas cosas, yo aprovecho que estamos hablando de los valores, de la pasta de estos héroes, yo me imagino cuánto le habrán ofrecido a estos héroes a cambio de la libertad como el bandido aquel, un gordo venezolano, no por gordo, aun cuando en verdad hay muchos gordos, hay que rebajar, no dije gorda, dije gordo, las mujeres no se ponen gordas.

Asistentes [risas].

Presidente Chávez Sólo algunas veces pierden un poco la línea vertical, ve, pero el gordo aquel, bandido que trató de meter unos dólares en Argentina y después cuando se vio con la mano en la masa dijo que no, que eso es de Chávez, incluso, dijo, allá está en las declaraciones que dio en Buenos Aires que él había almorzado en Miraflores conmigo el día anterior como se ve con la, capturado empieza y después se fue para Estados Unidos y allá está libre y protegido por el gobierno y qué es lo que está diciendo en los tribunales, no que esa plata se la dio Chávez y que era para la campaña de Cristina Fernández, tratando de mancharnos a ambos, ni me acuerdo el nombre de ese arrastrado porque es un arrastrado, claro lo presionan, a cambio de la libertad le dice, bueno si tú dices esto te soltamos, entonces él está diciendo lo que le cantan, me imagino cuántos no le habrán ofrecido a estos muchachos y allí están, tiene usted algo que decir, después de casi 11 años en prisión, torturado y todo, no tengo nada que decir, como nos refería Alarcón, y qué nos dice, a ver, ya hablaron las tres mamás, esposas, falta Olga, falta Rosa, un minuto, algún minuto aunque sea, sí, Olga Salanueva es esposa de René, René González.

Esposa de René González, Olga Salanueva Sí, bueno, realmente no me caracterizo mucho por hablar, me gusta mejor escuchar y más cuando se trata.

Presidente Chávez A mí también.

Esposa de René González, Olga Salanueva Sí [risas]

Asistentes [risas].

Esposa de René González, Olga Salanueva Pues no parece, mucho más cuando ya han hablado desde el fondo de su corazón las madres que nos acompañan, cuando ha hablado María León que nos ha acompañado en todo este tiempo también, tan de cerca en la lucha por la liberación de ellos, Alarcón, al cual perseguimos, ayer le estábamos contando que las esposas seguimos muy de cerca cada una de sus intervenciones porque no sé, de una forma magistral se las arregla para siempre tocar el tema de los cinco y como dijo Irma, lo toca desde su corazón como padre, como revolucionario, muy cercano a los cinco, yo he tenido que levantar mi voz solamente ahora cuando me ha tocado tan de cerca a mi familia este dolor de la prisión de mi esposo y sus cuatro hermanos, nosotros recordábamos hoy varias cosas y bueno la, no sé si la casualidad o la historia en los primeros días de encierro de ellos yo estaba allí, yo pude visitar a René solamente a través de un cristal allá cuando estaban en las celdas de castigo durante esos 17 meses donde no dejaban entrar ni siquiera a nuestras hijas, la hija más pequeña nuestra tenía 4 meses y René no la vio hasta que no tuvo trece y en esos días René decía algo que después escribió, que habla precisamente de por qué se resiste, dice en esos, en las primeras horas en que te arrestan, te llevan, te aíslan o te arrancas de una buena vez todo lo que te ata a tu vida anterior o empiezas a buscar excusas para la traición y ellos nunca buscaron las excusas y nunca traicionaron pero en esos días uno de los pocos libros que les llegó ahí en las celdas de castigo, casualmente Rosi dime el título “El general y su laberinto”, les llegó a sus manos y ahí detrás del cristal René hablaba de cómo ellos volvían a leer sobre Bolívar, es algo casual pero así fue, en esos días Bolívar los acompañó, el Libertador los acompañó

Asistentes [aplausos].

Esposa de René González, Olga Salanueva Pero hay mucho más, el 9 de agosto del 2005 nosotros nos retirábamos del Panteón Nacional, de rendir tributo a los restos del Libertador y cuando íbamos a coger el auto, a tomar el auto, nos llamaron y habían acabado de dar la respuesta los tres jueces del onceno circuito de Atlanta donde habían, por mandato habían revocado las condenas y ordenado un nuevo juicio, en ese momento nos abrazábamos, faltaba Elizabeth, Elizabeth estaba precisamente teniendo la oportunidad de vistar a Ramón pero las demás esposas y madres que estábamos aquí nos unimos en un abrazo y en llanto de alegría porque pensábamos que ella estaba aquí, ella estaba aquí en momento de regreso de ir, en este momento también nos acompañó el Libertador y hoy déjennos soñar, pienso que después de este acto algo bueno va a pasar, seguramente.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Después de este acto algo bueno va a pasar, claro que va a pasar, claro que va a pasar, yo le decía en la conversación que sostuvimos allá en Miraflores, que yo propongo que a eso no se le llame más palacio Nicolás, eso no es ningún palacio, esa es una casa, eh, allá en Miraflores hablábamos y yo decía sí, creo que estamos en momentos de iniciar como una nueva etapa, Alarcón hablaba de un nuevo capítulo, un nuevo capítulo en esta lucha, nosotros por ejemplo, el gobierno venezolano, el pueblo venezolano tenemos que hacer mucho más de lo que hemos hecho, esta causa tenemos que ayudar a llevarla a los cuatro confines de este planeta, en todo este continente, a los gobiernos, instarlos, invitarlos, conminarlos, a las instituciones, a los pueblos, a todos, en Europa, en África, en Asia, tenemos que ayudar mucho más y sobre todo a partir de estas horas, de estos días y de los días por venir donde deben ocurrir importantes decisiones que por supuesto, o para las que no tenemos grandes esperanzas de corto plazo, de plazo inminente ¿ves? Creo que en diciembre, los primeros días de diciembre va a haber una decisión, ya anunciado ese día ¿no? El ocho de diciembre por ahí ¿ves?

Ahora, desde el punto de vista jurídico, señoras, doctora, fíjense ustedes esto, para llevarlo a los debates, escribirle a tribunales, a instituciones en el mundo, que estudien el caso y se pronuncien, que digan su verdad sea cual o sea tal, pero la Corte de apelaciones en Atlanta decidió, tomó una decisión después de diez años, Alarcón lo ha explicado, no hay pruebas, no se puede acusar a estos compañeros de esas causas que se le imputan, de esos delitos, supuestos delitos, conspiración para asesinatos, conspiración o espionaje, no hay una prueba pues, ni una.

Presidente Obama libere a esos muchachos, cumpla usted con la ética, con la política, con la moral ante el mundo, hágalo Presidente Obama, libérelos de esas cadenas...

Asistentes [aplausos]

Presidente Chávez Él puede hacerlo. Entonces hay que empezar a decirle a Obama desde todos los flancos posibles: ¿qué pasa Presidente? Hágalo, allí está desde el punto de vista jurídico, no hay pruebas. Así que todo ese juicio es ilegal, es nulo, esas condenas son nula, esas cadenas perpetuas, dos cadenas perpetuas, imagínate tú, 30 años no sé cuántos años, y ya tienen 11 años presos, por empeño de la extrema derecha yanqui, son presos políticos, presos políticos del imperio yanqui.

Entonces, estoy de acuerdo contigo Olga, van a pasar cosas, seguro, seguro que van a pasar cosas, y no creo que sea un sueño, no, vamos a pasar a las realidades, a la lucha mucho más concreta, una batalla que hay que dar es por dentro de los Estados Unidos, por dentro, informar al pueblo de los Estados Unidos, a las instituciones, a la sociedad estadounidense, hay mucha gente honesta allí, hay muchos amigos allí que no saben la verdad, que seguramente de tanto oírlo lo creen, no, espía, los espías estaban preparando acto de terrorismo, o conspirando contra Estados Unidos, hay que develar totalmente la verdad.

Bueno, y Rosa ¿qué nos dice? La esposa de Fernando, Rosa Aurora. ¿Dónde está Rosa Aurora? Quiero por favor que nos dé una reflexión Rosa Aurora, esposa de Fernando González. Rosa.

Esposa de Fernando González Llort, señora Rosa Aurora Frejanes Coca Comandante, yo quiero un poquito irme atrás en el tiempo, porque yo creo que eso explica también por qué son héroes, y hay una realidad, pertenecen a esa generación que creció diciendo seremos como el Che, y creo que ellos han sido consecuentes con eso, y también en un momento determinado de su vida decidieron asumir la responsabilidad de colaborar con la liberación de otros pueblos, y fueron a Angola. De cierta manera pienso que con honor podemos llamarlo también libertadores. Como también años después decidieron que por compromiso con su Patria necesitaban renunciar a cosas a las cuales cualquier ser humano considere imprescindible en su vida, ya sea su realización profesional personal, el cariño de su familia, el ver crecer a sus hijos, cosas que también el Che en un momento determinado tuvo que asumir y escoger entre ser un buen guerrillero, o ser un buen médico, y prefirió cargar su fusil.

Y por eso es que le digo hoy que es muy dolorosa la situación que vivimos como familiares, porque no ha sido fácil, como dice Mirtha, el dolor de todos estos años acumulados, que no comienzan precisamente el 12 de septiembre de 1998, sino un poco antes, pero nos anima el orgullo de haber compartido la vida con estos hombres, a sus madres el derecho y el orgullo de haber sido capaces de parir héroes, a nosotros el orgullo de haber compartido la vida con ellos, de que un día entre muchas mujeres decidieran tú eres para mí, y a las que han podido tener hijo, el orgullo de saber que le dieron los mejores padres que podían haber escogido. Por eso es que le agradezco desde el fondo de mi corazón, y quiero que sepa que sé que serán hombres que sabrán honrar esta distinción que hoy usted le ha entregado.

Muchísimas gracias.

Asistentes [aplausos]

Presidente Chávez ¡Bravooo! Así se habla, con dignidad, con coraje. Qué orgullo debe sentir Fernando allá donde está, de ti Rosa Aurora, de ustedes madre, esposa, mujeres, de sus hijos.

Ustedes saben que alguno de nosotros de los que estamos aquí hemos estado en prisión, yo estuve apenas 2 años y un poco más, ustedes lo han dicho pero no está de más que uno lo lance desde el corazón. En verdad, presos, secuestrados como Fernando, como Antonio, como René, como Ramón, como Gerardo, como los presos que fuimos nosotros, algunos, nunca nos sentimos presos, nunca, yo recuerdo mis dos años de prisión, fueron dos años de escuela, de forja, y si hubiesen sido 20, igual, 20 años de escuela, 20 años de forja, y uno encerrado se siente, yo me sentía en Yare mucho más libres que en el Cuartel Páez, cuando era comandante del Batallón de Paracaidistas, libre, de ser lo que uno es, y no de andar simulando, actuando a medias, como uno se veía obligado a actuar a veces con doble cara.

Bueno, éramos militares y al mismo tiempo en la madrugada reuniones revolucionarias con Alí por allá, una vez yo dejé esperando a Alí no sé cuántas horas, se comió 20 helados allá donde llaman, o llamaban Big Low Center, allá en una heladería, por allá nos veíamos nosotros, eso era madrugada, a veces llevaba yo mi mujer y mis hijos, y les daba algo para que fueran allá a los carritos chocones, a la montaña rusa, y nosotros cuadrando las operaciones; era una doble vida pues.

¡Ahhh, por fin rompimos las cadenas!

Entonces realmente es así, un revolucionario como ellos no se sienten presos, claro que eso no significan que van a seguir ahí, no, nosotros aquí creemos que si es que tenían que pasar por ahí para demostrar lo que han demostrado, y para darnos más fuerza en la batalla contra el imperio, ya cumplieron con ese papel, y ahora los queremos en las calles de Cuba, en las calles de Venezuela, junto a los pueblos.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez En esta nueva etapa en la que hemos entrado de ofensiva revolucionaria, unitaria.

Y tengo mucha fe, en que lo vamos a lograr, y ¿qué nos dice Isabel? Ella es hermana de Gerardo, Isabel Hernández Nordelo, si tiene algo que decirnos también, las hermanas también hablan, mujeres.

Hermana de Gerardo Hernández, Isabel Hernández Nordelo Bueno, creo que después de haber oído ya a casi todos los familiares, porque me toco ser la última.

Solo me queda ratificar esas palabras suyas ahora en estos momentos, y recordarle a todos los amigos solidarios como nos dijo nuestro Presidente de la Asamblea, que nos ayuden a romper el muro, ese muro que tenemos en Estados Unidos, la desinformación, pero no sólo eso, sino también llevar a cada rincón del mundo, para que conozcan la verdad de nuestros hermanos, de esos hermanos que ya ustedes han oído, como se les ha hablado aquí de sus sentimientos, de sus valores, de su dignidad y que por eso, este gran Presidente, le fue otorgado esta mención a los hermanos.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Muchas gracias Isabel, Isabel Hernández Nordelo, hermana de Gerardo.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Bien, madres, hermanas, esposas, camaradas, compañeros, Alarconde Quesada, señor Embajador, querido compañero, compañeras, compañeros, ha sido una bonita, un bonito encuentro este. Más bonito será cuando aquí mismo o no sé dónde aquí en Venezuela, en esta patria que es la misma cubana, nos demos un abrazo y oigamos las reflexiones y las palabras, directamente, de esos cinco héroes que serán liberados de las cadenas del imperio.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Será más bonito el encuentro todavía. Mientras tanto, lo que nos queda es seguir, como dijo Bolívar: Luchando con perseverancia, constancia, sabiduría, voluntad, por su liberación y por la liberación plena de nuestros pueblos; por romper todos esos muros, tumbarlos, romper las alambradas, desalambrar, desalambrar como dice el cantor, desalambrar; lograr la justicia plena que es el único camino a la paz plena. Y eso sólo podremos lograrlo por el camino del socialismo.

De allí la necesidad, de seguir fortaleciendo la conciencia socialista, fortaleciendo el poder popular la fuerza popular, la fuerza social, los motores del alma individual y del alma colectiva, para impulsar la Revolución venezolana, la revolución cubana, nuestro socialismo, cada uno con sus características, sus peculiaridades, pero somos revoluciones hermanas.

Bueno para ser más justos, habría que decir que la Revolución Bolivariana no es hermana, es hija de la gran revolución cubana.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Somos los hijos de Fidel, del Che, de Camilo, de Haydée Santamaría, de Raúl; aquí estamos sus hijos, los hijos de Bolívar, los hijos de Martí, humildes pero dispuestos a ser cada día más libres y a que nuestras patrias sean cada día más grandes.

Un preso, en una época dijo: Condenadme qué importa, la historia me absolverá.

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Hoy Fidel, decimos contigo, decimos contigo y con ustedes muchachos Fernando, Antonio, René, Ramón, Gerardo; con ustedes madres, hermanas, hijas, hijos, esposas, secuestradlos que importa, nuestros pueblos los liberarán y la historia los absolverá.

¡Patria, socialismo o muerte! ¡Nosotros venceremos!

Asistentes [aplausos].

Presidente Chávez Hasta la vista Fidel, hasta la victoria siempre.

Asistentes [aplausos].

[Interpretación musical]